8 C
Paraná
martes, julio 7, 2020
  • Entre Ríos
  • Policiales
  • Política
  • Sociedad
Más

    La Justicia confirmó procesamientos en causa por violaciones en rituales

    El juez de Transición Nº 2, Gustavo Maldonado, confirmó este martes la información que El Diario publicó en su edición del domingo 25 de agosto. Se trata del procesamiento de 11 personas sospechadas de violar a un niño y una niña, y abusar de otra más chica, en supuestos rituales en Oro Verde. El juez sostuvo que se trata de “hechos realmente muy graves que conmocionan de leerlos”.

     

    Redacción El Diario | [email protected]

     

    La investigación que cobró impulso por el trabajo de la fiscal Laura Cattaneo tuvo este martes un fuerte respaldo. Se trata de la confirmación por parte del juez de Transición Nº 2, Gustavo Maldonado, del procesamiento de 11 personas que podrían estar vinculadas con los graves hechos que se investigan por supuestas violaciones en rituales en Oro Verde, la localidad ubicada a diez kilómetros de Paraná.

    La causa había perdido fuerza puesto que en un principio se investigaba un hecho que fue “minimizado” por los funcionarios judiciales que iniciaron la investigación, porque según precisaron fuentes judiciales consultadas por El Diario, “se trataba de un abuso a un nene, en una oportunidad”, pero a partir de volver a ver las Cámaras Gesell que se realizaron a las supuestas víctimas, el hecho pasó de ser un abuso en el seno familiar materno a una serie de “abusos intrafamiliar ampliado” a terceros, en rituales en los que “había drogas, bebidas alcohólicas y los participantes se desnudaban y bailan en círculos”.

    Durante el proceso quedó desvinculada la abuela de los niños por inimputabilidad. Los presuntos abusos también habrían ocurrido en una vivienda de Paraná.

     

    Maldonado y Cattaneo dialogaron con los periodistas en Tribunales. Foto Sergio Ruiz.

    Conmoción

    A raíz de la gravedad de los hechos que se investigan, Maldonado y Cattaneo dialogaron este martes con medios locales.

    El juez sostuvo que se trata de “hechos realmente muy graves que conmocionan de leerlos. Tuve una investigación prolongada que, gracias al sistema viejo, uno puede recolectar todas las pruebas y la fiscal reformular varios hechos e identificar a otros posibles autores”.

    También aclaró que “el procesamiento es un juicio provisorio, son personas sospechadas, no está firme; en esta clase de hechos primero tengo en cuenta los informes científicos, pericias médicas y psicológicas, el entorno familiar que siempre es muy importante, y los dichos de las propias víctimas, que en este caso son las Cámara Gesell, que les doy mucha importancia porque se la se toma inmediatamente de conocido el hecho”.

     

    Corroborar

    El juez destacó que “en este caso, a partir de que pasaron algunos años, los chicos tuvieron edad para declarar en el Juzgado. Se pudieron verificar muchas de sus declaraciones, se ampliaron, se identificaron otros autores y la particularidad que tuvo esta causa es que las víctimas fueron a su  vez testigos, porque es un entorno familiar; ellos corroboraban o realzaban el testimonio dado por sus hermanos, que fue una cuestión que para mí, con los años que tengo acá, es bastante particular, porque habitualmente la víctima está en solitario y en este caso las víctimas eran hermanos”.

    En este sentido agregó que “incluso la más chica de las víctimas, que tenía muy poca edad, también con el estigma de lo que pasaron sus hermanos mayores”, y se excusó de dar “detalles y nombres”.

    Maldonado precisó que “cuando la fiscal reformula lo hace por todos los hechos, o sea que tuve de entrada diez imputados y en el transcurso, ya a lo último, localizamos uno más; entonces dicté 11 procesamientos. Hay dos personas que se están investigando, no sé si vamos a lograr dar con ellos, pero hay dos sospechosos más que podrían llegar a sumarse, no en este momento porque ya tengo definida la situación procesal”.

    Se trataría de dos hombres a los que los niños mencionaron por sus apodos. El juez informó que la causa se sustancia por “los delitos de Abuso sexual simple, Abuso sexual con acceso carnal, Corrupción de menores y promoción de la prostitución, genéricamente son esos”, aclarando que “hay grados de participación, autores principales y coautores”.

     

    Etapa

    Maldonado señaló que la “causa está en la etapa  en la que se pueden presentar las apelaciones, no ha vencido todavía”.

    El Diario supo extraoficialmente que al menos seis de los imputados apelarán el procesamiento. El juez confirmó otra información que brindó a El Diario.

    Afirmó que se trata de “personas que tienen diversas actividades en Paraná y Oro Verde” y adelantó que las penas que corresponden a los delitos imputados “son muy altas, muy altas”.

     

    Impulso

    Por su parte, Cattaneo indicó que en la investigación están involucrados como sospechosos “un grupo familiar y personas que no son de la familia”, añadiendo que “la denuncia la hace el padre”.

    La fiscal expresó que “la investigación en un primer momento, la acusación o el requerimiento fiscal, apuntó a una parte de los hechos y a una parte de los intervinientes, con posterioridad los chicos siguieron hablando, porque no dieron toda la información de inmediato, entonces el grupo familiar que sí los acompañó en esta instancia, que es el del padre, amplió las denuncias, y particularmente lo que surgió de lo que contaron los menores al momento de hacer la Cámara Gesell, que fue posterior a ese primer requerimiento; es entonces que a partir de esa primera información que se fue contando, que los chicos pudieron ir relatando lo que vivieron, lo que me llevó a que reformule la imputación, la amplíe objetivamente en cuanto a los hechos que comprendía y subjetivamente en cuanto a la cantidad de personas”.

     

    Ritual

    Cattaneo, al igual que el juez, descartó que haya nuevas imputaciones: “A esta altura de la investigación no”, y aclaró, “porque los chicos ya son mayores, en calidad de mayores parte de ellos han venido a ratificar lo que dijeron en su momento, dado la cantidad de tiempo que pasó, y en ningún momento surge que siquiera hayan continuado los hechos, por lo que no hay posibilidades que se amplíe a otras personas de las que ya hablaron”.

    Consultada sobre si los abusos que se investigan se habrían cometido en el contexto de algún tipo de ritual, la fiscal señaló: “Se sospecha por la modalidad delictiva, pero no lo podemos afirmar, en el requerimiento puse que había una suerte de rito por la modalidad en la que se llevaron a cabo los hechos”.

     

    Dictaron el procesamiento a sospechosos  de violar a dos chicos durante rituales

     

    Lo más leído