Galería, Paraná, Policiales

Confirmaron sentencia de primera instancia por muerte de Ofelia Kessel

La Cámara de Casación Penal de Paraná resolvió confirmar en todos sus términos la sentencia del Tribunal de Juicio que en diciembre de 2018 condenó al conductor del auto que arrolló y mató a Ofelia Kessel, que tenía 68 años, y absolvió al acompañante, que fue acusado de encubrimiento. El juicio se realizó nueve años después del grave siniestro vial.

 

coordinacion@eldiario.com.ar

 

La Cámara de Casación Penal de Paraná dio a conocer este martes la resolución mediante la cual confirmó en todos sus términos la sentencia del Tribunal de Juicio y Apelaciones de Paraná, integrado por Gervasio Labriola, Alejandro Grippo y Gustavo Maldonado, que por unanimidad resolvió, el martes 11 de diciembre de 2018, condenar a Victorio Ríos a la pena de tres años y ocho meses de prisión por el siniestro vial ocurrido el 10 de febrero de 2010 en calle Blas Parera y Antonio Crespo, cuando fue arrollada la enfermera Ofelia Kessel, que tenía 68 años. En la misma sentencia, el Tribunal decidió absolver a Sebastián Suarez, por prescripción de la acción penal.

 

Confirmación

 

Al término de la lectura de la resolución de la Cámara, el querellante Guillermo Vartorelli, que representó al hijo de la víctima, manifestó a El Diario que “el resultado del recurso de casación que interpusieron ante la Cámara la querella y la defensa, en pocas palabras confirmó en todos sus términos la sentencia del Tribunal de Juicio, es decir que se mantiene la pena que se le había impuesto de tres años y ocho meses de prisión efectiva y se rechaza el pedido de esta querella, de recaratular el hecho como Homicidio con dolo eventual y al mismo tiempo confirma la absolución del coimputado por Encubrimiento simple, por el que fue acusado Sebastián Suárez. En pocas palabras lo que hace Casación es señalar que la sentencia que dictó el Tribunal de Juicio era perfectamente ajustada a Derecho”.

 

Serie

 

Vartorelli manifestó su conformidad con la resolución, aunque esperaba que se acogiera el pedido de recaratular la causa: “Estamos conformes, si bien teníamos una visión más dramática de cómo fue el hecho porque algunas pautas nos indicaban que no se trató de una simple culpa sino que estábamos ante una serie de culpas concatenadas, que elevaron el riesgo por parte de Ríos al producir el siniestro” y enumeró que “iba a alta velocidad; traspasó una hileras de coches en una zona prohibida, violando la doble línea amarilla; aceleró en una bocacalle donde estaban detenidos una serie de coches; produce el impacto y no obstante eso se retiró del lugar raudamente. Por eso entendíamos que eran muchas las secuencias de graves conductas que tuvo Ríos, que lo acercaban más al homicidio con dolo eventual. De todos modos no podemos decir que fue ilógica (la sentencia); tenemos que analizar de todas maneras la sentencia de Casación, pero en principio confirma las conclusiones del Tribunal de Juicio”.

 

Demora

 

Respecto de las demoras en la celebración del debate, con todas las consecuencias que conlleva a la hora de producir la prueba, el querellante destacó que “el hecho quedó rotundamente probado en cuanto a la autoría; no quedó ninguna duda gracias al accionar rápido de la Policía de Entre Ríos y al juez de instrucción de aquel entonces, que de manera muy eficaz consiguió colectar las pruebas del hecho y dar con el responsable, de quien el primer día no se sabía quién era porque había huido, sin embargo se llegó al autor”.

Respecto a los próximos pasos a seguir, Vartorelli precisó que “queda solamente en la provincia la Impugnación Extraordinaria, no sé si los defensores acudirán”, y fue cauteloso al analizar que se trata de “un recurso muy delicado, con muchas dificultades para que proceda”.

 

 

Las penas

 

Victorio Ríos fue condenado a la pena de tres años y ocho meses de prisión efectiva por su responsabilidad en el siniestro vial en el que murió Kessel.

Se le imputó el delito de Homicidio imprudente agravado por la conducción imprudente y antirreglamentaria de un vehículo automotor.

Suarez, que fue imputado del delito de Encubrimiento simple, por tratar de ocultar el hecho, fue absuelto por prescripción de la acción penal.

En el debate, el Tribunal de Juicio y Apelaciones entendió que la dinámica del accidente en el que falleció Kessel tras ser arrollada por el Fiat 147 verde claro que conducía Ríos, acompañado por Suarez, fue la que postularon la fiscal coordinadora, Mónica Carmona, y el querellante.

Ofelia Kessel tenía 68 años. El siniestro vial ocurrió el 10 de febrero de 2010 en calle Blas Parera y Antonio Crespo.