Le petit pisant, la placita de las fantasías robadas

Sin Le petit pisant, con la locomotora Pastora literalmente destruida, desvencijada, con juegos de distintas generaciones no siempre en óptimas condiciones, la rotonda con la que termina la costanera baja, antes de remontar Los Vascos o tomar por Estrada hacia Puerto Viejo, el Parque Varisco o Bajada Grande, ofrece la postal típica del abandono.   … Sigue leyendo Le petit pisant, la placita de las fantasías robadas