Judiciales, Paraná, Policiales, Sociedad

Condena para los hermanos González

Reconocieron ser autores de numerosos hechos y aceptaron ir a prisión.

 

Gastón Exequiel González, alias Toto, de 20 años, y Cristian Orlando González, alias Melli, de 22 años, aceptaron en un juicio abreviado, cumplir las penas de 5 años y 6 meses de prisión y cuatro años de prisión, respectivamente, por numerosos hechos cometidos contra la integridad de las personas y contra la propiedad.

Entre los más graves se encuentra la tentativa de homicidio contra un hombre y contra un policía que intervino en el hecho, atribuido a Gastón Exequiel; y un raid delictivo de tres robos en 40 minutos, endilgado a Cristian Orlando.  El juez de Garantías N°4, Mauricio Mayer, dará a conocer su decisión el 21 de agosto a las 12.

El acuerdo fue consensuado entre los fiscales Cristian Giunta y Mariano Budasoff y el defensor de ambos imputados, Javier Aiani. Comprende la revocación de sendas penas condicionales que pesaban sobre los imputados y las que surgen de los nuevos legajos, que serán de cumplimiento efectivo. Los hechos fueron cometidos entre febrero de 2018 y marzo de 2019.

A Gastón Exequiel se le imputaron seis hechos que se sustanciaron en cinco legajos. Fiscalía expuso los hechos de manera cronológica y precisó que se subsumieron en la calificación legal de Robo agravado en grado de tentativa; Hurto simple y violación de domicilio en grado de tentativa; Robo en poblado y en banda; Robo con efracción, Robo simple y Hurto en grado de tentativa; y Homicidio en grado de tentativa, en dos hechos.  A  Cristian Orlando se le endilgaron cinco hechos: Robo en poblado y en banda, en coautoría con Gastón Exequiel, un hermano de 15 años y otro joven no identificado; Hurto simple; y el raid ocurrido el 12 de marzo, cuando entre las 7.35 y las 8.10 cometió los delitos de Robo en grado de tentativa, Robo y Violación de domicilio.

El hecho más grave que se le atribuyó a Toto González ocurrió el 25 de enero de 2019, a las 20 cuando atacó e hirió con una cuchilla de carnicero a Juan Emilio Rivas, con la evidente intención de terminar con su vida, lo que no logró porque un testigo impidió que llegara a clavarle la totalidad de la cuchilla. Según reconoció, horas más tarde, alrededor de las 22, al llegar personal policial al lugar para dispersar el enfrentamiento entre las familias del lugar, González arremetió con idénticas intenciones contra el funcionario policial Maximiliano Gervasoni, a quien con la misma cuchilla asestó una puñalada en región toráxica izquierda, no logrando profundizar la misma ya que fue detenida por la victima quien resultó con una herida cortante defensiva en mano izquierda.

Toto y Melli González, durante la audiencia de ayer en Tribunales. Foto El Diario.