Home, Judiciales, Policiales, Sociedad

Juzgarán a paranaense acusado de encubrir a cuatro cordobeses que robaban en Paraná

El fiscal Mariano Budasoff solicitó ante el juzgado de Garantías que se remita a juicio la causa que se sustancia contra un ciudadano paranaense, acusado de brindar asistencia a una banda integrada por cuatro individuos de Córdoba.

 

coordinacion@eldiario.com.ar

 

El fiscal Mariano Budasoff solicitó que se remita a juicio la causa que se sustancia contra José Fabián Carreras, de 41 años, oriundo de Paraná, de ocupación funcionario municipal, que está acusado de los delitos de Robo calificado en poblado y en banda -dos hechos- y Robo calificado en poblado y en banda y mediante escalamiento en concurso real.

A Carrera se le endilga que, en su carácter de encubridor y “en función de acuerdo previo”, les brindó a Sergio Alberto Cuevas, de 38 años, remisero; Gulle, de 23 años, empleado en una empresa de limpieza; Barrionuevo, de 39 años, electricista de obra; y Hugo Alberto Peralta, de 45 años, comerciante, “lugar para su ocultamiento y receptación de los elementos sustraídos”. El apoyo se realizó posteriormente a que aquellos perpetraran tres robos a viviendas en Paraná y se retiraran “hacia la vivienda de calle Juan Garrigó Nº 2.364, propiedad de Carreras”.

 

Abreviado

 

El martes 17 de mayo, Barrionuevo y Gulle, reconocieron en un juicio abreviado ser coautores de aquellos delitos. Así, Barrionuevo aceptó cumplir la pena de tres años y nueve meses de prisión efectiva, en tanto que Gulle aceptó cumplir tres años de ejecución condicional, más normas de conducta por el plazo de tres años y realizar tareas comunitarias no remuneradas por 200 horas globales por aquel plazo. Fiscalía logró probar que se trató del accionar de una “banda” que actuó “en poblado”. Fuentes judiciales consultadas deslizaron que Cuevas y Peralta se encuentran prófugos.

 

Pena

Budasoff solicitó la remisión de la causa a juicio el viernes 14 de junio. Ese día, adelantó que “la pena a imponer a Carreras, acorde a su grado de culpabilidad y a la gravedad de los injustos debe encontrarse dentro del primer y segundo tercio de la escala penal abstracta, resultando justa la de cinco años de prisión”. El fiscal sostiene que Carreras utilizaba su casa “para acoger y encubrir a los coimputados y ha sido el lugar donde se han guardado los elementos sustraídos y repartido el motín entre todos”.

La causa comenzó a sustanciarse el domingo 31 de marzo cuando los cuatro ciudadanos oriundos de Córdoba fueron detenidos por personal de la División Robos y Hurtos de la Policía de Entre Ríos. Budasoff les imputó los delitos de Robo calificado por ser en poblado y en banda y Robo calificado por escalamiento, en calidad de coautores. Fueron detenidos en la casa que le alquilaban a Carreras, en calle Juan Garrigó. Allí se encontró una parte importante de los elementos denunciados como robados.

 

Los hechos

 

Carreras deberá responder por su responsabilidad en los cuatro hechos que cometieron los cordobeses. El primero, ocurrido entre las 21 del 8 de diciembre de 2018 y las 5.45 del día siguiente, cuando “de consuno y mediando acuerdo previo de tareas”, ingresaron a una vivienda ubicada en calle Santiago Cavallo al 2600. El segundo hecho, tuvo lugar entre  “el lapso de tiempo comprendido entre las 20.50 del 29 de marzo de 2019 y la 1 del día siguiente; cuando los cuatro ingresaron a la casa ubicada en calle Misiones al 200. El tercero ocurrió a los pocos minutos del segundo, cuando entre las 21.15 y las 11.30 del día siguiente, ingresaron a la vivienda ubicada al lado de la del hecho anterior. Según la acusación, los cordobeses se retiraban “hacia la vivienda de calle Juan Garrigó Nº 2364, propiedad de Carreras, quien en función de acuerdo previo, les brindó lugar para su ocultamiento y receptación de los elementos sustraídos”.

 

 

 

 

Evidencias

 

Entre las evidencias con las que cuenta Fiscalía se destaca “el resultado del allanamiento y registro llevado a cabo el 30 de marzo de 2019 en la vivienda de calle Juan Garrigó Nº 2364, habitada por Carreras, (que) ha permitido acreditar que él como sus consortes se encontraban juntos dentro de dicho lugar, en el cual éste los acogió y ayudó”. También se resaltó que “en el lugar fueron habidos además varios de los efectos sustraídos horas antes en las viviendas de calle Misiones”, como así también elementos de los otros atracos.

Para Fiscalía “no han quedado dudas que el domicilio allanado, donde los imputados se escondían y repartían el botín, era provisto por Carreras”. También no quedarían dudas de la vinculación puesto que escuchas telefónicas de “aproximadamente veinte minutos”, permiten escuchar a Carreras cómo “se explaya contando a un amigo su relación con los demás miembro de la banda y pormenores de los hechos delictivos cometidos”. Asimismo, se resaltó que un testigo declaró que el 29 de abril, vio en el día y la hora del allanamiento, “saltar el tapial medianero trasero de su vivienda a su vecino lindante José Fabián Carreras escapando del lugar”.