Entre Ríos, Home, Judiciales, La Provincia

Una experiencia local proyectada en una iniciativa en el Congreso

El propósito del proyecto es castigar la “instigación al suicidio” con una pena agravada, en casos en los que quienes toman la decisión han sido víctimas de violencia de género. La diputada Mayda Cresto es la autora del proyecto inspirado en datos que surgen del programa de asistencia y prevención en el municipio de Concordia.

 

Redacción EL DIARIO / coordinacion@eldiario.com.ar

 

“Estamos trabajando con la Municipalidad de Concordia donde tienen desarrollado un programa de asistencia y prevención en materia de violencia de género, un programa exitoso. Del trabajo en equipo surgió este proyecto. Lo presentamos en el Congreso”. Así dio cuenta la diputada entrerriana Mayda Cresto del proyecto de ley del que es autora y por el que se trata de incorporar al Código Penal la figura de “instigación al suicidio” cuando la víctima sea una mujer y medien antecedentes de violencia de género. “Es necesario que se tenga en cuenta el riesgo de suicidio que sufren las mujeres sometidas a violencia doméstica”, remarcó la legisladora justicialista.

Concretamente, la iniciativa propone sancionar penalmente al hombre “que indujere a una mujer al suicidio o le prestare ayuda para cometerlo cuando se comprobaren antecedentes de alguna clase de violencia de género definidas en la Ley 26.485 de Protección Integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres”.

Si bien la inducción al suicidio ya se encuentra reprimida penalmente con condenas de uno a cuatro años, este proyecto propone agravar la pena cuando se trate de la instigación al suicidio a una víctima con antecedentes de violencia de género, con el estado de vulnerabilidad psicológica que implica dicha situación. En este sentido, el proyecto de ley prevé una sanción de prisión de 5 a 7 años, o sea que no es excarcelable, y se aplica no sólo cuando hay antecedentes de violencia sino cuando se comprobara que el denunciado se aprovechó de cualquier situación de riesgo o condición física o psíquica en que se encontrara la víctima, por haberse ejercido contra ella cualquiera de las modalidades de violencia.

El equipo que trabaja en el Municipio acompañó a la legisladora en la presentación en el Congreso. “Lo interesante es que ellos están trabajando en el día a día con esta problemática y sorprenden los números, la cantidad de mujeres que son víctimas de violencia de género que piensan en suicidarse e incluso, las estadísticas demuestran que más del 64% de las mujeres víctimas de violencia, han pensado aunque sea una vez en la muerte como una alternativa para salir de la situación de maltrato en la que viven”, relató la diputada a EL DIARIO.

A partir de esa información, “nos pareció muy importante que se contemplara esta figura que ya está en el Código Penal, pero con una pena agravada cuando el caso involucra a una mujer en esa condición”. Precisó que “en la actualidad, una persona que instiga a la otra al suicidio, ya sea ayudándola o alentándola para que lo haga, tiene una pena de 1 a 4 años, pero si además se demuestra que la víctima sufría violencia de género, consideramos que es una agravante a esa figura delictiva”.

Consultada acerca de la forma en que la norma se volvería operativa, explicó que “ante una tentativa de suicidio o un suicidio, la Justicia actúa de oficio. Cuando empieza a indagar, a investigar cuál fue la causa, puede ser que surja que hubo denuncias por violencia, o personas que están en conocimiento de esas situaciones, en fin, antecedentes de denuncias, o testigos, o familiares de modo que se pueda alegar o demostrar que la violencia sufrida es lo que la llevó a tomar una determinación de ese tipo”.

Ilustró con el dato de que la mayoría de los suicidios que acontecen en la provincia “son de varones, pero lo cierto es que son más las mujeres que lo intentan, sin lograrlo”. Analizó que “muchas veces hay un intento de llamar la atención más que de suicidarse”. Estimó que “las mujeres parecen querer dar señal que hay algo detrás de ese intento. Más del 80% de las mujeres víctima de violencia ha pensado suicidarse. Eso está demostrado en las estadísticas. Y el 64%, lo ha intentado”.

En cuanto a los datos, reflexionó que “en las estadísticas de suicido, como no se ahonda en la causa, las situaciones de violencia que terminan en suicido no estarían siendo contempladas como casos de violencia. Solo queda como suicidio. Es importante esta figura porque va a permitir ir a fondo de las causales, Es importante trabajar de esta forma, con organismos locales” .

 

UN PASO MÁS

Afirmó que “estamos seguras de que esta iniciativa va a ser un avance en la defensa de las víctimas. Un paso más que complementa otras normas y exige de los profesionales del Derecho, y sobre todo de los equipos técnicos interdisciplinarios, un análisis pormenorizado de la situación psicológica de la víctima y sus antecedentes”, señaló Mayda Cresto.

“Es necesario que se tenga en cuenta el riesgo de suicidio que sufren las mujeres sometidas a violencia doméstica para poder castigar jurídicamente a los hombres que ejercieron violencia contra ellas y las condujeron a tomar esa decisión”, sostuvo la legisladora entrerriana. “La violencia de género, en todas sus formas, altera psicológicamente a las víctimas, las aleja de su familia, de su entorno y produce consecuencias en los ámbitos sociales y laborales en que se desempeñan”, añadió Mayda Cresto.

 

ACOMPAÑAMIENTO

Durante la presentación, en la que participaron integrantes del equipo del Programa de Lucha contra la Violencia de Género de la Municipalidad de Concordia, estuvieron presentes junto a Mayda Cresto las diputadas Carla Pitiot (Frente Renovador), Daniela Castro (FpV), Silvana Ginocchio (Elijo Catamarca), y los diputados Ariel Rauschenberger (Justicialismo) y Daniel Lipovetzky (PRO).

“Me acompañaron 14legisladores con su firma en la presentación y muchos otros quisieron acompañar pero, lamentablemente, el reglamento solo permite 15 firmas a la hora de presentar un proyecto. Luego pueden adherir mediante una nota, lo que efectivamente está ocurriendo. Lo interesante es que en la presentación me acompañaron diputados de todos los bloques. Es importante como muestra de aceptación del proyecto”, comentó la legisladora concordiense quien expresó también el deseo que “haya trabajo de comisión y sesiones. Estoy en 9 comisiones, pero muchas veces no son llamadas y los proyectos no avanzan”, lamentó.

En Concordia

La Dra. María de los Ángeles Petit, asesora del intendente de Concordia Enrique Cresto, y coordinadora del equipo del programa de la Municipalidad de Concordia contra la violencia de género explicó que “el 80% de la población femenina que sufrió maltrato ha pensado en suicidarse, mientras que un 64% de ellas lo ha intentado. Del total de mujeres que atentaron contra su vida, un 70% había sido víctima de maltrato físico o psicológico”. Y agregó: “sólo un existe un antecedente de una ley de este tipo en El Salvador y ha sido destacado por la ONU Mujeres”.