Internacionales, Mundo

Europa occidental conmemora el 75º aniversario del “Día D”

Con la presencia de 300 veteranos de guerra y jefes de Estado y gobierno de Reino Unido, EE.UU., Francia, Alemania y otros 12 países, comenzaron este miércoles (05.06.2019) las celebraciones por el 75º aniversario del Desembarco de Normandía. La ceremonia tuvo lugar en la gran explanada de césped del Southsea Common de Portsmouth, ciudad portuaria que fue uno de los puntos de embarque clave para muchos de los barcos militares de los aliados en la histórica jornada.

“La generación de la guerra, la mía, es resistente y estoy encantada de estar hoy con ustedes en Portsmouth”, afirmó la reina Isabel II, de 93 años, agradeciendo “el heroísmo, el valor y el sacrificio de quienes perdieron sus vidas” para defender “la causa de la libertad”. Donald Trump, por su parte, leyó extractos de la oración que el presidente estadounidense Franklin Roosevelt transmitió por radio aquel día llamando a “liberar a una humanidad que sufre”.

Coincidiendo con esta conmemoración, los 16 países presentes en Portsmouth adoptaron una declaración en la que se comprometieron a que “los sacrificios del pasado no hayan sido en vano ni sean jamás olvidados”, y reiteraron su compromiso con “la democracia, la tolerancia y el Estado de derecho” y su apoyo a las organizaciones internacionales que velan por ellos.

“Lucharemos en las playas”

También sonó el famoso discurso de 1940 del primer ministro británico Winston Churchill conocido como “Lucharemos en las playas” y su sucesora, Theresa May, leyó una carta del capitán inglés Norman Skinner a su esposa Gladys, hallada en su chaqueta tras su muerte en el desembarco. De los más de 150.000 soldados que el 6 de junio pisaron suelo francés, en Normandía, más de 10.000 murieron, resultaron heridos o desaparecieron.

La decisión de invadir Normandía fue uno de los proyectos más arriesgados que emprendieron los aliados y, aunque el desembarco estaba programado para el 5 de junio -justo hoy hace 75 años-, la ofensiva militar tuvo que posponerse 24 horas para contar con las mejores condiciones climáticas. Once meses más tarde, la Alemania nazi fue derrotada, no sin antes llevarse la vida de al menos 75.000 soldados aliados.