Entre Ríos, Galería, Home, La Provincia, Política, Sociedad

Gremios estatales preocupados por la depreciación de los ingresos

Demandas, recordatorios, prudente silencio son las actitudes que se observan en las entidades gremiales que representan a los estatales en Entre Ríos ante los movimientos que se generaron en la economía luego de las PASO, y de las medidas anunciadas por el gobierno nacional.

 

Redacción El Diario | coordinación@eldiario.com.ar

 

Agmer en un pronunciamiento en el que consideró “riesgoso pretender vincular la disparada de los mercados a la voluntad de una decisión soberana”, con relación a evaluaciones del Presidente, recordó a la vez, al gobierno provincial, los acuerdos paritarios.

ATE, en tanto, ya la semana pasada solicitó al gobierno provincial un “paliativo similar” al bono de $5000 anunciado por Mauricio Macri y con el correr de los días, entiende que no se trata de reabrir la paritaria, pero dado la situación, considera que convendría generar un espacio de diálogo, como dijo Oscar Muntes a EL DIARIO.

Desde UPCN, aún no ha habido ningún tipo de manifestación pública. Frente a la situación que no dudan en calificar como delicada, estarían dándose unos días para evaluar. No descartan que en el curso de la semana o algo más desde el gobierno se generen novedades, movimientos.
En ese sentido, la semana hábil empieza con nuevo ministro de Economía en el gobierno nacional y mañana, se verán en un encuentro la mayoría de los ministros de Economía de las provincias, que ya han hecho saber su descontento cuando no rechazo a las decisiones nacionales que afectan los ingresos de las provincias.

 

EXPRESIONES. El gremio docente de la provincia se declaró en estado de alerta permanente. Difundió un cuestionamiento al  presidente Mauricio Macri por haber responsabilizado a quienes no lo votaron en las PASO por la profundización de la crisis económica que atraviesa el país. “Con la democracia no se juega, nuestra sociedad ya ha sufrido y padecido en buena parte de la historia posturas intolerantes, autoritarias, persecutorias y genocidas. Los trabajadores hemos pagado con hambre y con vidas cada una de las aventuras conservadoras y neoliberales, y sabemos muy bien dónde terminan”, indicaron desde la Comisión Directiva Central de Agmer.

Al respecto, expresaron una “profunda preocupación”, ante los acontecimientos económicos que se sucedieron durante la semana pasada, luego de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias.

“Por lo menos desde la recuperación de la Democracia jamás el resultado de un escrutinio electoral ha provocado semejantes manifestaciones discursivas de parte del Ejecutivo Nacional y varios de sus dirigentes, ni las reacciones de un mercado de rapiña. Está por demás decir que la responsabilidad de la profundización de la crisis no hay que buscarla en los vastos sectores que no votaron a la coalición gobernante, ni que la soberanía democrática la ejerce el pueblo a través del sufragio, por lo tanto inapelable y no merecedor de castigo alguno. En este sentido constituye, de mínima, riesgoso pretender vincular la disparada de los mercados a la voluntad de una decisión soberana. Y a menos que no se la haya estudiado o que se pretenda re escribir la Constitución Argentina, el gobierno deberá buscar las razones del resultado en otro lado”, remarcaron.

En un balance propio señalaron “las importaciones que diezmaron el aparato productivo, la dolarización de las tarifas que golpeó sobre las pequeñas y medianas empresas provocando el cierre sistemático de las mismas en un conteo que al día de hoy no para, el crecimiento del desempleo y aumento de la pobreza, un proceso inflacionario que no afloja y en alza”. También, que “se endeudó el país en más de 250 mil millones de dólares, un feroz ajuste fiscal en Ciencia y Tecnología, Salud y Educación, deterioro de los sectores medios y crecimiento alarmante de la marginalidad forman parte de un paisaje realista y sombrío en esta sociedad. Son elementos suficientes que ya no aguantan las espaldas de los trabajadores activos y jubilados”.

