8 C
Paraná
martes, julio 7, 2020
  • Policiales
  • Sociedad
Más

    Pedirán unificar en un juicio las cuatro muertes imputadas al Negro Siboldi

    Oscar Siboldi continuará con prisión preventiva en la Unidad Penal Nº1 hasta que se realice el juicio por el crimen de Braian Farías y por las víctimas del triple crimen de Bajada Grande. Fiscalía adelantó que pedirá que se lo juzgue por los dos violentos hechos en un solo debate, a realizarse el 13 de noviembre.

     

    Redacción El Diario | [email protected]

     

    La jueza de Garantías Nº 1, Marina Barbagelata, resolvió este lunes prorrogar la prisión preventiva de Oscar Siboldi, alias Negro, en la Unidad Penal

    Nº 1 de Paraná, y morigerar la de sus hijos Alexis Maximiliano y Brian Exequiel Siboldi, en la modalidad de arresto domiciliario con tobillera electrónica.

    A pesar que se trató de una audiencia de prórroga de medidas de coerción de las tantas que se realizan, este lunes se conocieron importantes novedades.

    En la audiencia del lunes se morigeró la prisión preventiva a los hijos de Siboldi. Foto El Diario.

    La fiscal Patricia Yedro recordó que la causa por el crimen de Brian Francisco Farías, de 21 años, y las heridas que recibió Carlos Elías Sánchez, de 45 años, en un hecho ocurrido el sábado 9 de junio de 2018, a la una, en calle Ituzaingó y Colombia, en Paraná, en la que está imputado Oscar Siboldi, tiene fecha de debate: el 13 de noviembre.

    Este lunes 26 de agosto adelantó que le solicitará al juez competente que el legajo por el crimen de Farías y el legajo del triple crimen de Bajada Grande, ocurrido el sábado 25 de mayo alrededor de las 4, en una casa en la que Siboldi cumplía arresto domiciliario sin tobillera electrónica por el crimen de Farías, en el que fueron asesinados con disparos en la cabeza Miguel Aguirre, de 35 años, y los hermanos Luciano Álvarez, de 37 años, y Leonardo Martín Álvarez, de 29 años, se diriman en un solo juicio a realizarse el 13 de noviembre.

    En las afueras de Tribunales se manifestaron los familiares de las víctimas del triple crimen. Foto El Diario.

    La audiencia de este lunes fue un deja vú de la que se realizó el 11 de julio durante la feria judicial, ante la jueza de Garantías N°5, Elisa Zilli, que en aquella oportunidad decidió rechazar el acuerdo al que habían arribado Yedro, que aquella mañana fue subrogada por el fiscal Martín Wasinger, y la defensa de Siboldi padre, a cargo de Alberto Salvatelli, y la de los hijos, a cargo de Natalia Salvatelli Cardozo, consistente en que Alexis Maximiliano y Brian Exequiel Siboldi, cumplan la prisión preventiva en la modalidad de arresto domiciliario en el contexto de la investigación del triple crimen de Bajada Grande.

    Zilli, hizo lugar al pedido de la querella, a cargo de Franco Azziani Cánepa y Andrés Bacigalupo, que se opusieron en función de considerar que se encontraban vigentes los riesgos procesales de peligro de fuga y entorpecimiento de la investigación.

    Poco menos de un mes y medio después de aquella audiencia y con la investigación casi agotada –Yedro precisó que sólo restan realizar dos pericias, una de sangre de las víctimas y otra a los celulares de los imputados-, Barbagelata decidió morigerar el encierro preventivo en relación a la situación de los hermanos.

    La jueza consideró que no se configuraba el riesgo procesal del peligro de fuga, si bien la querella argumentó que los hermanos estuvieron prófugos al menos por 24 horas, puesto que uno se entregó voluntariamente y el otro fue detenido en la casa de la madre; e hizo un análisis del peligro de entorpecimiento de la investigación, que la querella fundó principalmente en el temor de los vecinos a dar información y declarar en el debate.

    En este sentido, consideró que el arresto domiciliario en una localidad de Paraná Campaña aventará aquel temor de los testigos, puesto que ante cualquier incumplimiento se podrá conjurar con tiempo.

    Salvatelli cuestionó que en el transcurso de la investigación de realizaron 17 entrevistas informales con testigos del hecho y las defensas no fueron informadas de ninguna.

    Yedro aclaró que la mayoría se realizó a las dos horas en el lugar del hecho y que solo algunos fueron convocados a Fiscalía, y agregó que solo una testigo fue entrevistada, pero sostuvo que la defensa estaba al tanto.

    Se trató de la mujer que sería el motivo de la discusión que tuvo un hijo de Siboldi con Aguirre, desencadenándose posteriormente, en palabras de Barbagelata, “un infierno en esa casa”.

    La defensa también criticó que los testigos declararon en sede policial “en condiciones lamentables”, en relación a que estaban “alcoholizados y drogados”, lo que consta en las actas. En este sentido, señalaron que a las víctimas se les detectaron elevados porcentajes de alcohol en sangre y dieron positivo al análisis de cocaína, por lo que es posible pensar que quienes estaban en la casa también estaban en las mismas condiciones.

    Familiares reclamando en Tribunales. Foto El Diario.

    Reclamo

    En la explanada de ingreso a los Tribunales de Paraná, familiares de las víctimas del triple crimen se expresaron con carteles exigiendo justicia para sus seres queridos. Al término de la audiencia y tras entrevistarse con sus representantes legales se retiraron, no sin antes intentar cruzar a los imputados que serían trasladados nuevamente al penal, puesto que los hermanos seguirán allí hasta que haya tobilleras disponibles y se realice el informe de la vivienda en la que cumplirán el arresto domiciliario.

    Triple crimen: los hermanos Siboldi no dispararon armas de fuego

    Lo más leído