Entre Ríos, Galería, Home, La Provincia, Paraná, Sociedad

Transformarán en biodiésel el aceite usado en los comedores

Los locales gastronómicos de Paraná estarán obligados a aportar los desechos. A cambio, la Comuna recibirá una parte del combustible para usar en sus vehículos.

 

Redacción El Diario | coordinacion@eldiario.com.ar

 

La Municipalidad de Paraná firmó un convenio con la Fundación de Investigaciones Energéticas y Medio Ambientales para recolectar el aceite vegetal usado de hoteles y restaurantes de la ciudad y transformarlo en biodiésel. Según el acuerdo, la Fundación entregará una proporción de ese combustible a la Comuna para su uso en maquinarias.

Según pudo saber EL DIARIO, se abrirá un registro en el Municipio para que los aportes de aceite usado se inscriban y de esa manera reciban un depósito en el que tirar los desechos, que luego serán retirados para su posterior procesamiento.

El aceite vegetal usado tiene efectos contaminantes del medioambiente y también consecuencias cancerígenas para la salud.

 

El acuerdo

 

“Se firmó un convenio con la Municipalidad para retirar el aceite vegetal usado de forma que ellos tengan una trazabilidad del residuo. Si bien había un sistema precario por el que recolectaban aceite en Paraná, el municipio no tenía un control sobre el desecho. Lo que hacemos es en la Red Argentina de Reciclado de Aceite Vegetal Usado es lograr la trazabilidad. Esos desechos van a una planta que es la única que puede producir biodiesel de segunda generación de ese tipo de residuos”, explicó a EL DIARIO Jorge Heter, coordinador para Entre Ríos.

Resaltó luego que la “única forma de eliminar el aceite usado es quemándolo, es decir producir un combustible que el motor va a desintegrar”.

Por otra parte, precisó cuáles son las consecuencias que derivan de desechar aceite usado: “Lo tiran a las cloacas, vuelve al mercado alimenticio o aumentan las calorías del alimento balanceado para pollos. Y el aceite una vez que rompe la estructura molecular, al momento que no cuece más sino que hierve lo que ocurre es que se torna cancerígeno. Es un peligro para la salud, por eso no tiene que volver al mercado alimenticio. Evitamos que lo filtren y lo vuelvan a introducir en el mercado alimenticio. Cuando se termina de usar el aceite la única forma de reciclarlo es hacer biodiesel”.

 

Registro

 

La Municipalidad abrirá un registro de recolectores que se encargará de la disposición final del producto, en este caso en locales gastronómicos.

“Es el control que tiene la Municipalidad. Ahí se presentan lo que están habilitados. Se emite un certificado en el que se dice que entregó equis cantidad de litros y que fueron producidos en biodiesel”, subrayó.

Una vez inscriptos en el registro, los locales gastronómicos reciben un depósito en el que van colocando los restos de aceite usado y de acuerdo a una periodicidad pactada previamente la Fundación pasa retirarlos.

Posteriormente, la Municipalidad recibirá el 7% del aceite aportado transformado en biodiesel. Así, el Municipio podrá usarlo en sus vehículos como combustible, ya sea en forma pura o bien mezclándolo con el combustible tradicional.

La inscripción en el registro será obligatoria para todos los locales gastronómicos a la hora de pedir la habilitación del comercio.

 

Reciclajes varios

 

”Con esto cerramos un ciclo, porque estamos reciclando todos los plásticos, el papel, los neumáticos y la basura electrónica y hoy firmamos el convenio para reciclar el aceite vegetal. Con esto diría que todos los elementos inorgánicos que tiene la ciudad son tratados adecuadamente para beneficiar el medio ambiente. En particular por este convenio la ciudad se beneficiará con el aporte por parte de la fundación de proporcionarnos biodiesel para nuestras maquinarias”, afirmó el intendente Sergio Varisco luego de la firma del convenio.

Por su parte, Gustavo Venecia, presidente de la fundación señaló que “desde hace varios años, nosotros venimos desarrollando en varios lugares del país un programa de reciclado de aceite vegetal usado con destino a la elaboración de biodiesel. Y este convenio que firmamos con esta ciudad hermosa, luego de venir hablando de esta iniciativa con funcionarios municipales, finalmente se va a concretar también aquí. Nosotros vamos a recolectar en todos los locales gastronómicos, con la periodicidad que se acuerde con el recolector el aceite utilizado en dichos ámbitos”.

Agregó que “la fundación funciona como un paraguas que conforma una red de aceite vegetal usado de la Argentina. En cada lugar tenemos recolectores zonales y ellos acuerdan con los generadores -que son los bares, parrillas, hoteles, las fábricas de snacks- su recolección. Ese aceite usado si no es reelaborado en biodiesel, contamina, tapa las cloacas, produce mucho daño e incluso hay inescrupulosos que lo recolectan y lo destinan a reinsertar en la cadena alimenticia. De allí que este accionar nuestro les da una solución muy benéfica, porque de pasar a ser un residuo, se genera energía que es algo que el país necesita”.

Rosa Hojman, subsecretaria de Ambiente Sustentable de la comuna consideró fructífero lo que deparará el convenio: “Primero porque el Municipio hará un control de este residuo, que no es peligroso pero si contaminante respecto al agua. Sabemos que el aceite nunca se puede reciclar excepto que se queme y esta empresa en particular nos va a devolver aceite transformado en biodiesel para las unidades municipales en una proporción acordada por este convenio que acaba de ser firmado”.

 

¿Por qué es un residuo peligroso?

Tiene un alto poder de contaminación de agua.

Es alimento de roedores, cucarachas y otras plagas.

Crea ambientes propicios para la proliferación de microbios y que perjudican la salud del hombre.

Impide la correcta oxigenación del agua.

Obstruye el desagüe cloacal.

Eleva los costos en el tratamiento del agua.