20 C
Paraná
domingo, diciembre 15, 2019
  • Paraná
  • Sociedad
Más

    La UTA rechazó el preventivo de crisis pedido por Buses-Paraná

    La empresa que administra el transporte urbano advierte sobre la posibilidad de despidos y suspensiones. Rige una conciliación hasta el 4 de agosto.

     

    Redacción El Diario | coordinacion@eldiario.com.ar

     

    En la reunión que se realizó este lunes en la Secretaría de Trabajo entre la concesionaria Buses-Paraná, representantes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y funcionarios municipales, los delegados gremiales plantearon el rechazo del proceso preventivo de crisis iniciado por la empresa y reclamaron el pago del medio aguinaldo que les adeudan a los trabajadores.

    Por su parte, Buses-Paraná reiteró su posición de demandar el pago de una deuda que mantiene el Municipio con ellos y advirtieron sobre la posibilidad de que se efectivicen despidos y suspensiones.

     

    RECHAZO. “En la audiencia que se llevó adelante, hemos rechazado el procedimiento preventivo de crisis que presentó la empresa como también lo rechaza la Secretaría de Trabajo. Vamos a respetar los 10 días (de conciliación) que comienzan hoy y llegan hasta el 4 de agosto así se vencen los plazos”, remarcó Sergio Groh, secretario gremial de UTA en diálogo con EL DIARIO.

    “Le pedimos a la empresa que en la brevedad cumpla con el aguinaldo que adeuda y también dejamos nuestra preocupación de que el cuarto día hábil de agosto estén depositados los sueldos”, señaló luego.

    Con respecto a la posibilidad de que la empresa concesionaria del servicio de transporte urbano realice despidos, Groh dijo que ese tema “es uno de los puntos dentro del procedimiento preventivo de crisis pero está todo rechazado. La empresa por estos diez días no podrá tomar ninguna de esas medidas y en adelante no podrá hacer suspensiones ni despidos dentro de ese marco de procedimiento porque está rechazado”.

    Colectivos: no hubo acuerdo entre las partes

    Ante la consulta de EL DIARIO sobre si se han realizado reducciones en la prestación del servicio, el gremialista confirmó esa medida por parte de la empresa: “Con respecto al servicio, hoy hubo reducciones. No andan la misma cantidad de coches que andaban hasta antes de las vacaciones de invierno. Las empresas han quitado servicios y es menor el número de unidades. Han sacado uno o dos coches por línea”.

    Señaló después que a la reunión a la cartera de Trabajo asistió el secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad, Ricardo Frank: “Tendría que haber estado el Poder Ejecutivo que puede resolver esta cuestión —opinó— Frank manifiesta que la Municipalidad le debe aproximadamente 7 millones del BEGU (Boleto Estudiantil Gratuito y Universal) y el monto correspondiente al subsidio de los $ 2,80 y que están gestionando para que se realice ese pago. Dijo también que se están haciendo controles para verificar la faltante de unidades que hay en la calle y labrar las actas correspondientes e intimar a la empresa para que presten el servicio como corresponde”.

    Finalmente, aseguró: “Cuando nos vuelvan a convocar vamos a estar, pero a partir del 4 de agosto vamos a quedar en libertad de acción. Lo único que esperamos es que las empresas cumplan con lo que tengan que cumplir que es el aguinaldo y el cuarto día hábil con el sueldo”.

     

    “Vamos a seguir hablando”, dicen desde la empresa

    Tras la reunión, el referente de la empresa Marcelo Lischet se refirió a lo charlado en la audiencia y dio un panorama de los próximos pasos que daría la firma en la capital entrerriana.

    Según Lischet “las alternativas que se están planteando es ver hacia el futuro, cuál es la solución de este conflicto. En la primera audiencia, hemos tomado conocimiento de lo que opina la Municipalidad, y también UTA. Vamos a seguir hablando durante la semana para ver qué salida le podemos encontrar a esto”.

    Consultado sobre el pago del medio aguinaldo adeudado por la empresa a los trabajadores, Lischet afirmó a Elonce TV que “en la medida que recibamos los fondos por parte de la Municipalidad, vamos a poder trasladarlo inmediatamente para completar el pago del medio aguinaldo”, resaltó el gerente de la empresa Mariano Moreno, la cual integra la Unión Transitoria de Empresas (UTE), junto a la firma ERSA. En referencia a los trascendidos sobre el retiro de coches y la reducción de frecuencias, el representante de la empresa, afirmó que “se ha tomado esta decisión para poder seguir prestando los servicios y sin afectar al personal. Lamentablemente, no tenemos otra alternativa que reducir la cantidad de unidades, porque no tenemos los medios para seguir prestando los servicios en su totalidad”, remarcó el empresario y agregó que “se quitan alrededor de cuatro o cinco unidades”. Por otra parte, se consultó a Lischet por la creciente preocupación de los trabajadores sobre la situación de la empresa y las fuentes laborales. Al respecto, sostuvo que “durante estos diez días, no se pueden tomar medidas con los trabajadores y tienen garantizada su fuente laboral. Pero después de los diez días, y si no hay acuerdo, que esperemos que se pueda dar, van a poder seguir trabajando normalmente y buscando una alternativa”, afirmó.

     

     

    Lo más leído