24.4 C
Paraná
sábado, noviembre 16, 2019
  • Política
  • Sociedad
Más

    Elecciones 2019: Generó controversia en Entre Ríos la sorpresiva fórmula Macri-Pichetto

    El presidente de la Nación, Mauricio Macri, eligió este martes al senador peronista Miguel Angel Pichetto como compañero de fórmula a 24 horas de que cierre la presentación de alianzas políticas que competirán en las PASO del 11 de agosto y, eventualmente, en las elecciones nacionales de octubre.

     

     

    Lo que dijeron Guastavino y Kunath

     

    El senador nacional por el PJ Pedro Guastavino, al opinar sobre la incorporación de su par Miguel Pichetto a la fórmula de Cambiemos, dijo que el rionegrino lo llamó antes para avisarle: “No comparto su decisión, pero respeto sus argumentaciones”.

    “Es una decisión personal y él sabe por qué la tomó. Yo lo respeto mucho”, sostuvo el legislador entrerriano. “Es un hombre de Estado, de consenso y tiene un gran formación”, sostuvo al definir la figura de Pichetto.Y consideró que “Alternativa Federal queda muy debilitada”.

    Por su parte, la senadora nacional Sigrid Kunath (PJ Entre Rios) afirmó que no comparte la decisión del presidente de la bancada de integrar la fórmula presidencial de Cambiemos

    “No coincido con la decisión de Pichetto. Formo parte de la oposición y del proyecto político que encabeza Gustavo Bordet”, puntualizó.

     

    Un balde de agua fría para los radicales entrerrianos

    El presidente del Comité Provincial de la UCR Entre Ríos, Leandro Arribalzaga, afirmó que la noticia de la incorporación de Pichetto a la fórmula cayó como “un balde de agua fría” en el congreso partidario provincial que se realizó ayer en Villaguay.

    “En el congreso se expresó un gran malestar por esta noticia porque, si bien se amplía Cambiemos como había pedido la Convención Nacional de la UCR, no era lo que esperábamos y nos sorprendió”, sostuvo Arribalzaga.

    “Uno, que mamó radicalismo desde chico, está muy dolido, y entiendo el enojo que debe tener la gran mayoría de los radicales”, manifestó.

     

    “No hubo ninguna duda en aceptar con coraje este desafío que tiene la Argentina”, dijo Pichetto al confirmar la información que había anunciado el propio Macri a través de su cuenta de Twitter.

     

     

     

    Pichetto: “Inmediatamente le dije que sí” a Macri

    El Presidente había dicho que «los argentinos nos enfrentamos a una oportunidad histórica para consolidar nuestra democracia», y que «en las próximas elecciones decidiremos si queremos vivir en una república o volver a un autoritarismo populista».

    «Necesitaremos construir acuerdos con mucha generosidad y patriotismo donde todos los argentinos que compartan estos valores aporten desde su lugar: Por todo esto quiero anunciarles que Miguel Ángel Pichetto me acompañará como candidato a vicepresidente de la Nación», anunció el presidente de la Nación.

     


    Minutos después de la rueda de prensa de Pichetto, el jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, admitió que «es una posibilidad» que se modifique el nombre de la alianza gubernamental Cambiemos.


    Sin embargo, afirmó que aún «no está confirmado» porque el tema será analizado mañana en un encuentro con representantes de la UCR y la Coalición Cívica.

    Con la decisión de incorporar a Pichetto dentro del esquema oficialista, el Gobierno nacional demostró capacidad para sorprender al establishment político y les envió un mensaje a sus socios radicales que querían una ampliación de la alianza gobernante.

    Además, el hecho fue tomado como una contra maniobra a la posibilidad de que el kirchnerismo y Sergio Massa, otro de los fundadores de Alternativa Federal, conformen una alianza.

    Fuentes del Gobierno señalaron como principal negociador de la propuesta al ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

    Además de su origen peronista, Frigerio fue uno de los funcionarios del Gobierno nacional que más diálogo mantuvo con Pichetto durante los tres años y medio del gobierno de Cambiemos.

    El radicalismo, pese a que pretendía que uno de sus dirigentes fuera en la fórmula con Macri, aceptó rápidamente a Pichetto.

    Esa postura se observó durante la rueda de prensa del senador, a la que asistieron diputados radicales como Luis Petri y José Cano y el senador Oscar Castillo, además de otros legisladores como Humberto Schiavoni, de PRO y Lucila Crexell, del Movimiento Popular Neuquino.

    Los voceros del Gobierno calificaron a la jugada como «una señal de apertura», pero remarcaron que el armado de las listas de legisladores nacionales las realizarán después del cierre de alianzas.

    La decisión de Pichetto desinfló aún más el armado de Alternativa Federal que ya había sufrido la salida del economista Roberto Lavagna.

    El ex ministro de Economía de Néstor Kirchner continúa con el armado de Consenso 19, acompañado por unos pocos radicales díscolos, el GEN y el socialismo santafesino.

    Al respecto, Margarita Stolbizer ratificó en su cuenta de Twitter la postulación de Lavagna y mencionó: «Hay otro camino: el de la seriedad en contra de la grieta».

    Mientras tanto, el jefe del Frente Renovador, Sergio Massa, se reunió en su oficina de Avenida del Libertador 850 con el presidente del PJ Nacional, José Luis Gioja, y un puñado de dirigentes peronistas y sindicales para acordar su retorno a las filas del PJ además de ampliar la convocatoria a «todos los partidos políticos, incluída la UCR, para integrar un gran frente opositor».

    Sin responder preguntas, y con un gesto adusto que no disimuló ante las cámaras, Massa fue el primero en hablar con los periodistas que esperaron en la puerta del edificio el fin del improvisado encuentro.

    «Fue una reunión muy buena y muy productiva, en la búsqueda de una construcción de una coalición de partidos donde cada uno respete su individualidad», sentenció el referente del Frente Renovador.

     

     

     

    Lo más leído