Cultura, Entre Ríos, Paraná, Show, Sociedad

Paraná, la “Ciudad Jacarandá”, florece en poemas de Juan Manuel Alfaro

El nuevo trabajo del poeta, que agrupa poemas que tienen como eje a la ciudad, sus lugares, sus personajes, se presentará el próximo viernes a las 20 en el Casal de Catalunya (Nogoyá 123).

Carlos Marín

coordinación@eldiario.com.ar

Los versos se arraciman en estrofas. Las estrofas en poemas. Que a su vez se agrupan en poemarios. Y así, sin pretenderlo, se conforma una obra. De esta manera, sin prisa, y con el ejercicio de reflejar lo vivido en palabras desde finales de la década del 70, con su modo pausado y apacible, Juan Manuel Alfaro ha entregado sus textos a los lectores.

Marcado por la impronta de Carlos Alberto Alvarez, quien fue referente y mentor, Alfaro acaba de dar a conocer un nuevo trabajo. Esta vez el poeta oriundo de Nogoyá entrega lo mejor de sí en versos que ha dedicado a Paraná, ciudad en la que se radicó al finalizar su adolescencia y donde desde entonces hizo su vida.

A tal punto se encariñó de la capital provincial que la nominó en la conjunción cristalina de dos palabras: “Ciudad jacarandá”.

Esa imagen que pinta la ciudad en un poema, musicalizada por Luis María Serroels y grabada por el conjunto vocal “Los leñeros”, llevó a la capital de la provincia al encuentro de otros horizontes. “Ciudad Jacarandá” es la expresión que Alfaro escogió para el título de su nuevo poemario, que presentará el próximo viernes a las 20 en el Casal de Catalunya (Nogoyá 123).

La poesía florece en cada página de este libro  dedicado a la memoria del fotógrafo Gustavo Vaccalluzzo, con quien el poeta concibió inicialmente el proyecto.

Para narrar la ciudad, el autor eligió –salvo el inicio- al soneto, en su forma clásica Se trata de una forma que el poeta domina con solvencia y que le devuelve placer. “Hay poemas, los menos, que han sido publicados”, explica, pero en general “la mayoría estaban inéditos y fueron arracimándose en este libro” que en gran parte le permite dar a conocer producción de distintas etapas.

Horizonte futuro

En la entrevista, que transcurre enmarcada por el ambiente desapacible de una mañana fría y con llovizan, Alfaro y su poesía instalan otro clima. En el espacio que alguna vez ocupó una magnífica biblioteca, el escitor cuenta a EL DIARIO que éste “no es un libro nostálgico, no quise apelar a la nostalgia para relatar la ciudad”. Por el contrario, asegura, se trata de mirar hacia el futuro.

“Mi objetivo era hacer un libro sobre una mirada del Paraná hoy y que pueda perdurar proyectándose”, remarca. Y aclara que en estos textos abordó sitios conocidos –y no tanto- de Paraná, pero desde un enfoque singular que los renueva.

“He tratado de mirar otra cosa, un nuevo aspecto, de los lugares que he observado”, aseguró el poeta.

Sin embargo, en esta mirada actual, “no concesiva con la nostalgia”, Alfaro acepta que la ciudad “es como que hubiese reservado algunos lugarcitos para la nostalgia”, como el Pasaje Baucis, o la `fuente de los caballos´, ubicadas en la plazoleta frente a la estación ferroviaria, a las que se dedican sendos poemas.

El ejercicio, insiste el escritor, fue “volver a observar con mirada renovada por el asombro, una ciudad que se torna invisible de tanto habitarla, de tanto transitarla cotidianamente, de tanto estar allí”. Como en ese procedimiento magistral con que (Edgar Alan) Poe construye su célebre relato “La carta robada”.

Ese proceso de desnaturalizar y volver a redescubrir le posibilitó acercarse y describir lugares como el busto de Miguel Cervantes, o La danza de la flecha, con un mensaje que el poeta reactualiza al reflexionar sobre la conquista y la actual situación de los pueblos originarios.

