Deportes

Tenis: Conquista con sabor entrerriano

El chileno Nicolás Jarry, entrenado por el paranaense Walter “Wally” Grinóvero, superó al cordobés Juan Ignacio Lóndero en la final del ATP 250 de Bastad y se consagró campeón del certamen.

 

 

Jarry derrotó este domingo al cordobés Juan Ignacio Lóndero por 7-6 (7) y 6-4 en la final del ATP 250 de Bastad, frustrándole así al argentino la ocasión de ganar el segundo título de su carrera en el circuito profesional.

El trasandino, quinto preclasificado del torneo sueco, dirigido por el paranense Walter “Wally” Grinóvero, elaboró su victoria durante una hora y 30 minutos, para consagrarse por primera vez tras perder las finales de San Pablo el año pasado y Ginebra, en el curso de la actual temporada.

Lóndero, campeón este año en Córdoba, su provincia natal, ascenderá del puesto 71 al 56 en el ranking mundial por su actuación en Bastad, que se jugó sobre polvo de ladrillo con premios por 586.140 euros.

El tenista de Villa María buscaba convertirse en el tercer argentino campeón del abierto sueco después del tandilense Mariano Zabaleta, ganador en las ediciones 2003 y 2004, y el chascomunense Carlos Berlocq, consagrado en 2013.

Jarry, de 23 años, se instaló en la final de ayer luego de vencer a otro argentino en semifinales: el azuleño Federico Delbonis, al que también le faltó un paso para coronarse en el torneo de dobles de Bastad.

El campeón de la Copa Davis 2006, en pareja con el marplatense Horacio Zeballos, cayó con la dupla belga Sander Gille-Joran Vliegen por 6-7 (5), 7-5 y 10-5 en una hora y 48 minutos.

El chileno Nicolás Jarry junto a su entrenador, Walter Grinóvero y la copa, en lo más alto de Bastad.

LO QUE VIENE. Para Jarry y por ende para Grinóvero, lo próximo será el ATP de Hamburgo. Y luego, los Juegos Panamericanos en Lima.

“Nosotros en el equipo de trabajo tenemos muy en claro que lo que determina un resultado positivo o negativo no es ganar o perder, sino entender si vas bien en el camino del proceso que decidís hacer. Nosotros tenemos un proyecto con Nicolás, creemos que va a ser top ten y trabajamos para eso día a día. En el proceso están las derrotas, a las cuáles yo no las llamo así. Nosotros ganamos o aprendemos, no perdemos. Perder para mí es aprender. Y ayudarlos a ellos para que descubran su juego”, había sostenido Grinóvero, días atrás, en diálogo con EL DIARIO.

En cuanto al respaldo que le brinda al trasandino, el entrerriano sostuvo: “El tenis es simple, los deportes son simples. No tenemos que hacerlo difícil. Tenemos que darles argumentos, decirles lo que vemos, para que los jugadores luego puedan tener la habilidad para que en los momentos más difíciles actúen lo más normal posible”.

 

TRUNGELLITI CAYÓ EN LA QUALY DE GSTAAD. El tenista argentino Marco Trungelliti perdió ayer en el segundo turno de la clasificación y no estará en el cuadro principal del ATP 250 de Gstaad, Suiza, certamen que se disputará sobre polvo de ladrillo y repartirá premios por 586.140 euros.

El jugador santiagueño, ubicado en la posición 161 del ranking mundial ATP, no pudo con el italiano Gian Marco Moroni (268), quien lo batió por 6-3 y 6-2, por la segunda ronda de la qualy.

De esta manera, Trungelliti, el cuarto favorito en la clasificación, no pudo cumplir con el objetivo trazado, luego de haber superado el primer cruce, al doblegar al suizo Raphael Baltensperger, por 4-6, 6-3 y 7-5.

El máximo favorito del torneo suizo será el español Roberto Bautista Agut (13), quien sorteará la ronda inaugural y debutará directamente en la segunda vuelta ante el ganador del cruce entre su compatriota Jaume Munar (90) y el tunecino Malek Jaziri (101).

El tradicional ATP de Gstaad se disputa desde 1968 y tiene cuatro campeones argentinos. El marplatense Guillermo Vilas festejó en 1974 y 1978; mientras que los bonaerenses José Luis Clerc (1982), Martín Jaite (1990) y Gastón Gaudio (2005) se alzaron con un título cada uno.