Entre Ríos, La Provincia, Política, Sociedad

Canali propone un régimen de transición para municipios

Desde las 11, en un encuentro conjunto, las comisiones de Legislación General y de Asuntos Municipales del Senado provincial analizarán el proyecto de ley de Régimen de Transición de Gobierno Municipal.

“Queremos garantizar la más amplia eficiencia y transparencia de los mecanismos democráticos de gobierno”, dijo el senador Pablo Canali, autor de la iniciativa.

 

El proyecto era parte del orden del día de la última sesión, pero su autor, el representante del departamento Colón, Pablo Canali, solicitó el regreso a comisión para introducir algunos cambios.

Inspirado en “la necesidad y conveniencia de contar con normas que permitan llevar adelante una transición ordenada, transparente, eficiente y confiable, que permita la normal continuidad de las funciones de gobierno y los servicios públicos”, el senador vecinalista del departamento Colón, presentó un proyecto de ley de Régimen de Transición de Gobierno.

Según había explicado Canali al presentar la iniciativa, el proyecto “propone un Régimen que regule los mecanismos y condiciones para la adecuada transición de la gestión de gobiernos municipales, entre las autoridades electas y las salientes. Queremos garantizar la más amplia eficiencia y transparencia de los mecanismos democráticos de gobierno”, justificó.

La propuesta, según el senador de Colón, pretende “generar un contexto propicio para que el gobierno entrante ejerza sus funciones sin dilaciones que puedan obstaculizar el normal desarrollo de las funciones del Estado Municipal, y que permita tomar decisiones sin dilaciones innecesarias e identificar aquellos planes, programas o proyectos cuya continuidad es fundamental y las que requieran especial atención o carácter urgente”.

 

TRASPASO. Canali tuvo en cuenta, a la hora de presentar la iniciativa, que el Poder Ejecutivo de la provincia de Entre Ríos ha dispuesto que las elecciones se realicen en una fecha distinta, anterior a las elecciones nacionales, y que las mismas se realizarán con una antelación importante en el tiempo respecto de lo que habitualmente ocurría en los casos en que no mediaba un desdoblamiento.

Resaltó el legislador que “esta situación implica para los municipios, que las nuevas autoridades serán electas definitivamente en fecha 9 de junio del año en curso y asumirán el 10 de diciembre, mediando un tiempo de seis meses que pueden aprovecharse para realizar un trabajo de acercamiento y toma de conocimiento del estado de la administración pública que permitan un traspaso ordenado de la gestión de gobierno”.

Puso de manifiesto además que “es necesario establecer reglas claras para regular este período de transición puesto que no se encuentra previsto en la ley del régimen municipal entrerriano (Ley 10.027) y depende casi exclusivamente de la buena voluntad de las partes, que no siempre repara en el interés general de la comunidad”.

Según Canali, este proyecto se fundamenta también “en la evolución del principio democrático de gobierno cada vez más vasto, y en el creciente desarrollo de mecanismos participativos, amplios, constructivos que enriquecen su ejercicio. En este sentido es un aporte importante a nuestro sistema de gobierno municipal, dotar de mayor transparencia al proceso electivo y el traspaso de mando y gestión de las autoridades salientes a las autoridades electas”.

 

CONTINUIDAD. El legislador vecinalista fue contundente a la hora de sostener que “estos mecanismos fortalecen las buenas prácticas de gobierno y se enmarcan dentro del nuevos conceptos de gobernanza que son demandados por nuestra comunidad y que son tan importantes para la continuidad de las políticas públicas”.

“Es necesario dar un mensaje a la sociedad de que el Estado es uno solo y se deben brindar las garantías suficientes para que los traspasos de gobierno no generen inconvenientes en la administración y resulten favorables al interés de la comunidad y de la función pública”, subrayó el legislador por Colón.

Posteriormente hizo hincapié en que “buena parte de las decisiones, programas, acciones que se toman o realizan durante el periodo de gobierno que resta para la autoridad saliente, impactan sobre el futuro gobierno de las autoridades electas, y en algunos casos comprometen o limitan la toma de decisión en el corto y mediano plazo”.

“Por eso –aseguró Canali- este mecanismo que se propone permitirá la toma de estas decisiones de manera consensuada, basados en el interés mayor de la continuidad de gobierno para garantizar un proceso de transición ordenado, que garantice la organización de gobierno, la optimización de los tiempos de la administración pública y la eficiencia en el manejo de los fondos públicos”. Y recordó que existen numerosas normas del derecho comparado que regulan la transición de gobierno, tanto a nivel nacional, como provincial y municipal. “Nuestro país cuenta con un proyecto ingresado por el Poder Ejecutivo ante la Cámara de Diputados en agosto de 2016, donde se regula el traspaso de gobierno y se establecen pautas y condiciones para tal fin”, detalló.

El senador vecinalista, Pablo Canali, presentó el proyecto que será analizado hoy en la Cámara alta.

ANTECEDENTES. El legislador trajo a colación que provincias como Neuquén han legislado en el mismo sentido, mediante la Ley 2720 sancionada en septiembre de 2010, “donde se prevén comisiones de trabajo, confección de informes y sanciones para el caso de incumplimiento de las obligaciones estipuladas, y se invita a los municipios a adherir al régimen”, indicó.

En tanto, “a nivel municipal son numerosos los ejemplos, de los cuales pueden mencionarse especialmente el régimen previsto para la ciudad de Córdoba, el previsto por ordenanza para la ciudad de Neuquén, y el que se encuentra regulado como parte de la carta orgánica del Municipio de Bella Vista en la provincia Corrientes”, concluyó el legislador vecinalista.

 

NORMA. La iniciativa por la que se crearía en el ámbito de la provincia, un Régimen de Transición de Gobierno Municipales, establece que el Estado provincial deberá garantizar la transición ordenada de los mandatos locales designando veedores del Tribunal de Cuentas provincial que tendrán intervención durante el tiempo de duración del proceso con pleno uso de las facultades de su competencia para exigir su cumplimiento bajo penalidades de ley. La transición se extendería desde el decreto de convocatoria a elecciones hasta la asunción de mando de las autoridades electas.

Dispone la creación de un Comité de transición con funciones periódicas, compuesto por un máximo de 10 miembros –actuarán ad honorem-, cinco designados por el intendente en funciones y otros tantos, por el electo, coordinado por el secretario de Gobierno en funciones.

Asimismo, prevé que con la antelación suficiente, se elaboren informes estratégicos por cada área, los que deberán entregarse en oportunidad de un primer encuentro y, a pedido de la autoridad electa deberán realizarse los informes aclaratorios necesarios. También, deberá entregarse la Memoria y Balance, incluyendo los ítems que en el mismo proyecto se detallan.

Cabe señalar que en el articulado se prevé que a los efectos de la integración del Comité, se realizará un primer encuentro entre las autoridades salientes y electas, que tendrá lugar dentro de los 10 días posteriores a la proclamación de las autoridades electas. Será en esa oportunidad donde deberá entregarse memoria y balance y los informes mencionados.

Se deja también abierta la posibilidad de reuniones entre funcionarios actuales y delegados de las autoridades electas, para el tratamiento y consideración de los informes.

En otro orden, establece que se dispondrá la “autorestricción a la autoridad saliente para el nombramiento de personal, con excepción del necesario para tareas esenciales, previo consenso con la autoridad electa. La medida restrictiva será también aplicable para aquellos actos de gobierno que signifiquen un incremento del gasto municipal presupuestado”.

Asigna a las autoridades entrantes la posibilidad de solicitar una auditoría si lo consideraran necesario.