Home, Judiciales, La Provincia, Paraná, Sociedad

Analizan otorgar pena condicional por un siniestro vial en Paraná

El 3 de octubre de 2018 un hombre fue arrollado por un auto que se trasladaba por una transitada arteria de Paraná a una velocidad muy superior a la permitida.

Pericias determinaron que el peatón cruzó por un lugar inhabilitado para hacerlo y lo hizo de manera sorpresiva. En un abreviado, el conductor acordó cumplir tres años de prisión condicional.

 

Néstor Belini | coordinacion@eldiario.com.ar

 

El juez de Garantías N° 2, Eduardo Ruhl, decidió ayer pasar a un cuarto intermedio hasta el lunes 6 de mayo para analizar el acta acuerdo que celebraron en un juicio abreviado el fiscal Juan Malvasio y Hugo Gemelli, defensor particular del imputado Carlos Miguel Belgeri, de 41 años. A Belgeri, trabajador estatal, se le imputó el delito de Homicidio imprudente por la conducción antirreglamentaria de un vehículo automotor. El acuerdo consistió la pena de tres años de prisión de ejecución condicional más la inhabilitación especial para conducir por un período de cinco años. Entre las normas de conducta que Belgeri deberá observar si el acuerdo es homologado, se destacaron la realización de un curso de concientización vial, del que deberá acreditar la asistencia y la aprobación, y el cumplimiento de 96 horas globales de trabajos comunitarios no remunerados a favor de una entidad de bien público.

El defensor Hugo Gemelli, junto a su defendido, Carlos Miguel Belgeri.

 

EL HECHO

A Belgeri se le atribuyó que el 3 de octubre de 2018, alrededor de las 23.40, cuando se trasladaba por calle Blas Parera, a metros de la intersección con Almirante Brown, en un Volkswagen Vento 2.0, que pertenecía a un organismo del Estado, colisionó a Mario Alberto Morales, quien perdió la vida como consecuencia de las lesiones que sufrió. En la audiencia estuvo representando al Ministerio Público Fiscal el fiscal Ignacio Aramberry, quien precisó que Belgeri se trasladaba a más de 87 kilómetros por hora en una arteria en la que la Ley Nacional de Tránsito prescribe que la velocidad permitida oscila entre los 40 y 60 kilómetros por hora. El funcionario indicó que le imputado iba a “una velocidad francamente superior al límite máximo” y añadió que también se consideró que “no mantuvo el control del rodado, que perdiera las riendas (sic) del vehículo”.

Aramberry destacó que la familia de la víctima estuvo al tanto del acuerdo y manifestó su conformidad. Que en el acta se acordara una pena de cumplimiento condicional fue posible porque las pericias accidentológicas exhibieron que Morales sorprendió a Belgeri al interponerse en su camino de manera intempestiva y en un lugar en el que no está permitido cruzar la calle. Esto fue evaluado por las partes al momento de mensurar el monto de la pena.

 

CONFORMIDAD

Al final de la audiencia, Gemelli manifestó a EL DIARIO su conformidad con el acuerdo, y destacó: “Veníamos trabajando hace tiempo en este acuerdo en el que pudimos arribar con el fiscal a un acuerdo favorable para mi cliente y satisfactorio para Fiscalía”. El defensor opinó: “Creo que se llegó a un buen acuerdo puesto que no se iba a poder defender con otra pericia en un debate el exceso de velocidad”, puesto que reconoció que “hablamos de un manejo imprudente agravado” en el que quedó acreditado que su defendido se trasladaba “a una velocidad que superaba los 87 kilómetros por hora, considerando que en esa arteria el máximo está entre los 40 y los 60 kilómetros por hora”.

Por su parte, Gemelli explicó respecto a que Belgeri se trasladaba a bordo de un vehículo oficial: “Quedó acreditado perfectamente, en las actuaciones y en los informes que se hicieron, que manejaba un vehículo oficial. Belgeri, como el resto de los choferes tienen autorizado y está incorporado en el expediente un informe de la Secretaría General, que cuando tienen una comisión para salir de viaje con el funcionario tiene autorización de retirar el vehículo oficial para hacerle todo el mantenimiento, carga de combustible y a la mañana temprano poder salir con el funcionario, eso quedó acreditado”.

Finalmente, el defensor sostuvo que “es por lo cual que se llega a una condena en suspenso, teniendo en cuenta que los antecedentes que tenemos por manejo negligente, por lo general, son con (prisión) privativa de la libertad. En ese caso se hace una consideración atento que habría una especie de responsabilidad compartida, teniendo en cuenta el exceso de velocidad que no podemos negar a lo que se le suma la responsabilidad del peatón que cruza por un lugar que no estaba autorizado y de manera intempestiva”.

 

Prisión condicional para Belgeri, responsable de la muerte de un peatón