Home, Paraná, Sociedad

Colectivos: hay tregua hasta el 5 de septiembre

El descuento de los días de paro podría encender otra vez la mecha del conflicto del transporte. UTA ya adelantó que no aceptará que no se paguen esas jornadas, durante las cuales los choferes no trabajaron.

 

coordinacion@eldiario.com.ar

 

El paro de colectivos que dejó sin servicio de transporte a la ciudad durante 15 días tuvo una solución que no es definitiva. Los choferes decidieron levantar la medida de fuerza tras cobrar las sumas adeudadas (con el adelanto de subsidios de parte de la Provincia de 12 millones de pesos) pero con la advertencia de que volverían a la protesta el cuarto día hábil de septiembre si para entonces no se abona en tiempo y forma el salario de agosto.

Pero otra situación que podría acrecentar el conflicto es que si las empresas (Mariano Moreno y ERSA, integrantes de la UTE Buses Paraná Agrupación) deciden descontar los días no trabajados durante este mes a causa de la huelga. La UTA ya adelantó que no aceptará que no se pague esas jornadas mientras que los empresarios sostienen que “día no trabajado es día que no se paga”. Y se fundamentan en una sentencia del Superior Tribunal de Justicia que avaló los descuentos ordenados por el gobernador Gustavo Bordet a los docentes durante un paro.

“No es lo mismo —argumentan desde UTA— Los maestros reclamaban un aumento de sueldo y nosotros, el pago de salarios”. Paralelamente, las empresas aseguran que no podrán hacer frente a la totalidad de los sueldos porque durante medio mes no tuvieron recaudación.

Muy similar es el pensamiento del secretario de Trabajo de Entre Ríos, Fernando Quinodoz: “Sobre los descuentos de los días no trabajados hay que hacer ciertas consideraciones jurídicas. El principio general es que los días no trabajados pueden descontarse de los sueldos. Pero, como todo principio general, tiene excepciones. Y una de ésas es cuando el paro es imputable al empleador por cierta conducta, como el no pago de un crédito laboral”.

“Los días de paro descontados han sido producto de una medida de fuerza por el no pago del primer semestre del SAC (Sueldo Anual Complementario) que es un crédito laboral firme por ley, inclusive reconocido por el empleador, por lo que consideramos que no corresponde el descuento de los días de paro a los choferes”.

 

Defensor

 

Por su parte, el Defensor del Pueblo Adjunto de la Ciudad, Pablo Donadío, solicitó al secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad de Paraná, Ricardo Frank, se arbitren “las acciones necesarias para garantizar la transferencia de subsidios y verificar el pago de haberes correspondiente a agosto del personal” de las empresas prestadoras del servicio de colectivos urbanos. Asimismo, requirió que se controle el cumplimiento de frecuencias y horarios actuales.

La primera solicitud fue realizada por una nota elevada el jueves y se basa en la proximidad de un nuevo pago de salarios, cuestión que este mes dejó a la ciudad sin servicio durante 15 días. Con el fin de anticipar acciones, el defensor Donadío sugirió que se convoque a una reunión del Sistema Integral de Transporte Urbano (SITU), ámbito de análisis y control en el que participa la Defensoría junto a representantes de sectores involucrados en la prestación del servicio.

“De ningún modo puede repetirse la suspensión del servicio, tal como ocurrió días pasados, cuando los usuarios se vieron imposibilitados de contar con el mismo, dado que éste es responsabilidad del Estado Municipal”, expresó el defensor en la nota.

Las empresas dicen que no podrán pagar la totalidad de los sueldos porque durante medio mes no tuvieron recaudación. Foto Ricardo Holle.

 

Controles

 

Respecto al funcionamiento de los colectivos tras las medidas de fuerza, la Defensoría del Pueblo ha recibido reclamos de usuarios que dan cuenta de incumplimientos en frecuencias y horarios. Por ello, se solicitó también por nota a la Secretaría de Servicios Públicos se controle la prestación, puesto que pasajeros advierten que “no se estarían cumpliendo los horarios y el tiempo de espera ha resultado ser similar al de fines de semanas y feriados”.

 

 

El gobierno nacional giró un ATN de $5 millones para el transporte