4.3 C
Paraná
jueves, julio 9, 2020
  • Paraná
  • Policiales
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    Griselda Bordeira declaró en Tribunales, tras la denuncia de Nahir Galarza por abuso

    Griselda Bordeira declaró durante una hora en los Tribunales de Paraná, en el marco de la causa judicial que se inició tras la denuncia de Nahir Galarza por supuesto abuso sexual dentro de la Unidad Penal N°6.

     

    Por permanecer en el mismo pabellón, la exfuncionaria municipal -detenida por la Causa Celis Varisco- debió declarar en calidad de testigo. Tras ser citada por el fiscal, este martes por la mañana se presentó.

    «Si esta causa se eleva a juicio, que entiendo que no hay material probatorio para ello, deberá declarar en el debate plenario», expresó Boris Cohen, abogado defensor de Bordeira, al ser consultado de la interna podría volver a declarar.

    La exfuncionaria municipal se presentó en calidad de testigo. La causa se inició luego de que la joven asesina de Fernando Pastorizzo denunciara a otra interna por abuso sexual. Foto: Ahora.

    Respecto de la situación carcelaria de Bordeira, habló de los problemas que ha tenido que atravesar. «Hemos tenido diferencias con el Servicio Penitenciario en cuanto a la situación de detención de Griselda», recordó.

    Además, señaló que «ella alternaba un régimen de 22 horas de encierro por 2 de recreación, que gracias a la intervención del Tribunal Oral Federal y la inspección ocular pudimos revertir esa situación y hoy tiene un régimen más aliviado». «Por crearle un ámbito de seguridad, se la termina perjudicando», lamentó.

    Denuncia de Nahir Galarza

    Nahir reveló al medio  Ahora el supuesto abuso dentro de la cárcel. Luego, amplió detalles en la entrevista conEl Diario de Mariana, cuando habló de su relación con una interna en particular, que podrían estar relacionados con la denuncia radicada, si bien no lo dijo específicamente.

    «Me llevo bien con todas. En mi pabellón por ahí hay problemas de convivencia, pero son normales», empezó diciendo. Aunque luego contó que pidió que la cambiaran de pabellón, por una compañera que «es lesbiana, es funcionaria, policía».

    «Durante mucho tiempo estuvo atrás mío, se me tiraba. Al principio yo pensé que estábamos jodiendo porque teníamos una muy buena relación de amigas, hacíamos todo juntas. Estamos en el mismo pabellón. Después ella se empezó a confundir y yo le aclaré que estaba todo bien, me encantaba ser su amiga, pero que a mí me gustan los chicos. Entonces se enojó y se cortó la relación».

    «Yo le pedí a la directora si me podía cambiar a un pabellón común, porque además en el de Seguridad estamos 22 horas encerradas y tenemos solo dos horas para salir al patio, a la siesta. Le pedí ver la posibilidad de que me cambiaran y estoy esperando a ver qué me contesta», señaló.

     

    Con información de Ahora.

     

    Lo más leído