Home, Política

El regreso al PJ, un nuevo gesto de Cristina en clave electoral

La expresidenta participó de una cumbre del partido que comanda José Luis Gioja. La tirante relación entre la ex mandataria y el PJ.

Ayer por la tarde, una década y media después de la última vez de su última participación en un evento orgánico partidario, Cristina Kirchner volvió al PJ: estuvo en la sede de Matheu 130 para participar de una reunión de la mesa directiva y la Comisión de Acción Política (CAP) partidarias.

La visita no fue sorpresa: se empezó a charlar la semana pasada pero se manejó en reserva. Hubo, incluso, dudas hasta a que las 14.32 Oscar Parrilli, edecán full time de la senadora, entró al edificio de Matheu.

José Luis Gioja, jefe del PJ, fue uno de los que tejió ese desembarco: el sanjuanino se convirtió en un sigiloso, y frecuente concurrente al Instituto Patria para verse con Cristina.

No parece azar que se produzca horas después de la victoria de Juan Schiaretti en Córdoba, que superó los 57 puntos, y que se enfocará en potenciar Alternativa Federal. El cordobés fija, como límite, a la ex presidenta.

El regreso al PJ de la ex presidenta -una “militante peronista” como reza su bio de Twitter- induce a codificación política lineal: así como en 2017 armó su propio instrumento electoral, la UC, esta vez apuesta al dispositivo clásico.

Corona un operativo de pinzas que empezó hace meses y consistió, luego de la accidentada intervención de Luis Barrionuevo, en construir la unidad y ampliar la base del peronismo orgánico.

En febrero pasado, Alberto Fernández se incorporó a la Comisión de Acción Política (CAP) para sumar otra voz, diferente, a la que expresaba Eduardo “Wado” De Pedro.
Fue la cristalización de recuentros y amnistías mutuas entre la senadora y Moyano, o Solá, o con la mesa chica del Movimiento Evita que integran Emilio Pérsico y Fernando “Chino” Navarro.

Ahora, a 40 días del cierre de alianzas y a 50 de la presentación de candidaturas, Cristina se para en el PJ para dar una señal -otra más- sobre cuál será su juego electoral. Los gestos se mueven en una dirección que parece inevitable: ser candidata.

Un caminito que tuvo, una semana atrás, otro episodio: su reaparición pública en la presentación de su libro “Sinceramente”.

Quedan sueltos algunos nudos. Cristina selló acuerdos provinciales con la mayoría de los gobernadores, algunos empezaron a elogiarla y otros dejaron de criticarla.

Pero el staff de jefes territoriales del PJ siguen siendo corto: Gildo Insfrán, Alicia Kirchner, buen vínculo con Lucía Corpacci y relación, recompuesta en 2017 luego de años de tirria, con Alberto Rodríguez Saá.

Novedad

La novedad fue la presencia de la fueguina Rosana Bertone, que en junio busca su reelección en Tierra del Fuego tras un acuerdo con el kircherismo local.
Hay otro tema pendiente: si Cristina anuncia su deseo de ser candidata, ¿seguirá en pie el esquema de PASO que Gioja prometió a Solá, Scioli y Rodríguez Saá, tres postulantes que piden pista aunque la ex presidente compita?