También aborda espacios como el edificio en que funcionó el senado de la Confederación –actual Colegio El Huerto- y otros sitios, como la Plaza Sáenz Peña.

Otros monumentos reconocidos de la ciudad como el yaguareté y la Venus saliendo del baño, en el Parque Urquiza, ilustran el procedimiento. En el caso de la escultura de Venus, la metáfora rescata a la escultura robada, desde allí apela a la memoria y a la historia reciente al plantear que a esa obra la secuestraron –ya que fue robada- la`desaparecieron´ y hasta el presente su destino es un misterio.

Aparecen puntos relevantes de la ciudad, como El Puerto, Bajada Grande, Puerto Sánchez, Alameda de la Federación, Bajada de los vascos, Plaza Alvear y el Cementerio de la Santísima Trinidad, que el poeta toma como pretexto para hilvanar un recorrido con el cual ligar la historia y proyectarla hacia el futuro. Como lo hace en Trenes, que de alguna manera recuerda que este medio de transporte ha vuelto a tener su función ya que corren nuevamente sobre las vías. Algo similar acontece en Los árboles –poema dedicado a los nietos- en que aparece la conciencia ecológica.

“La ciudad está en estos poemas”, subraya Alfaro al entregar el libro que –cabe señalarlo- funge a modo de tarjeta de presentación de la ciudad con una característica que lo distingue: entregar al lector un poemario irreprochable por su solidez literaria y su presentación.

Trabajo distinguido

“Ciudad Jacarandá” fue distinguido dentro de los proyectos culturales presentados a la convocatoria 2018 del Fondo Económico de Incentivo a las Culturas, las Artes y las Ciencias (FEICAC) de la Municipalidad de Paraná. El ser seleccionado como uno de los proyectos distinguidos, recibió el subsidio que posibilitó la edición del libro, publicado en Editorial Dunken. El libro puede adquirirse en el local de Librarte (Shopping La Paz).

Imágenes

Los poemas de Alfaro están acompañados por una serie de imágenes que el autor encargó a una serie de reconocidos artistas plásticos, fotógrafos y amigos y que luego seleccionó cuidadosamente para complementar sus textos.

La lista de autores de las ilustraciones está integrada por: Juan Martín Alfieri, Luis Bourband, Victorina Bovier, Gerardo Folla, Héctor Nani, Ana Payba, Luis Alberto Salvarezza, Enrique Suárez, Soledad Tessore, Gustavo Vaccalluzo, Victoria Vacalluzzo y Marcelo José Vázquez.

Biografía

Juan Manuel Alfaro nació en Nogoyá, en 1955. Poeta y narrador de reconocida trayectoria. Ha publicado “Cauce”, “La luz vivida”, “El cielo firme”, “La piedra azul”, “Plena palabra” y “Sonetos” (poesías) “La dama con el unicornio” (Cuentos). Compiló y prologó la Obra poética de Carlos Alberto Álvarez. Es autor, además de “El Zurdo” la vida y el canto de Miguel Martínez.

Ha obtenido, entre numerosas distinciones, los premios: “Rosalinda Fernández de Peirotén” de la Asociación Santafesina de Escritores en 1979 y 1981; “Orlando Travi” de la Fundación Argentina para la Poesía en 1985; “Gervasio Méndez” de la Asociación Entrerriana Justo José de Urquiza en 1997; y en dos ocasiones el Premio “Fray Mocho” cuentos en 1998 y poesía en 2002.

Juan Manuel Alfaro es autor de “El canto entero de Marcelino Román” de 2014 en el que, a través de un recorrido por toda la obra publicada de Marcelino, observa la profunda coherencia entre sus postulados teóricos y su obra poética, y reúne testimonios, comentarios y opiniones acerca de la personalidad y producción del autor de “Comarca y universo”.