19.8 C
Paraná
sábado, diciembre 14, 2019
  • Paraná
  • Entre Ríos
  • Política
  • Sociedad
Más

    “Es importantísimo el rol de la mujer en política”, dice Beccaría

    Anabel Beccaría es la concejala electa en primer término por el partido Políticas para la República que lidera Armando Sánchez y que por primera vez participó en las elecciones a nivel local. Tiene 24 años, es estudiante avanzada de la carrera de Arquitectura y Urbanismo en la Universidad Nacional del Litoral.

     

    Redacción El Diario | coordinacion@eldiario.com.ar

     

    Por tratarse de una fuerza política relativamente nueva, interesaba conocer cómo se aborda la participación de la mujer. “Desde el partido no se hacen distinciones entre hombres y mujeres, sino que cada uno aporta desde lo que sabe. Los lugares que fuimos ocupando como candidatos a intendente, vice intendente y concejales fueron ocupados en base a las capacidades de cada uno. No fue una cuestión de género, sino que las personas que estamos participando, ahora más puntualmente Emiliano (Murador) y yo, ocupamos estos lugares por una cuestión de capacidades que hemos demostrado a lo largo de estos años. Somos personas que estamos preparadas para llevar esto adelante y no solo somos nosotros dos sino un grupo grande de personas, de distintos profesionales, tanto hombres como mujeres, que nos ayudaron a construir este plan de gobierno y que se comprometieron a trabajar con nosotros dentro de estos cuatro años de gestión”, responde ante la primera inquietud planteada por EL DIARIO.

    Anabel no tenía militancia previa. Relata que conoció esta propuesta en 2014. “Mi novio era uno de los fundadores del partido y en ese año yo empecé a ayudar a conseguir las afiliaciones que se necesitaban para conformar el partido a nivel municipal. A mediados de 2015, vimos que no llegábamos a presentarnos y el partido me abrió las puertas. Yo estaba con esa inquietud de poner al servicio de la ciudad un poco de los conocimientos que adquiría en la Facultad y la comisión que más me llamó la atención fue urbanismo, así que me involucré en esa espacio particularmente y empecé a desarrollar los distintos proyectos que están subidos en nuestra página, junto con Emiliano, que es arquitecto también”.

    Coincide que en la UNL hay una intensa actividad de las agrupaciones políticas, pero “siempre lo vi desde lejos porque siempre en mi familia, en mi ambiente, en mi vida, uno estaba negado a la política porque todos los espacios que conocíamos eran de corrupción, de mediocridad. Nunca había conocido una propuesta que realmente me llamara la atención y conocí este partido y fue el lugar que necesitaba para poner al servicio lo que yo conocía para el resto de la ciudad”.

     

    –Ingresaste ayudando a tu novio. Tu caso parecería confirmar esto de que las mujeres están para colaborar, para ayudar a los hombres, pero que a la hora de ocupar un puesto no son reconocidas. No sería tu caso.

    –Como te decía dentro del partido lo que se evalúa para una candidatura es la capacidad de la persona. Sin dudas el consejo superior del partido supo ver en mis capacidades que cumplían con los requisitos para llevar adelante este puesto. No fue una cuestión de ser meramente hombre o mujer o cumplir con el cupo femenino o masculino, sino por las capacidades que cada uno desarrolla. De hecho nuestros proyectos tienen que ver con urbanismo y como soy estudiante de esa carrera, sé defender nuestras propuestas.

     

    –¿Compartís que hay una agenda propia de la mujer y que la mujer puede darle a la actividad política características particulares?

    –Creo que la mujer sin dudas tiene mucho para aportar. Sin dudas, que es importantísimo el rol de la mujer en la política, por eso yo también me sumé. En mi familia siempre se veía esto de la distinción de hombre mujer; (se pensaba)´qué va a hacer una mujer dentro del Concejo Deliberante´, te van a pasar por encima´´, pero cuando uno empieza a involucrarse se dan cuenta que no es así y que hay mucha gente que apoya. Hay un grupo muy importante de personas en distintas áreas que están para ayudarme a llevar adelante esta banca de la mejor manera posible y con ellos trabajaremos estos cuatro años de gestión, además de Emiliano, segundo candidato electo”.

    Anabel comenta que está con muchas ganas de recibirse pronto. Dice: “Voy a llevar esto adelante junto con la Facultad”, lo que define como “un desafío importante”, pero “confío que puedo hacerlo”, agrega. En los ratos libres le gusta salir a remar y tiene un emprendimiento de tejido que comercializa “para juntar un poco de plata y también para distraer un poco la mente”.

     

    Debuta la ley 27.412

    El decreto reglamentario se dio a conocer el 8 de marzo pasado, coincidente con el Día Internacional de la Mujer. Lleva el número 171/2019 y efectiviza la ley 27.412 que había sido sancionada por el Congreso en diciembre de 2017.

    La norma nacional dispone la obligación de que los distintos partidos políticos que compitan en las elecciones nacionales – tanto las PASO como las generales – presenten listas integradas por candidatas y candidatos de manera intercalada desde el primer candidato titular hasta el último suplente, «de modo tal que no haya dos personas continuas del mismo género en una misma lista».

    Con esta legislación –que el Senado había aprobado en 2016 y en Diputados contó con el apoyo de 165 contra 4 votos- que promueve la aplicación del principio de paridad de género en las listas de candidatos a legisladores nacionales, en las próximas elecciones de renovación parlamentaria, la representación femenina subirá del 33 al 50 por ciento.

    El decreto reglamentario tomó como fundamento la necesidad de garantizar mediante acciones positivas «la igualdad real de oportunidades entre varones y mujeres para el acceso a cargos electivos y partidarios», contenida en el artículo 37 de la Constitución Nacional, así como el artículo 7 de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer – de jerarquía constitucional – que establece la obligación de tomar medidas destinadas a lograr este objetivo en el ámbito político.

    Cabe recordar que el primer paso en este sentido fue la ley 24.012 de cupo femenino de 1991, la primera de América Latina, que estableció la obligatoriedad del 30% de las listas ocupados por mujeres.

     

     

    Lo más leído