31.5 C
Paraná
martes, noviembre 12, 2019
  • Policiales
Más

    Los hermanos Siboldi cumplirán la domiciliaria en Paraná

    La jueza de Garantías N°1, Marina Barbagelata, resolvió este miércoles que los hermanos Brian Exequiel y Alexis Siboldi cumplan en una vivienda de Paraná el arresto domiciliario que la propia jueza dictó en la audiencia que se realizó el lunes 26 de agosto, cuando morigeró para ambos imputados la prisión preventiva que venían cumpliendo en la Unidad Penal N°1 de Paraná.

     

    La medida no pudo cumplirse porque la defensa dio marcha atrás con el acuerdo logrado con Fiscalía en virtud de asegurar la integridad de sus representados. También influyeron sendas manifestaciones de vecinos de María Grande y Viale, dos localidades elegidas por Fiscalía y defensa, en las que la familia de los imputados alquiló viviendas para que se cumpla allí la resolución.

    La jueza resolvió que la medida se cumpla en el nuevo domicilio aportado por la defensa, y decidió, para que se cumpla con el objetivo de la medida, que se disponga una custodia policial de 24 horas los siete días de la semana, en un lugar que la Policía designe como el más apropiado para que se cumpla la medida.

    También dispuso que la comisaría de la jurisdicción realice tres visitas diarias, en horarios aleatorios, para corroborar la presencia de los imputados en el domicilio. Los hermanos están imputados, junto a su padre Oscar Siboldi, como coautores del Triple crimen de Bajada Grande, ocurrido el 25 de mayo en la casa en la que Siboldi padre cumplía arresto domiciliario por el crimen de Brian Farías, ocurrido el 9 de junio de 2018.

    Barbagelata fue intransigente ante un nuevo planteo de la querella, a cargo de Franco Azziani, que se opuso a que la medida se efectivice en función de que sostuvo que los riesgos procesales están vigentes y hay que velar que los testigos puedan declarar en el juicio, libres de presiones.

    Azziani resaltó que no cuestionaba el domicilio donde se cumpliría la medida, sino la medida misma. Señaló que el nuevo domicilio está a diez cuadras de la concubina de una de las víctimas e hizo hincapié en que se debe velar para que los testigos lleguen a declarar al juicio, libres de presiones.

    La defensa, a cargo de Alberto Salvatelli y Natalia Salvatelli Cardozo, defendió el acuerdo al que arribaron con la fiscal Patricia Yedro, señalando que la nueva vivienda está en un barrio al que se accede  caminando y donde los vecinos son familiares de los imputados. También indicaron que la casa está a siete kilómetros del lugar del hecho.

     

    Triple crimen: este viernes resuelven dónde cumplirán arresto los hermanos Siboldi

     

    Lo más leído