24.4 C
Paraná
sábado, noviembre 16, 2019
  • Entre Ríos
  • Política
  • Sociedad
Más

    Elecciones 2019: El eje del debate mudó del texto al reino de la imagen

    Mientras calientan motores y se lamen las heridas para ver si cicatrizan de una vez, las propuestas mayoritarias se enredaron en una entretenida batalla de imágenes, preámbulo de un debate electoral que se presume intenso.

    También los intendentes de Cambiemos tuvieron su foto con la fórmula Benedetti-Hein, sumidos en un dilema clave en virtud de los resultados de las PASO.

     

    Redacción El Diario | coordinacion@eldiario.com.ar

    Al menos para Cambiemos y Creer Entre Ríos, la campaña hacia junio arrancó salpimentada con una guerra de imágenes que tanto el intendente que procura ser reelecto, Sergio Varisco, como el candidato que aspira a desplazarlo, Adán Bahl, blandieron ante la opinión pública o la sociedad política más como símbolo que como estrategia concreta para conservar o ampliar la base de sustentación lograda en las PASO.

    Si bien el uso del recurso se potenció en los últimos días, los memoriosos recordarán que a la saga la abrió Bahl, el día después de las elecciones, el mismísimo lunes 15 de abril. Las tomas dan cuenta de una charla “casual” con el gobernador Gustavo Bordet, en las galerías del primer piso de la Casa de Gobierno. Naturalmente, ambos sonríen, comparten la decisión de haberse enfundado en un traje oscuro y haberse puesto camisa celeste, sin corbata, y, según el texto de la pieza comunicacional, analizaron los resultados de los comicios y conversaron sobre cómo “articular” las gestiones en la provincia y en la ciudad durante los próximos cuatro años.

    Al segundo episodio fotográfico lo protagonizó Varisco. En torno a una mesa rectangular, de patas metálicas y tablero de vidrio transparente, el presidente del Departamento Ejecutivo Municipal apareció formando parte de una reunión de la que participan ex precandidatos a concejales que compitieron en Creer Entre Ríos junto a integrantes del partido SER. La sala utilizada debe haber sido recientemente refaccionada, tal como indican la convivencia armónica de ventanales y puertas de madera (de esas que incluían una claraboya superior rebatible) y aberturas de aluminio blanco. El piso de pinotea parece reciclado. En ese entorno aséptico, descontaminado del papeleo del trabajo diario, Varisco está sentado de espaldas a la cámara, levemente corrido de la cabecera pero sin abandonarla. En el cónclave predominan las mujeres, pero los que se sentaron cerca del intendente fueron los varones. Sobre la mesa, dos pocillos, algún que otro anteojo, teléfonos celulares, una hoja y una birome. Una mamá debió concurrir al encuentro con su crío. Luego, a la hora de las declaraciones públicas, los reunidos explicaron que en las Generales apoyarían a Varisco. La discursividad allí desplegada integróaportes del Intendente, quien subrayó la apertura política del gobierno que conduce para abrazar a expresiones diversas del campo popular, y explicaciones de los recién llegados, para quienes el candidato de Cambiemos expresa como nadie la materialización de los ideales peronistas que por otra parte reivindican.

     

    MIL PALABRAS

    La tercera imagen de la galería también lo tiene a Varisco como actor principal. Nos remite a un rincón del espacioso despacho del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, arquitecto de la estrategia electoral de Cambiemos en Entre Ríos. Junto a ellos, Emanuel Gainza. Alrededor de una mesa ratona de madera, sentados en mullidos sillones que hacen juego con el color claro de la alfombra, queda revelado por la ocupación de los muebles quién es el anfitrión y quiénes lo visitan. Sobre el lado corto de una imaginaria L, Frigerio (traje oscuro, camisa y corbata combinadas) luce circunspecto; Varisco (saco oscuro, camisa celeste, jopo rebelde), satisfecho; Gainza (saco, pantalón sport y zapatillas), fastidioso.Todos miran a la cámara; no hay esbozo de diálogo (que de hecho lo debe haber habido, en los distintos lenguajes imaginables) ni gestos de ocasional camaradería. La pulcra gacetilla dice que charlaron sobre la performance de la alianza en las PASO y que planificaron cómo emprender las elecciones del 9 de junio. “Unir los esfuerzos que permitan mejorar los resultados” obtenidos, fue la consigna que emergió del encuentro. Como se sabe, representantes de los sectores del concejal y del intendente compartirán la lista de ediles de Cambiemos, en unos comicios que para el gobierno nacional son un aperitivo de aquella batalla electoral en la que se elegirá Presidente, Vice y legisladores nacionales, entre el 11 de agosto y el 27 de octubre.

