15.6 C
Paraná
domingo, octubre 20, 2019
  • Política
  • Economía
  • Sociedad
Más

    Laferriere señaló que es una crisis autogenerada que no puede sorprender

    “Son medidas limitadas y muy tardías”, contestó el economista y docente universitario Luis Lafferriere cuando desde EL DIARIO se le solicitó una apreciación de las medidas del gobierno nacional en lo referente a las restricciones sobre el dólar.

     

    Redacción El Diario | coordinacion@eldiario.com.ar

     

    En rigor antes que valorar las medidas de gobierno, Luis Lafferriere se ocupó de caracterizar la situación que se presenta actualmente en el país como algo que “iba a ocurrir indefectiblemente, sólo que no se sabía en qué momento. Y, con las PASO se dio una situación de manera irreversible”.

    El economista analizó que sin dudas, iba a producirse esta situación en tanto “se estaban entregando a mano abierta, los dólares que no teníamos y se conseguían dólares para seguir entregando a los compradores. En algún momento se iba a cortar porque el país no estaba en condiciones de generar de manera genuina dólares para abastecer semejante saqueo”, indicó.

    Puntualizó que por ciertos elementos que caracterizan a la economía argentina, no era factible abastecer de los dólares que demandan por un lado las importaciones, algo que el gobierno promovió cada vez más en reemplazo de la producción nacional, y además, abastecer de divisas a las explotaciones extranjeras que son las que más ganan, las que más facturan en la Argentina y se llevan las ganancias afuera. Además, a los especuladores financieros que vinieron con elevadas tasas a ganar en pesos, pero luego, llevarse dólares”.

    Aseguró que a esa situación, “el país no puede sostenerla” a lo que sumó que “los únicos que podían generar en forma genuina dólares son los exportadores y se les dio la libertad que dejen las divisas afuera”.

    Después de las PASO, las reservas bajaron alrededor de 12 mil millones de dólares. “Recién ahora el gobierno va a tomar la medida de que los exportadores liquiden inmediatamente las ventas. Este año vivimos una cosecha extraordinaria y esa plata sigue afuera. Ahora la obligación es para las nuevas exportaciones”, aclaró. No obstante los señalamientos, dijo que “la decisión está bien porque los exportadores tienen que liquidar divisa, si no de dónde vamos a sacarlas, pero también hay que limitar a los que se la llevan”.

    Caracterizado el panorama, solo faltaba definirlo: “una crisis absolutamente autogenerada que sabían que no podía sostenerse porque no alcanzaban las divisas y que produjo un endeudamiento masivo e irresponsable”. Es que “cuando ya el año pasado no se pudo sostener ningún tipo de endeudamiento -un default en realidad-, vino la ayuda artificial del Fondo Monetario, con el único objetivo de mantener la misma política”.

    Para Lafferriere lo que se ha hecho hasta ahora “es una locura, algo que estaba cantado, con el único objetivo de alimentar la fuga de divisas y el saqueo de capitales”.

    Planteó: “Si la Argentina ingresa dólares de los exportadores y se les da facilidad para que los dejen afuera, quién va a poner los dólares para que se los lleven los saqueadores. En la historia de nuestro país nunca se pudo mantener por mucho tiempo una política de libertad absoluta. Lo hizo la dictadura, lo hizo Menem hasta que explotó con De la Rua, y así, del mismo modo, salvo en períodos excepcionales como la gestión de (Néstor) Kirchner cundo teníamos tantas exportaciones y tan altos los precios internacionales. Pero, cambió con la crisis de 2009”, apuntó.

     

    TIEMPOS. Opinó que a partir de las PASO, “esa crisis que aparecía como inevitable se aceleró”. En cuanto a las medidas tomadas, no advirtió un cambio estructural y en cambio señaló un “juego de presiones”, por parte de quienes “le quieren generar un fuerte condicionamiento al próximo gobierno”.

    “Las medidas son tardías porque ya han saqueado prácticamente todo”, dijo a EL DIARIO. En ese sentido, consideró que “debía haberse frenado la libertad absoluta de llevarse los capitales afuera” y recordó que “con la Dictadura, con (Alfredo) Martínez de Hoz, la reforma de entidades financieras dejó libertad para generar las condiciones que dieron inicio a la fuga de capitales que se da periódicamente (desde entonces a la actualidad) hasta que se acaban las divisas. Luego, vuelven, pero es insostenible. La solución es que el Banco Central administre las divisas en el país para lo que se necesite, para determinadas operaciones, y a un determinado valor”, sostuvo.

    El economista dijo que la crisis es “absolutamente autogenerada” y que produjo un endeudamiento “masivo e irresponsable”.

    Estimó que las medidas pueden atemperar por ahora el valor de la divisa pero no hay cambios de fondo, por lo que no descartó que finalmente, la escasez de moneda extranjera incida en el aumento de la cotización, lo que impactaría en la inflación y en el poder adquisitivo de la gente.

    En otro orden, consideró “otra bomba”, la situación de “la deuda del Banco Central por las Lelics y los pases de activos que con la tasa de interés que tenemos ahora, le dan a los bancos una ganancia de más de un billón de pesos”.

    Insistió en que “son muchos los actores que presionan” y expresó el deseo “que no haya tanta malicia de este gobierno y poder de presión de los especuladores para ponerle un condicionamiento muy fuerte al futuro gobierno”.

    TRES MESES. “De acá a diciembre la situación va a ser gravísima porque es como si te atropella un camión y en lugar de venir una ambulancia y un médico a atenderte, te dan una curita”, graficó el panorama de los próximos meses el economista.

    Por un lado interpretó que “las medidas no sirven para nada” y por otro, habló de “situaciones agazapadas” como por ejemplo, el aplazamiento del aumento de gas, que deberá pagarse luego de las elecciones.

    En cuanto a las Pymes, “por más que le digan que le refinancian deudas, no tienen posibilidades de sobrevivir a esta crisis con el costo elevado de intereses y un mercado interno que no cambió sus condiciones”.
    A juicio de Lafferriere, “todo lo que ha pasado con el gobierno hasta ahora no ha sido ninguna sorpresa, no fue ningún error; fue lo que buscó el gobierno. De acá a diciembre –vaticinó- va a ser muy duro y después va a depender”.

     

    El verdadero test del mercado se dará este martes

    Lo más leído