A la enumeración agregó: “Y como si no bastara ya tanto esfuerzo, ahora pretenden que de los costos de este patético jolgorio neoliberal para unos pocos nos hagamos cargo también nosotros, porque la soberanía democrática esta vez se ´equivocó´. Así que el mercado también se enfadó y en un solo día devaluó un 30 %, los mismos que no paran de fugar divisas al exterior, profundizando la disparada inflacionaria y golpeando con dureza otra vez sobre el bolsillo de los trabajadores”, remarcaron.

En consecuencia, desde Agmer reclamaron al gobierno nacional “un programa económico que permita superar esta crisis y que lo haga pensando en el pueblo, no como medidas meramente electoralistas y de campaña. Basta de represalias y represión a los trabajadores (como lo sucedido con docentes de Chubut), tampoco queremos salidas anticipadas del mandato de nadie”.
En el pronunciamiento demandaron “a todos los sectores políticos que se proceda con la responsabilidad que esta coyuntura demanda”.

Y, más adelante, “a Mauricio Macri –expresaron- le exigimos la inmediata convocatoria a Paritaria Nacional Docente, el aumento del Fondo Nacional de Incentivo y del Fondo Compensador de Desigualdades Nacionales”, añadieron.

En tanto, recordaron que en el contexto provincial el acuerdo paritario vigente estipula la cláusula de actualización automática en función de los índices inflacionarios: “Ante el agravamiento de la crisis alertamos sobre nuestra preocupación frente a la pérdida del poder adquisitivo que implica la reciente devaluación, declarando a nuestra organización sindical en estado de alerta permanente”, finalizaron.

 

LOS QUE MÁS PERDIMOS. Por el anuncio del presidente de la Nación, Mauricio Macri, de pagar un bono de 5.000 pesos a trabajadores públicos a fin de mes ante la devaluación que sufrió la moneda y la inflación que se generó que implicó la pérdida del salario, ATE solicitó al ministro de Economía entrerriano que la provincia otorgue un paliativo similar. Oscar Muntes, secretario General de ATE, incluso pidió que se inste a que dicho bono también sea otorgado a los trabajadores de los diferentes municipios entrerrianos.

Este lunes, consultado por EL DIARIO, y luego de las declaraciones del ministro Ballay, el dirigente gremial precisó que “en la coyuntura que atravesamos no pedimos reapertura de la paritaria. Simplemente pedimos un bono, un pago extraordinario frente a las circunstancias que estamos atravesando, de extrema gravedad. No pedimos abrir paritaria, pedimos no seguir perdiendo poder adquisitivo como estamos perdiendo los laburantes de la Argentina”, se quejó.

Muntes aclaró que “sabemos lo que firmamos en paritaria”, pero esto, insistió, “es algo excepcional. Explotó todo”, sintetizó y por ende los salarios se disminuyeron en 48 horas, un 30%, argumentó.

Manifestó que son conscientes de la realidad económica y de lo que pierden las provincias por las medidas económicas que tomó Macri, pero “ante esta realidad no podemos desconocer que somos los trabajadores los que más perdimos”.
Mañana en Buenos Aires se reunirán los ministros de Economía de las provincias. En tanto, hoy y mañana se ha convocado también en la Ciudad de Buenos Aires, a las conducciones nacionales de la Asociación Trabajadores del Estado y también, de la Central de Trabajadores Argentinos, donde Entre Ríos estará participando.

Muntes remarcó una y otra vez ante la consulta de El Diario que “no desconocemos esta realidad. La seguimos permanentemente, pero también decimos que los perjudicados somos siempre nosotros”. Y en este contexto, dejó planteada la conveniencia de “generar una mesa de diálogo y trabajo para hablar toda esta problemática.

 

Al margen

En el último acuerdo paritario con los gremios estatales -ATE y UPCN- que está vigente, se estableció un incremento en octubre, dado por la inflación de julio, agosto y septiembre, y otro en enero, que se regirá por la inflación de octubre, noviembre y diciembre. Igualmente, la paritaria docente acordó actualización automática trimestral para la segunda mitad del año.

En diálogo con EL DIARIO, Oscar Muntes, secretario general de ATE, expuso la preocupación por la pérdida del poder adquisitivo de empleados estatales entrerrianos.