24.8 C
Paraná
lunes, diciembre 9, 2019
  • Paraná
  • Deportes
  • Sociedad
Más

    Básquet: “Este equipo aún no llegó a su techo”

    Entrevista al DT campeón, Mariano Passadore.

     

    Ciclista se consagró por primera vez del Torneo Dos Orillas tras derrotar con autoridad en la final a Olimpia. El entrenador del Verde, Mariano Passadore realizó un balance de la campaña.

     

    Tras realizar una estupenda campaña, en la que finalizó primero en la fase regular y culminó invicto en condición de local, el Club Ciclista Paraná se consagró campeón del Torneo Dos Orillas 2019 “Túnel Subfluvial Raúl Uranga y Sylvestre Begnis”, obteniendo por primera vez en su historia el certamen organizado de manera conjunta por la Asociación Paranaense de Básquet (APB) y su par santafesina.

    En las instancias decisivas, el Verde ratificó todo lo hecho a lo largo del certamen y barrio la serie final al imponerse por 2-0 sobre Olimpia (en su estadio ganó el primer partido 67-45, mientras que se coronó fuera de casa al imponerse 72-61 en el segundo compromiso).

    De esta manera, la Primera de Cicli festejó su segundo título en seis meses, tras la conquista del Torneo Oficial 2018 de la APB, en el que superó en la llave definitoria a Rowing.

    A la cabeza del joven plantel está Mariano Passadore, que volvió a la institución en 2017 y rápidamente la condujo hacia los éxitos que se le venían negando.  Este medio se comunicó con el entrenador más ganador del básquet local, quien remarcó que “tanto el torneo local como éste fueron especiales. El título de la APB lo fue porque hacía mucho que no se daba (la anterior consagración había sido en 2010) y el del Dos Orillas porque fue el primero. Anteriormente me había tocado perder dos finales: en 1999 contra Gimnasia de Santa Fe, cuando se llamaba Integración, y 2009, ya con este formato, ante Almagro de Esperanza; por lo que pensaba que no iba a tener otra oportunidad, ya que es un torneo muy difícil porque Santa Fe tiene cinco o seis equipos profesionales o semiprofesionales, que se preparan para participar de otras categorías como la Liga Provincial o el Torneo Federal y mantienen el plantel a lo largo del año”.

    Sobre las finales con Olimpia, sostuvo que fueron “históricas porque por primera vez dos equipos de Paraná se enfrentaron en una final”.

    “Pensaba que los partidos iban a ser apretados –prosiguió-, pero tenía  mucha confianza en el equipo y en que pudiéramos ganar en dos partidos porque veía muy bien a los jugadores, sobre todo mentalmente, y cuando estás bien de la cabeza las jugadas fluyen más fácil. Además el grupo tiene un espíritu competitivo tremendo”.

    A la hora de destacar las virtudes que tuvo su equipo para poder gritar campeón, el DT aseguró que “a lo largo del campeonato fuimos mostrando algunos argumentos que nos posicionaron como candidatos y que supimos mantenerlos en las instancias finales. Tuvimos una gran intensidad a la hora de defender, lo que generaba que los rivales se fastidiaban ya que no los dejábamos jugar con comodidad, y fuimos veloces para correr en los contraataques. Además, fue un plantel largo y parejo, en el cual todos los jugadores aportaron lo suyo en las diferentes instancias del certamen, y que pese a la juventud supo manejar la ventaja y cerrar los partidos”.

     

    LOS PRÓXIMOS DESAFÍOS

     Pese a que Ciclista obtuvo dos títulos en seis meses, para Passadore estos éxitos no harán que el plantel se relaje. “Este es un equipo que quiere ganar todo lo que juega porque es muy competitivo. Por supuesto que hay veces que esto se da y otras que no, porque hay muy buenos equipos que tienen el mismo objetivo. Ahora buscaremos repetir el título de la APB, que es algo que el club nunca pudo lograr. Por otra parte, aún no está confirmada la participación en la Liga Provincial, lo cual deportivamente nos serviría mucho para darles salida y otro nivel de competencia a los chicos más jóvenes. Este año demostraron estar a la altura de las circunstancias (Ciclista llegó hasta los cuartos de final y fue eliminado por Racing de Gualeguaychú, que fue subcampeón) y le jugó de igual a igual a todos. Este equipo aún no llegó a su techo y le serviría mucho participar nuevamente. De todas maneras, sabemos que la cuestión económica influye mucho y participar de este certamen es costoso, por lo que los dirigentes tendrán que analizarlo bien”.

     

    LA FAMILIA VERDE

     Uno de los integrantes del plantel campeón es Enzo Passadore, hijo de Mariano. Sobre las sensaciones que le genera dirigirlo, el entrenador separó la relación afectiva con el vínculo laboral: “En el momento no me doy cuenta porque él es uno más del plantel. Enzo es muy tranquilo y eso hace que sea fácil trabajar. Además, en casa no se habla mucho de cuestiones relacionadas al equipo. Pero a veces me pasa de ponerme a pensar que estoy dirigiendo a mi hijo”.

    Del mismo modo, destacó cómo el legado y sentimiento hacia la institución se va traspasando en las distintas generaciones. “Ciclista tiene algo especial, ya que genera un importante sentido de pertenencia. Un grupo de personas que hoy son mayores trabajaron inculcando valores que se mantuvieron con el paso del tiempo y eso hace que los jugadores, cuando dejan la actividad, tomen la posta y sigan ligados al club como dirigentes o colaboradores. Hoy tenemos un plantel joven y nuestro capitán, Aitor Padilla, tiene apenas 33 años. Él lleva de la mano a los más chicos enseñándoles en camino del esfuerzo y del entrenamiento. Esas cosas hacen que los jugadores den un plus a la hora de tirarse al piso para buscar una pelota, de pelear por el compañero y de sentir la camiseta”.

    Son los títulos en Primera que ha ganado como entrenador Mariano Passadore. Con Ciclista logró seis campeonatos locales y sumó el reciente Dos Orillas. Con Olimpia, en tanto, suma otras dos estrellas de la APB. Al respecto, prefirió destacar la labor colectiva: “He tenido la suerte de dirigir a grandes equipos en distintos momentos. Quizá enumerar la cantidad de  títulos puede sonar individualista, cuando es un logro de todo un equipo de trabajo. Actualmente tengo a grandes profesionales a mi lado: como asistentes técnicos a Javier Benedetich y Pedro Ayala, quienes además son entrenadores del club; mientras que el profe Daniel Cecotti, a quien conozco desde hace mucho tiempo, está encargado de la preparación física”.

    “Tuvimos una gran intensidad a la hora de defender y fuimos veloces para correr en los contraataques”, destacó algunas de las claves de su equipo.

     

    Con información de Mirador Entre Ríos.

     

     

     

    Lo más leído