21.8 C
Paraná
sábado, enero 18, 2020
  • Paraná
  • Política
  • Sociedad
Más

    Harán una jornada para promover la separación domiciliaria de residuos

    A cambio de plásticos, papel o latas se entregarán bolsas y plantines, además de poder participar en un sorteo por una computadora. Las diez familias que lleven más materiales tendrán una recarga gratis de la tarjeta SUBE.

     

     

    La Municipalidad de Paraná organizó para este sábado 11 una jornada de Eco Canje en la plaza Juan Pablo II, de Barrio Mercantil.

    El encuentro se llevará a cabo de 9.30 a 14.30 y consiste en que las familias que aporten residuos recuperables debidamente limpios y separados, podrán llevarse plantines, bolsas ecológicas, y para las 10 familias que mayor cantidad de materiales acerquen, pasajes gratuitos en la tarjeta SUBE.

    Se recibirán papeles, botellas de plástico y de vidrio, latas de metal, cartón, tela o ropa en desuso, etc.

                                                                                                El Eco Canje en Barrio Mercantil arranca a las 9.30.

     

     

    La totalidad del material recolectado será trasladado directamente a la Planta de Reciclado Manuel Belgrano, donde la cooperativa Nueva Vida desarrolla tareas de selección, acopio y comercialización.

    Además, entre todos los vecinos que participen se sorteará una computadora reciclada cedida por el Centro Municipal de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEEs). La convocatoria es realizada por la Municipalidad de Paraná y la comisión vecinal del barrio Mercantil.

    La actividad de Eco Canje se lleva adelante con la intención de reforzar la clasificación domiciliaria, esencial para el funcionamiento del Programa Separemos.

    «El objetivo es facilitar la tarea de aquellos vecinos que separan sus residuos en su domicilio, y también incentivar a aquellos que aún no lo hacen de la manera correcta. De esta forma, sumamos participación ciudadana una acción ambiental positiva, que genera inclusión social, ya que mejora la calidad del trabajo de la cooperativa en la Planta», informaron desde la Municipalidad.

    Para tener precisiones sobre éste y otros temas, EL DIARIO dialogó con la subsecretaria de Ambiente Sustentable, Rosa Hojman.

    “Es una manera de estimular a la separación de residuos y premiar a los que ya lo están haciendo. Empezamos por el Barrio Mercantil y después lo haremos en otros barrios”, precisó la funcionaria.

    “Lamentablemente hay bastante vandalización en toda la ciudad”, se queja Hojman.

    —¿Cómo participan los vecinos?

    —Los vecinos llevan todo lo que sea material reciclable: papel, cartón, plástico, vidrio, metal, telas, y reciben a cambio una bolsa de la Municipalidad con un plantín.

    Además, le daremos un número para participar de un sorteo de una computadora reciclada que pueden donarla a alguna institución si así lo desean. Las 10 familias que más material reciclable aporten se les va a dar pases de la tarjeta SUBE.

     

    —¿Son residuos clasificados en los domicilios?

    —La gente se acerca con los residuos secos y limpios, sin ningún tipo de residuo orgánico, solamente reciclables. Eso va a ser retirado por la cooperativa Nueva Vida. Es decir que todo esto tiene no sólo un fin ambiental sino también social porque la cooperativa trabaja en la Planta de Tratamiento de Residuos de Paraná que recibirá más residuos secos y limpios y por lo tanto con más valor.

     

    —¿La idea es repetir estas experiencias?

    —Una vez por mes lo vamos a hacer en otro barrio de la ciudad.

     

    Residuos electrónicos

    “La computadora es donada por el Centro de Reciclaje de Residuos Eléctricos, que ha tenido muy buena respuesta y viene funcionando muy bien. Por un lado, las respuestas de los vecinos que están llevando muchísimo material electrónico y eléctrico. Allí se revisan si funcionan o no. Lo que no funciona se ve si se puede arreglar y se pone en un listado de donaciones a instituciones de la ciudad. También se han donado muchas computadoras al municipio. Lo que ya no sirve se lleva al Centro de Residuos Basura Cero, en Buenos Aires y ellos nos devuelven 10 computadoras por cada envío que nosotros hacemos. Nosotros, por supuesto, las donamos. Tenemos recibos de todo lo enviado. Estamos muy contentos por lo que hemos logrado, lo que se está haciendo con lo que era basura e iba a parar a un arroyo o al lado de un contenedor”, resaltó.

     

    —También hay un centro que recibe neumáticos en desuso. ¿Cómo funciona?

    —Recibimos en forma gratuita cuatro neumáticos por vecino por año. Lógicamente eso se puede flexibilizar y recibir uno o dos más. Parte de eso se transforma en pequeñas cuchas para perros o gatos. El mismo personal del centro lo está transformando. Es algo nuevo que estamos devolviendo a la sociedad.

     

    —¿Cómo está marchando el sistema de separación domiciliaria de residuos?

    —Estamos saliendo con todas estas campañas para volver a incentivar el tema. Estamos poniendo cartelería en las calles de la ciudad porque entendemos que es un déficit importante. En todas las ciudades hay períodos con esto. Por eso estamos pidiendo al vecino que retome, que colabore porque es para el bien de todo. El municipio es nuestra casa y tenemos que hacer nuestro trabajo para que esté mejor y parte de eso separar los residuos.

     

    Contenedores vandalizados

     

    En los últimos meses se advirtió que se ha incrementado el número de contenedores de basura que han sido destruidos, dañados o directamente quemados. Sobre este tema EL DIARIO consultó a Rosa Hojman.

    “Lamentablemente hay bastante vandalización en toda la ciudad. Se van reponiendo y esas son cosas que escapan a nuestro control. Les pedimos a nuestros vecinos que estén atentos y que ante cualquier irregularidad avisen a la Policía que se va a hacer cargo de esa situación porque es vandalismo”, enfatizó.

     

    —¿Se trata de hechos intencionales?

    —Por supuesto. A veces son cosas de niños o adolescentes pero hay que tener en cuenta que con esos daños perdemos todos los vecinos, no solamente la Municipalidad. Creemos que los padres deben tener un diálogo con sus hijos sobre estos temas para evitar estos hechos. Cada contenedor es costoso y cuando se destruyen perdemos todos.

     

    —¿Cuáles son las zonas en las que no hay contenedores?

    —Ya está toda cubierta la ciudad con contenedores. Hay calles que tal vez haya uno cada dos cuadras pero casi todas las cuadras de la ciudad tienen uno o dos contenedores. La idea es seguir hacia la doble contenerización y tener en cada cuadra uno para residuos orgánicos y otro para inorgánicos.

     

     

     

     

    Lo más leído