Cultura, Home, Paraná, Sociedad

Versos para narrar la vida

“Parar un ratito para cantar” es el nuevo libro de poemas de Marita Balla. El volumen, publicado por el sello editorial Caballo Verde reúne la producción más reciente de esta autora.

REDACCION EL DIARIO

coordinacion@eldiario.com.ar

“La poesía engendra vida en movimiento, dominio tempestuoso, lenguaje de una estación a pleno sol con su fragancia”. Eso dice Marita Balla, al preguntársele por su pasión por contar con palabras agrupadas en verso. Lectora consuetudinaria y ganada por el quehacer literario, esta mujer nacida en Paraná en 1974 pero que se considera concordiense, dedica el conjunto de poemas agrupado en las 179 páginas de “Parar un ratito para cantar”, su nuevo libro a Juan Meneguín, A Claudio García y a Patricio Torné.

El volumen, publicado por el sello Caballo Verdel, franquea el acceso a la producción de esta autora comprometida visceralmente con el oficio de trabajar con la palabra.

“Siempre trato de estar a la altura de las circunstancias”, cuenta. Y agrega: “Me formé leyendo”, a la vez que reconoce como significativo su paso por el Taller itinerante de letras Paraná (TILP) coordinado por Graciela Gianetti, “donde aprendí muchísimo”. También en talleres y clínicas de poesía.

“Me gusta conocer, comprender lo que está comunicando el otro”, asegura la escritora porque “me interesa interpretar lo que los autores que lo emplean quieren comunicar”.

Por eso “ahora estoy estudiando la cuestión del lenguaje inclusivo, que entiendo que –en cierta forma- es una herramienta de protesta, un reclamo a través de la forma del lenguaje”, dice Marita que en 2007 publicó “Naranja Ombligo”, en Ediciones De la intemperie. Y en 2011, a través de Alción ediciones, dio a conocer “Como una bailarina sobre la luz del agua”

“Parar un ratito para cantar” es su tercer libro.

Transmitir emociones

“Este Poemario se trata de transmitir las emociones que uno tiene de modo que otro pueda interpretarlas y aprehenderlas”, explica Balla. “Son poemas que escribí en el último año y medio”. En esta etapa, la escritora se dio libertad para escribir en la forma japonesa Haiku. En “Parar un ratito para cantar” la autora se propone también “despuntar el vicio de los haikus”. Lo hace en una breve sección que denomina `Animales intensos´

También, con una perspectiva totalizadora, integradora, la poeta reconoce que “poesía y música están vinculadas íntimamente” y de ello dan fe los títulos de algunos de sus poemas: `Música del cielo´, `Parar un ratito para cantar´, `una cumbia para el dentista´.

En sus textos se presenta temas de la vida cotidiana y el tono amoroso, como en “Las formas posibles del amor”; las nuevas formas de comunicación como Watsapp, y también temas profundos como el psiconanálisis, la deslealtad y las creencias. En una sección denominada `Manual de personajes´ se cuelan personajes entrañables, tal como aparece en `Yo nunca tuve novio´.

La compilación concluye con poemas breves y su autora adelanta que espera poder presentarlo a mediados de julio, en el marco del aniversario del sello que generó espacio para presentación poesía. “La intención es reeditar ese encuentro en el Club Social y Avanzar en edición de libros de bolsillo”, adelanta la poeta.