Deportes

Último amistoso de peso para Los Pumas antes de la Copa del Mundo

En Pretoria, desde las 12.05 de Argentina, con el arbitraje del inglés Luke Pearce y la televisación de ESPN 2, Los Pumas se miden ante Sudáfrica. Dirán presentes desde el inicio los entrerrianos Javier Ortega Desio y Marcos Kremer.

El seleccionado argentino jugará su último test antes de la Copa del Mundo de rugby de Japón visitando este sábado a Sudáfrica, que acaba de consagrarse campeón del Rugby Championship precisamente venciendo a Los Pumas.

El partido se desarrollará en el Loftus Versfeld, en la ciudad de Pretoria, desde las 12.05 de Argentina, con el arbitraje del inglés Luke Pearce y televisado por ESPN 2.

La semana pasada, por la tercera fecha del Championship, los Springboks obtuvieron por primera vez el título al superar al equipo dirigido por Mario Ledesma por 46 a 13.

Este sábado, las dos formaciones serán casi diferentes con relación a ese encuentro. Seguramente con el fin de dar descanso a algunas figuras y buscar eliminar las últimas dudas que pueden tener los entrenadores antes de dar a conocer la lista definitiva de los jugadores que irán al mundial.

La Copa del Mundo es inminente y Los Pumas llegan con muchas sombras a la máxima cita tras una temporada en la cual la franquicia Jaguares, base del seleccionado, fue finalista del Super Rugby provocando, quizás, un desmedido optimismo.

La apretada derrota ante Nueva Zelanda en Vélez (16-20) en el inicio del Championship, que ratificó elogios y virtudes en Los Pumas, dejó paso a dos reveses en donde el equipo jugó mal e involucionó, cayendo en su visita a Australia (10-16) y la dura derrota ante los africanos de locales.

Sin embargo, no puede sorprender al mundo del rugby la diferencia en el nivel de juego que existe en el Super Rugby y el Championship, en donde los rivales pasan de ser franquicias a seleccionados, y Los Pumas chocaron contra esa realidad que hasta los llevó a descender al 11mo. lugar del ranking mundial.

Esa certeza es irrefutable pero no puede obrar de elemento que tape una real caída de nivel del equipo, especialmente en el scrum, que evidencia falencias que desnivelan cualquier desarrollo, tackles que carecen de contundencia, una pared defensiva que no tiene solidez y una llamativa improductividad de los tres cuartos.

El equipo luce cansado mentalmente. Todo lo realizado en el Super Rugby, la dureza del Championship y el inminente mundial pesa en la mente y el físico de todos y Mario Ledesma necesita respuestas en este último test.

Este sábado sólo Jerónimo De la Fuente, Ramiro Moyano, el paranaense Javier Ortega Desio, Pablo Matera y el concordiense Marcos Kremer jugarán en Pretoria de los que actuaron en Salta y la pareja de medios estará integrada por Joaquín Díaz Bonilla y Felipe Ezcurra, sumado al debut del centro Lucas Mensa.

Sudáfrica vive un gran momento. El empate de visita ante Nueva Zelanda (primer rival en el mundial), el cómodo triunfo ante Australia de local y la contundente victoria ante Argentina han reafirmado que los Springbooks tienen que estar en la lista de favoritos a alzar el trofeo Webb Ellis en tierra nipona.

Los Boks poseen una notable potencia física, un scrum que desnivela y fortaleza en todos los puntos, con un entrenador como Rassie Erasmus, quien llegó a principios de 2018 reemplazando a Allister Coetzee, ganando nueve cotejos de 16 y obteniendo el Championship.

Este será el último test ante un seleccionado previo al mundial, que comenzará el 20 de septiembre venidero, ya que resta un encuentro en Australia ante el Shute Shield Randwicks, un equipo del torneo de Gales del Sur, con fecha a confirmar.

Se terminan las pruebas, Ledesma sabe que la cuenta regresiva comenzó y hay que recuperar la convicción, la confianza, poner énfasis en los puntos flojos y recuperar aquello que ilusionó.