11.8 C
Paraná
jueves, julio 9, 2020
  • Paraná
  • Política
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    Se aprobó el cupo laboral trans en la Municipalidad de Paraná

    La Comuna deberá incorporar por año al menos seis personas de ese colectivo a su planta de personal. También dispone la creación de programas sobre salud, educación, vivienda, justicia, entre otros. Las organizaciones de sexualidades disidentes manifestaron que “es una lucha histórica en nuestro país y nuestra provincia”.

     

    El Concejo Deliberante de Paraná aprobó ayer la ordenanza que establece un “Plan de inclusión integral y de acciones de reparación a personas travestis y trans” que tiene por objeto “la promoción y garantía del goce pleno de los derechos de las personas travestis y trans de la ciudad”. La iniciativa que fue elaborada por organizaciones de disidencias sexuales y derechos humanos y presentada por la concejal María Marta Zuiani (Cambiemos) fue aprobada por unanimidad.

    Entre las medidas que dispone la norma, está el cupo laboral trans en el Municipio por el que se debe incorporar por lo menos seis personas de esos colectivos en la planta de personal por año.


    El Concejo Deliberante sesionó ayer y aprobó el cupo laboral trans. Foto: Sergio Ruiz.

    EJES

    El plan deberá desarrollar programas bajo los siguientes ejes temáticos: inclusión laboral, salud, educación, vivienda, acceso y ejercicio ciudadano, asistencia a personas travestis y trans víctimas de violencia y acompañamiento a infancias, adolescencias y juventudes trans y sus familias.

    En lo que se refiere a la inclusión laboral se dispuso la implementación de un cupo laboral travesti-trans y por lo tanto la “Municipalidad de Paraná deberá incorporar anualmente a su planta de trabajadores/as a no menos de seis personas travestis y trans, hasta alcanzar un porcentaje sobre la totalidad del personal municipal del 2% y establecer reservas de puestos de trabajo a ser exclusivamente ocupados por ellas, con el fin de promover la igualdad real de oportunidades en el empleo público. Este porcentaje abarca al personal de planta permanente y a todas las modalidades de contratación de la municipalidad, sus órganos descentralizados y autárquicos”, según reza el texto de la ordenanza.

    Las personas trans serán incorporadas a cualquier dependencia municipal, dependiente del Departamento Ejecutivo, Concejo Deliberante o entidades autárquicas, bajo la modalidad contrato de servicio o planta permanente.

    Para ello, “las personas travestis y trans que aspiren a obtener un empleo en las jurisdicciones y entidades se deberán inscribir en el Registro Único de Aspirantes”. En ese registro se consignarán los datos personales, estudios cursados, antecedentes laborales (si los tuviere), cursos de capacitación realizados, área ocupacional de su interés, antecedentes penales, de las personas aspirantes.

    “En relación al requisito de certificado de Antecedentes Penales que como documental se requiere en los procesos de selección, en el caso de existir en los certificados de las personas postulantes infracciones que se inscriben en el marco de la criminalización y persecución con base en los códigos contravencionales y/o que estén vinculados con la identidad de género, no deberán ser tenidos en cuenta a los fines del acceso al proceso de selección”, se aclara en el mismo artículo de la ordenanza.

    La Secretaria General y de Derechos Humanos en conjunto con el Consejo Representativo de Diversidad Sexual deberá establecer los criterios de ingreso laboral, debiendo en los mismos priorizar la transparencia y no burocratización del procedimiento, a fin de no obstaculizar el cumplimiento de la presente Ordenanza.

    La apertura del Registro Único de Aspirantes y las formas y condiciones de inscripción, se publicarán periódicamente en la página web de la Municipalidad de Paraná, como así también en el medio gráfico de mayor tirada de la ciudad, en medios radiales y televisivos.

    También se crea el Registro Municipal de Empresas Privadas que ofrezcan puestos laborales a las personas comprendidas en la Ordenanza, y se autoriza al Departamento Ejecutivo “otorgar exenciones impositivas e empresas y comercios que las empleen en relación de dependencia y estén integradas al sistema previsional argentino”.

    También se establecen programas de salud integral, acceso a la educación, a la vivienda, al ejercicio de la ciudadanía, justicia, cultura, recreación y deportes, asistencia a víctimas de violencia y discriminación, y acompañamiento a infancias, adolescencias y juventudes trans.

    Sesión ordinaria del Concejo Deliberante

    “Una lucha histórica”

    Las organizaciones que impulsaron el proyecto manifestaron que la aprobación es “una lucha histórica” del movimiento de las disidencias sexuales en nuestro país y nuestra provincia. El proyecto es una base para construir y seguir luchando, para que los derechos humanos realmente sean garantizados por el Estado, como una acción de reparación ante las violencias sistemáticas, exclusiones y abandono ejercido históricamente hacia estas identidades”.

    Destacaron además que “el proyecto fue realizado por activistas travestis y trans, agrupaciones transfeministas y de disidencia sexual, siendo el resultado de un largo camino recorrido, en la búsqueda de consensos con los bloques del Frente para la Victoria y de Cambiemos, que posibilitaran la aprobación de la ordenanza”.

    Subrayaron que “el Estado debe tener una política activa real para que las personas travestis y trans tengan otras opciones de vida y de trabajo, y que la prostitución no quede como una única opción”.

    Entendieron que el cupo laboral “es una respuesta urgente a la situación de extrema vulnerabilidad social de subsistencia” y que en muchos casos, las personas trans tienen la prostitución “como único medio de supervivencia”.

    Acotaron que las expectativas de vida de las personas trans y travestis no supera los 35 años “y una realidad donde día a día se enfrentan a obstáculos estructurales para acceder al trabajo formal, como la falta de oportunidades reales, estigmatización y violencia”.

    Por último, reclamaron “reglamentación con presupuesto que permita llevar adelante lo sancionado hoy en el HCD”.

     

    Sin mayoría para el veto

    En el orden del día de la sesión de ayer en el Concejo Deliberante estaba el tratamiento del veto que el Departamento Ejecutivo ejerció sobre la ordenanza que establecía un incremento en el porcentaje por el que se calcula el plus por antigüedad en los sueldos de los trabajadores municipales. Pero no se pudo tratar porque había solo nueve concejales presentes y se necesitaba una mayoría especial de 10 ediles.

    El acuerdo que se llegó con los representantes de la Asociación del Personal Superior (APS) presentes en el recinto fue una reunión que se realizará hoy con concejales de todas las bancas para elaborar un nuevo proyecto.

    “Esperamos que los concejales se sensibilicen porque esta fue una ordenanza que fue votada por unanimidad, con lo cual, esperaremos a este viernes para arribar a un consenso que permita a los trabajadores obtener este adicional”, valoró el secretario gremial de la APS, Ariel Garay.

     

     

    Lo más leído