Entre Ríos, La Provincia, Política, Sociedad

El orden en las cuentas públicas es la prioridad para el presupuesto 2020

El gobernador Gustavo Bordet analizó con sus ministros las pautas para el presupuesto provincial 2020 que se enviará próximamente a la legislatura. Se ratificó el compromiso con el ordenamiento y la transparencia de las cuentas públicas, el pago de salarios, jubilaciones y la inversión social y en salud.

 

 

Junto al vicegobernador Adán Bahl, y los ministros de Economía, Hugo Ballay, de Desarrollo Social, Laura Stratta, de Salud, Sonia Velázquez, de Gobierno, Rosario Romero y de Planeamiento, Luis Benedetto, el gobernador analizó los avances en el proyecto de presupuesto que próximamente enviará a la legislatura provincial.

“Estamos recibiendo las distintas necesidades de los organismos y después vendrá la tarea nuestra con la Dirección de Presupuesto de rearmar todo eso para elevarlo como proyecto de presupuesto para el próximo año”, contó Ballay luego del encuentro con el gobernador que tuvo lugar en el Centro de Convenciones.

El titular de la cartera económica resaltó que el 2020 será “el inicio de la segunda gestión de Gustavo Bordet en la provincia y que obviamente estará enmarcado en lo que se trabajó en los cuatro años de esta primera gestión, que es el ordenamiento de las cuentas públicas y darle prioridad a los compromisos asumidos tanto en salarios y jubilaciones, con hincapié en desarrollo social y salud”.

Sin embargo, el ministro se mostró cauto al observar que “tenemos que esperar los lineamientos del presupuesto nacional porque siempre se toman los parámetros que define la Nación”.

En ese contexto, Ballay aclaró que “el 70 por ciento de los recursos que tienen las provincias provienen de coparticipación de impuestos nacionales”, y que se deben tomar “los parámetros de inflación, del tipo de cambio y del crecimiento o decrecimiento de la economía que se proyectará para el año próximo a través del Ministerio de Economía de Nación”.

Por otra parte, el ministro se refirió a las medidas adoptadas por el Presidente de la Nación esta semana y aclaró que “son beneficios que el gobierno nacional realiza pero con recursos que pertenecen a las provincias”. También contó que esta opinión es compartida por sus pares de otras jurisdicciones, incluso provincias alineadas con el gobierno Nacional como Mendoza.

“A los entrerrianos las medidas anunciadas por el gobierno nacional nos cuestan 1.100 millones de pesos aproximadamente”, lo que impacta más fuertemente en la provincia teniendo en cuenta que el acuerdo salarial de este año incluyó una cláusula de ajuste salarial. “Hoy no sabemos cuánto va a ser la inflación de este mes porque todas las estimaciones previas, a partir de esta nueva devaluación se distorsionaron”, resaltó.

Además Ballay se mostró preocupado porque con estas medidas “va a haber menos recursos para la Anses, producto de esta suspensión de los aportes patronales” y reiteró que “no son medidas económicas, ni de cambio de rumbo en la economía, sino meramente electorales y que tienen costo fiscal para todas las provincias”.

No obstante, el gobernador Bordet se comprometió a “fortalecer el cumplimiento de lo que formamos en paritaria”, ratificó. “Después analizaremos con los gremios, como lo hacemos siempre, y en el marco de lo que podamos cumplir”, precisó..

Por último, y respecto a la incertidumbre que rodea a la economía del país por estos días, el funcionario provincial aseguró que “vamos a cumplir los compromisos que asumimos” y recordó que “la prioridad absoluta es la de sostener el pago de haberes a activos y jubilados, la inversión social, especialmente la alimentaria, y la salud”. “Va a haber mayor demanda por la disminución del poder adquisitivo y gente que va a perder su trabajo”, adelantó.

También descartó que la provincia entregue algún tipo de bono dado que “son pagos en negro”, afirmó y caracterizó los anuncios del gobierno nacional como “medidas realmente aisladas, porque no hablamos de un plan económico, sino de medidas de corte electoralistas.

Por último explicó que “las modificaciones del Impuesto a las Ganancias y del Monotributo le van a significar 1.100 millones de pesos menos hasta fin de año a la provincia, de los cuales cerca de 200 millones se distribuyen con los municipios.

 

Reunión con Bahl

El gobernador Gustavo Bordet y el vicegobernador Adán Bahl analizaron el impacto en la provincia de las medidas implementadas por la Nación. Destacaron el costo fiscal que representa para las arcas de la administración provincial y la importancia de priorizar la inversión social y sanitaria.

El objetivo es mantenerlos programas alimentarios y fortalecer los servicios de salud y las obligaciones salariales, adecuando los recursos en el marco de las nuevas condiciones impuestas por las medidas anunciadas por el Presidente y la devaluación registrada esta semana.

El mandatario remarcó la necesidad de priorizar los servicios esenciales a la sociedad, profundizar el control y la mejora de la calidad del gasto público. “No queremos rifar lo que nos costó tanto conseguir”, coincidieron el gobernador y su vice en referencia a la solidez y la transparencia de las cuentas públicas. También descartaron tomar deuda para pagar gastos corrientes, más aún teniendo en cuenta la incertidumbre en torno a la tasa de interés que hay en este momento.

“Conversamos sobre lo que significan las medidas anunciadas por el presidente Macri y las adecuaciones que deberemos instrumentar desde el Estado provincial para contener a los entrerrianos que más están sufriendo el impacto de la economía”, explicó el vicegobernador Adán Bahl tras el encuentro con Bordet.