Home, Política

La cumbre del Mercosur analizará acelerar el acuerdo con la UE

La posibilidad de aplicar mecanismos provisorios para poner en marcha cuanto antes el acuerdo de libre comercio alcanzando con la Unión Europea (UE), los avances en la negociación con el bloque del EFTA y la reducción del arancel externo común (AEC), son algunos de los temas centrales que abordará la cumbre de presidentes del Mercorsur el miércoles próximo en la ciudad de Santa Fe.

 

Durante la cumbre también se concretará el traspaso de la presidencia pro-témpore del bloque regional, que ejerce Argentina y que por orden alfabético pasará a manos de Brasil, socios de Paraguay y Uruguay en el mayor bloque comercial de América Latina.

El encuentro comenzará formalmente hoy, con la reunión del denominado Grupo de Mercado Común, de carácter técnico, en la que los funcionarios coordinadores de los países miembros buscarán pulir los temas de la agenda que abordarán los jefes de Estado dos días después.

El canciller, Jorge Faurie, y el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, adelantaron que en esta cumbre se trabajará en una alternativa de aprobación provisoria del acuerdo entre el Mercosur y la UE aún si el Parlamento de alguno de los cuatro miembros del bloque demora su tratamiento.

“La regla es que este acuerdo va a la aprobación de los cuatro parlamentos”, dijo Faurie al indicar que “para su aplicación provisoria estamos evaluando mecanismos alternativos” que se van a discutir en la cumbre de Santa Fe, la primera luego de alcanzarse el acuerdo con el bloque comunitario.

El acuerdo comercial, alcanzado a fines de junio pasado, al cabo de casi 20 años de negociaciones, también debe ser aprobado por el Parlamento europeo.

De cara al acuerdo con la UE y otros bloques, buscará avanzar en una reducción o mayor flexibilización del AEC para el ingreso de determinados productos al Mercosur, una unión aduanera imperfecta cuyo arancel máximo es del 35%, el tope fijado por la Organización Mundial del Comercio.

También se analizará la marcha de la negociación de un acuerdo comercial con la EFTA (Islandia, Noruega, Suiza y Liechtenstein), que está en una “fase avanzada”, con más de la mitad de los capítulos consensuados, indicaron fuentes oficiales.

En años recientes, tanto la Argentina como el Mercosur en su conjunto han mantenido superávits comerciales con la EFTA, a la que se ve como una fuente de inversiones directas para el desarrollo de las economías del bloque sudamericano.

En el plano político regional, la cuestión de Venezuela también estará presente durante la cumbre a raíz de la crisis política y humanitaria por la que atraviesa el país caribeño, al que se le suspendió su condición de socio pleno del Mercosur.

El martes próximo será el turno de la reunión del Consejo del Mercado Común, formado por los ministros de Relaciones Exteriores y de Economía de cuatros miembros del bloque, que terminarán de dar forma a lo que finalmente los presidentes abordarán el miércoles, en la cumbre propiamente dicha.

La cumbre de Santa Fe podría ser el marco en el que los Gobiernos de Argentina y Brasil den mayores precisiones respecto a la posibilidad de encarar un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos luego de que fracasaran gestiones en tal sentido realizadas en los años ’90 cuando también se vio frustrada la Asociación de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

La 54ª. Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur se llevará a cabo el miércoles próximo en el Centro de Convenciones Estación Belgrano de Santa Fe, con la asistencia de los presidentes Mauricio Macri, Jair Bolsonaro (Brasil), Tabaré Vázquez (Uruguay) y Mario Abdo Benítez (Paraguay).

También asistirán los mandatarios de Chile, Sebastían Piñera, y de Bolivia, Evo Morales, por tratarse de países que son socios comerciales del Mercosur.

 

Con información de Télam