19.8 C
Paraná
miércoles, agosto 5, 2020
  • Paraná
  • Entre Ríos
  • Policiales
  • Nosotros
Más

    La Justicia unificó penas a condenada en dos causas por narcotráfico

    La mujer cometió el segundo hecho antes de que la primera condena que se encontraba cumpliendo quedase firme. Ambas se dictaron por el delito de narcotráfico. La primera sentencia fue de cinco años y seis meses de prisión, en tanto que la segunda fue de ocho años. La unificación la condenó a 10 años.

     

    El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Paraná, integrado por Noemí Berros, Lilia Carnero y Roberto López Arango, por unanimidad, resolvió unificar la sentencia emitida por el mismo Tribunal el 12 de agosto de 2016 cuando condenó a Natalia Soledad Bonasola a la pena de cinco años y seis meses de prisión por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por la intervención organizada de tres o más personas, con la sentencia dictada también por el propio Tribunal el 7 de febrero de 2019 cuando fue condenada a la pena de ocho años de prisión como autora penalmente responsable del delito de organización y financiamiento de la actividad de comercio de estupefacientes, ambos hechos en concurso real, imponiéndole la pena única y total de 10 años de prisión, con costas.

    En la sentencia se señaló que correspondía la unificación de las condenas en virtud de que el “Tribunal ha dictado ambas condenas que pesan sobre una misma persona -la encartada Bonasola- y, además, porque antes de adquirir firmeza la primera condena por el primer hecho tuvo lugar el segundo hecho, objeto de la segunda condena”. La segunda condena que recayó sobre la mujer fue por su participación en la organización que lideraba Elbio Caudana.

    Bonasola es oriunda de Concordia, tiene 35 años, tres hijos -dos menores de edad-, y cursa el séptimo mes de un embarazo, tiene estudios primarios incompletos -los completó en la unidad penal y actualmente cursa el segundo año del secundario-, es comerciante –administra una despensa-, y actualmente está alojada en la Unidad Penal N° 6 de Paraná.

     

    La audiencia de visu para proceder a la unificación de las condena se realizó el lunes 27 de mayo. Estuvieron presentes el fiscal general, Ignacio Candioti, y por la defensa, Corina Beisel. El fiscal se refirió a los hechos por los que fue condenada.

    Así, recordó la primera condena en la que se le aplicó un monto “algo inferior al mínimo”, y “recordó que, al fijar dicha cuantía punitiva, el Tribunal tuvo en cuenta la comprobada tenencia en el domicilio de la imputada de 1,7 kilos de cocaína, que se trataba de una droga dura, de alta pureza y que con ella podía fabricarse más de 30.000 dosis umbrales”.

    Estuvieron presentes el fiscal general, Ignacio Candioti, y por la defensa, Corina Beisel. El fiscal se refirió a los hechos por los que fue condenada.

    Además, recordó que en la segunda condena “el Tribunal tuvo en cuenta la envergadura económica de las operaciones en que estaba involucrada, su gran capacidad económica para hacer frente a dicha tarea ilícita y el importante rol que la condenada cumplía junto al también condenado ElbioCaudana”.

    Candioti “recordó la existencia de dos métodos a los fines de proceder a la unificación: el método aritmético y el acumulativo, manifestando su adscripción a este último, en postura que este Tribunal también tiene asumida, citando sus precedentes. Afirmó que, por lo tanto, la medida de la pena única a imponer debe ser inferior a la suma aritmética de ambas condenas, que abarque ambos injustos y que configure una medida justa de la culpabilidad de la encartada”. A paso seguido “sostuvo que –a su criterio- una medida adecuada a la culpabilidad de la incursa por ambos hechos queda satisfecha con la imposición de una pena única de 10 años y ocho meses prisión”.

     

     

    Embarazada

    La defensora Corina Beisel manifestó que “el Tribunal debía tener en cuenta que su defendida Bonasola se halla atravesando procesos subjetivos internos muy especiales; en esta línea, mencionó que está cursando un embarazo que ya lleva siete meses lo que ha determinado una morigeración de su encierro en esta etapa ejecutiva, que se encuentra alejada de sus hijos y que toda esta situación la ha llevado a reflexionar sobre los motivos que la llevaron a transgredir la ley penal. En definitiva, dijo que actualmente está atravesando una situación de gran fragilidad y alta vulnerabilidad”.

     

    La segunda condena que recayó sobre la mujer fue por su participación en la organización que lideraba Elbio Caudana.

    Lo más leído