Paraná, Policiales, Sociedad

Justicia Federal: debate sobre la calificación legal por transportar droga

Debatieron si cuatro jóvenes transportaban droga o la tenían para vender o consumir. 

Habían sido detenidos con dos kilos de marihuana a bordo de un auto.

 

Néstor Belini | coordinacion@eldiario.com.ar

 

Tras un complejo debate sobre la calificación legal y los roles que habrían desplegado los imputados, se resolvió concederles la suspensión del juicio a prueba.

 

El Tribunal Oral Federal en lo Criminal de Paraná, en su integración unipersonal en la vocalía de Noemí Berros, resolvió el miércoles 17 conceder la Suspensión del juicio a prueba o Probation a cuatro jóvenes oriundos de Victoria. El beneficio fue otorgado por el plazo de un año. Así, GDM, de 29 años, MID, de 24 años, BLL, de 24 años, y BSM, de 18 años, que fueron imputados como coautores del delito de Tenencia simple de estupefacientes, en violación a la Ley 23.737 de Narcotráfico, deberán durante el periodo de la Probation, abstenerse de consumir estupefacientes y realizar trabajos comunitarios no remunerados en favor de alguna institución de bien público de Victoria, una vez por semana por al menos dos horas cada vez, en el horario que acuerden con la institución de que se trate y que se compatibilice con sus horarios laborales o de estudio.

En el debate intervinieron el fiscal general, Ignacio Candioti; por la defensa MID y BLL actuó la defensora pública, Noelia Quiroga; en la de GDM, lo hizo Andrés Marchese; y en la de BSM, Guillermo Reggiardo. Durante el proceso, el expediente experimentó varios cambios en relación a la calificación legal. El punto a determinar era si lo imputados transportaban la droga o la tenían en su poder.

En este sentido, se consignó que “existieron diversas opiniones acerca del encuadramiento típico a lo largo del proceso. El Fiscal Federal de la anterior instancia como el Juez Federal Ríos entendieron originariamente que se trataba de la figura de transporte y los cuatro imputados fueron indagados por transporte. Luego, el juez subrogante Alonso interpretó estar en presencia de una tenencia simple de estupefacientes, postura finalmente compartida por el Agente Fiscal que, con ese encuadramiento, requirió la elevación a juicio. En oportunidad de la elevación de un incidente de apelación a la Alzada, el Fiscal de Cámara Álvarez, sostuvo que el hecho admite su encuadramiento típico en la figura de transporte”.

Los imputados circulaban por la ruta 174, que une Rosario y Victoria, y fueron detenidos en un control policial.

Los cuatro jóvenes fueron detenidos el 16 de noviembre de 2018, aproximadamente a las 19.30, en un control vehicular realizado por Gendarmería Nacional Argentina (GNA) realizado en ruta nacional 174, kilómetros 5,2, en el puesto caminero Isla La Deseada. Iba en un VW Gol  que circulaba en sentido Rosario-Victoria y que conducía BLL. Cuando el conductor bajó la ventanilla, los gendarmes advirtieron que del auto salía un fuerte olor a marihuana, por lo que lo hizo estacionar en la banquina y descender a sus ocupantes. En la requisa se detectó debajo del asiento del conductor dos kilos de marihuana acondicionados en cuatro bultos en forma de ladrillo. La pericia química practicada en sede judicial confirmó que se trató de marihuana, que alcanzó un peso neto total de 1.989,119 gramos, con capacidad para obtener las dosis umbrales necesarias para abastecer a toda Victoria.

El fiscal expresó que “el suceso investigado no se vislumbra ligado al tráfico de estupefacientes, ni tampoco al consumo personal”, considerando lo último “no solo porque dos kilos de marihuana no puede reputarse como una escasa cantidad, sino porque la pericia médico-psiquiátrica realizada da cuenta que no se trata de adictos, sino de consumidores esporádicos”. También analizó que no se obtuvo “prueba alguna que indique una vinculación de esa droga a una finalidad de comercio. No pesaba sobre los imputados ningún estado de sospecha, no hubo tareas de vigilancia, no se encontraron otros elementos indicativos de ese propósito agravado, ninguno de los funcionarios expresó la existencia de sospecha alguna de que hubieren comprado en Rosario esa marihuana para venderla en Victoria”.