    Sólo Gainza, Varisco y Frigerio conocen los entretelones de esa fotografía cuyo objetivo era dar cuenta de un acuerdo para la capital provincial. Téngase en cuenta que para lograrla(y acordar el texto de unidad la gacetilla) los dirigentes paranaensesdebieronsuspender ocupaciones corrientes en su ciudad de origen, compromisos institucionales y reuniones políticas para recorrer una cantidad de kilómetros nada despreciable.

    Si bien es improbable que los encuentros de Paraná y Ciudad Autónoma de Buenos Aires le signifiquen a Varisco un aluvión de sufragios, expresan en cambio cierta noción de guapeza política que debe reconocerse: está contra las cuerdas, perdiendo por puntos, tal vez no tenga golpes de knockout y las circunstancias lo han corrido del centro del ring, pero no por eso dejará de atacar.

     

    DEDOS EN V

    El cuarto retrato lo muestra a Bahl, junto a dirigentes peronistas que fueron cabeza de lista en las PASO: Fernando Sibulofsky; Roberto Schunk; Cristian Ullian; Gerardo González; Sebastián Micelli y Jorge Vázquez. Todos están vestidos de sport. La diferencia entre lo que lucen puede ser representativo de las miradas diversas que portan sobre la sociedad y la política o un simple producto de la casualidad. Están de pie, en el búnker que usó el Vicegobernador para los comicios del 14 de abril, en calle Gualeguaychú, en los que logró el 70% de los votos del frente Creer Entre Ríos en la ciudad. Es difícil saber si la sonrisa compartida por los referentes, que están abrazados, es producto de la algarabía por el acuerdo alcanzado o del oficio del fotógrafo que con una intervención oportuna puede haber generado una gracia repentina que la cámara capturó sin más. Pero la foto circuló así y transmite eso: satisfacción de estar juntos, aunque estén allí por la cantidad de sufragios obtenidos, por las propuestas presentadas o por ambos factores.

    La foto, que es el broche de una ronda de reuniones chicas, no inspira en sí misma ninguna actitud del votante de cara al 9 de junio. Pero, se entiende, era necesaria como símbolo de unidad interna y porque, además, contrarresta los intentos de Varisco por filtrarse en los intersticios del armado justicialista.

    Lo concreto es que al tablero electoral Bahl se arrimó con 43.403 votos en su haber y Varisco con los 32.858 obtenidos en las PASO, en un contexto general en el que -para la misma categoría- Creer Entre Ríos logró 64.250 sufragios y Cambiemos 56.453. El 9 de junio a la noche se verá si los acuerdos a los que estamos refiriendo fueron programáticos o para la foto, si los discursos de los candidatos supieron integrar las perspectivas de aquellos sectores que no los eligieron y cómo fueron percibidos esos agregados por la sociedad, es decir, con qué resultado.

     

    CÁLCULOS

    El álbum de fotos no termina aquí. También hay una del candidato a gobernador de Cambiemos, Atilio Benedetti, con integrantes del Foro de Intendentes, entre quienes estaba su compañero de fórmula, Gustavo Hein, de Basavilbaso. La imagen da cuenta de una reunión de trabajo y la asistencia fue suficiente como para sentar a los mandatarios comunales alrededor de una larga y robusta mesa de madera, de extremos semicirculares, y que, contra la pared, se forme una segunda ronda de deliberantes. Café en pocillo, jarras de agua para los vasitos plásticos y medialunas en vajillas de generosas dimensiones completaban la escena.

