Cultura

Proyectan “La mariposa”, en Miércoles de Cine

“La Mariposa”, un film de Philippe Muyl, es la propuesta que ofrece hoy el ciclo Miércoles de Cine del Círculo Odontológico de Paraná.

El filme es un sencillo canto a la vida a través de la peculiar relación entre el viejo Julien (Michel Serrault), un jubilado solitario y arisco cuya única pasión es la entomología y el cuidado de las exóticas especies de mariposas que él preserva en su casa, y la pequeña Elsa (Claire Bouanich), una niña solitaria que vive con una madre muy joven que no tiene mucho tiempo para su hija, por su trabajo de enfermera en horarios donde a veces la niña tiene que esperarla por horas.

El acercamiento entre Julien y Elsa es la hazaña central de “La mariposa”. Hay una balanceada dosis de humor y melancolía entre los dos, cuando Elsa se esconde en el auto del hombre al partir a una excursión a la campiña en busca de Isabela, un exótico espécimen de mariposa que solo aparece en ciertas temporadas.

Al principio la relación es borrascosa. “Los niños son como un sueño, luego crecen y se convierten en una pesadilla”, dice Julien. Observados por la cámara de Muyl en los idílicos escenarios franceses, estas dos figuras revelan sus interioridades en la búsqueda de algo tremendamente serio y delicado: el cariño entre dos seres concebido como algo puro e ideal.

El realizador hace de esta película francesa una metáfora entre la metamorfosis de las mariposas y la necesidad intrínseca a la naturaleza humana de decidirse a cambiar de vida cuando el momento y lugar justos son propicios para llevar el universo personal a otro nivel. De lírica belleza, “La mariposa” mueve profundas fibras con su sensible tratamiento de la naturaleza humana, con secuencias bellamente narradas y retratadas en armónica progresión.

Sin poder comunicarle a la madre la desaparición de su hija, el asunto adquiere otros matices ante la sociedad. “Estos entomólogos a veces resultan ser unos psicópatas”, dice el policía que los busca.

La película también juega con percepciones tradicionales sobre la niñez porque todos sabemos que los adultos creen más a los adultos que a los niños.

Philippe Muyl va mucho más allá de esas reflexiones, sin pretensiones de ofrecernos la respuesta final. Y eso es uno de los mensajes de su maravillosa película. “Las únicas preguntas realmente serias son las que hasta un niño puede formular”, decía Milan Kundera.

La cita es en el Auditorio del Círculo Odontológico de Paraná (Corrientes 218), a las 20.45, con entrada libre y gratuita.

El filme es un canto a la vida a través de la peculiar relación entre un jubilado solitario y arisco y la pequeña Elsa (Claire Bouanich), una niña solitaria.