    El mitín debe haber servido para repasar lo que cada uno ya revisó en infinidad de ocasiones: los resultados del 14 de abril, desde la perspectiva de las fortalezas y debilidades. Vale la pena volver a ellos, no obstante. Para Gobernador y Vice, la fórmula Benedetti-Hein sumó226.223 apoyos, contra los 392.065 del binomio Bordet-Stratta, con 125.772 votos en blanco y un nivel de asistencia del 75,10%. De las siete propuestas que participaron de las PASO (se dirimió una interna entre los socialistas), a seis se las volverá a encontrar el 9 de junio en el cuarto oscuro.

    Los terceros en discordia ameritan alguna observación. Formalmente, los más votados entre los más chicos fueron los socialistas (16.630 sufragios), pero se ignora qué tan irreconciliables son las diferencias con el sector que perdieron y que obtuvo 6.302 apoyos. Esa situación es vital porque la fórmula integrada por Luis Meiners-Laura Naput, de MST-Nueva Izquierda, logró que los votaran 13.281electores. De que lo que no hay dudas es que, para Gobernador y Vice, la disputa se centra en Creer Entre Ríos y Cambiemos.

    Una apreciación aritmética llevaría a pensar que un objetivo de actuales intendentes, candidatos a serlo o a renovar y de la fórmula Benedetti-Hein debería enfocarse en cómo contrarrestar la diferencia de 165.842 de votos a favor de la propuesta peronista. Pero para entender el mundo a veces no alcanzan con las cuatro operaciones matemáticas fundamentales. Así las cosas, conservar la mayor cantidad de gobiernos municipales, en un contexto general en el que pareciera que el PJ recuperará unas cuantas intendencias, no es un objetivo menor ni despreciable para Cambiemos.

    Hay incluso lugares donde ganó por poco el candidato de Cambiemos a la intendencia, pero en el que triunfó por una diferencia mayor la fórmula a Gobernador y Vice de Creer Entre Ríos. Surge ahí un dilema fundamental: se juega a pleno por la boleta completa de Cambiemos, poniendo en riesgo también la intendencia, o se prioriza la defensa del gobierno comunal y se deja más al libre albedrío la elección de Gobernador y Vice. Y, en las comunidades donde los opositores peronistas fueron más apoyados: ¿no podría revertirse la diferencia si la campaña comarcal se centrara más en el gobierno local?

    En fin, la construcción política tiene estos condimentos y habrá que ver cómo se presentan, bajo qué prioridad, en las semanas por venir.

     

    DIPUTADOS

    La cláusula constitucional de gobernabilidad le asegura al partido o frente que gana las elecciones al menos la mayoría simple en la Cámara de Diputados, es decir, 18 legisladores.

    Pero si la cantidad de votos es mayor a la mitad más uno, se aplica el sistema D’Hont. Así, si se repitieran los votos de las PASO, el oficialismo podría contar con 21 diputados y Cambiemos son 13. Si bien no son apropiadas las proyecciones lineales (en el D’Hont son clave las proporciones) se tiene por cierto o aproximado que en la medida que las terceras fuerzas se aproximan a los 20.000 votos sus posibilidades de alcanzar un legislador aumentan.

    Por fuera de las propuestas mayoritarias, hay una controversia ya señalada en torno a cuál fue la lista más votada para diputados provinciales. Si se toma las dos expresiones del socialismo que compitieron se alcanzan los 16.901 (10.497 más 6.404). Mientras tanto,el MST-Nueva Izquierda (con Nadia Burgos como principal referente), logró 13.744 sufragios en las PASO. En ambos casos, en cualquier circunstancia, alcanzar ese piso hipotético parece ser una tarea que tiene sus complicaciones.

    Para Socialistas y el MST-Nueva Izquierda, más incluso que para Cambiemos y Creer Entre Ríos, la General debe ser entendida como una elección radicalmente diferente, pero con pocas opciones a disposición: las propuestas y la campaña mantienen un carácter testimonial y se termina conformando con el premio consuelo de ser la tercera fuerza o exhiben capacidad política para urdir una serie de acuerdos estratégicos (anteproyectos de ley, prioridades legislativas, etc.) que pueda empujar a algunos sectores a votarlos para diputados, aunque ese apoyo mude a otras fuerzas para la elección de gobernador y vice.

    Los próximos días deberán ser ricos en este tipo de precisiones, necesarias para encarar las semanas que quedan de cara al 9 de junio.

     

     

     

     

    Lo más leído