Judiciales, Paraná, Policiales, Sociedad

Arresto domiciliario a involucrados en balacera en barrio Belgrano

Fuentes judiciales deslizaron que el incidente se inscribe en el conflicto que mantienen dos bandas integradas por las familias Franco-Flores y Retamal y otros, respectivamente.

 

Néstor Belini | coordinacion@eldiario.com.ar

 

Cuatro varones sospechados de intercambiar disparos de arma de fuego en un hecho ocurrido el domingo 14 a las 13.30 en barrio Belgrano, en Paraná, en el que un hombre ajeno a la disputa que mantienen dos bandas enfrentadas recibió un disparo en la pierna, seguirán vinculados al proceso con arresto domiciliario, tal como lo decidió ayer el juez de Garantías N°5, Mauricio Mayer, que hizo lugar al acuerdo logrado entre Fiscalía y defensa pública. Se trata de Héctor Flores, quien resolvió su situación por el momento el lunes 15 aceptando cumplir 30 días de arresto domiciliario, y de los hermanos Yair Franco, de 20 años, e Isaías Franco, de 18 años, que lo hicieron el miércoles 17 abril, por el plazo de 45 días. A los hermanos, que son defendidos por el defensor público Jorge Sueldo, también se les impuso la prohibición de ingresar a barrio Belgrano. Posteriormente, el juez de Garantías N°1, Eduardo Ruhl, dictó el arresto domiciliario de Rodrigo Retamal. Fuentes judiciales deslizaron que el incidente se inscribe en el conflicto que mantienen dos bandas integradas por las familias Franco-Flores y Retamal y otros, respectivamente.

A Retamal se le atribuyó que el domingo 14, alrededor de las 17.30, en la intersección de calle Pichón Sánchez y Cortada Nº 952, disparó con una pistola calibre 22 largo 15 disparos contra Yair e Isaías Franco, impactando uno de los disparos en la persona de Mendoza Ceferino, quien se encontraba en la puerta del kiosco ubicado en calle Pichón Sánchez al final ocasionándole lesión ósea en cara externa de tercio medio de pierna derecha, lesión que lo inhabilitó laboralmente por el término mayor a un mes”. En tanto que a los hermanos Franco y a Flores, se les endilgó que en el mismo lugar, día y hora, efectuaron disparos hacia Retamal, no logrando lesionarlo. Los cuatro enfrentan cargos por el delito de Tentativa de homicidio.

 

LOS CARGOS

El miércoles 17 de abril, ante el juez de Garantías N°5, Mauricio Mayer, comparecieron los hermanos Franco y su hermana, Jaqueline Franco, de 24 años, quien se comprometió a cumplir la medida de coerción por el mismo plazo que sus hermanos. En la primera parte de la audiencia multipropósito se abordó la situación que enfrentan Isaías y Jaqueline Franco. Según la fiscal Natalia Taffarel, que lleva adelante el legajo, a los hermanos se les imputa el delito de Resistencia a la autoridad. En la segunda parte se avanzó en el legajo que investiga la fiscal Paola Farino por el presunto delito de Homicidio en grado de tentativa, en relación a la balacera ocurrida el domingo 14 en barrio Belgrano, en el que se sospecha que Yair e Isaías Franco, junto a Flores, realizaron disparos contra Rodrigo Retamal, pero terminó lesionado por un disparo un hombre de apellido Mendoza, que se dirigía a un almacén de la zona del incidente. Minutos más tarde se realizó la audiencia ante Ruhl, por la situación de Retamal.

Isaías Franco fue detenido el lunes 15 en un allanamiento que se realizó alrededor de las 15, en una casa ubicada en calle Pichón Sánchez, entre calles 975 y 952, cuando efectivos de comisaría novena, con apoyo del Grupo de Seguridad Deportiva, concretaban la medida ordenada por el juez de Garantías N°3, Ricardo Bonazzola. Según la acusación, Isaías “comenzó a insultar y a amenazar con apuñalar” a un policía que estaba en el interior de la casa brindando seguridad al procedimiento”. El imputado habría arrojado un ladrillo que impactó en el casco protector del funcionario. Jaqueline fue detenida cuando su hermano era reducido, ya que se abalanzó sobre el funcionario, circunstancia en la que la joven le propinó una patada en el abdomen a una funcionaria policial que se hizo presente en el lugar para colaborar con el procedimiento.

Sobre Jaqueline Franco pesa otra imputación, por la agresión a una funcionaria policial ocurrida el 29 de diciembre de 2018, cuando aproximadamente a las 14, mientras estaba detenida en la Alcaidía de Tribunales, en calle Laprida, comenzó a romper el colchón de la celda en la que se encontraba amenazando con que se iba a dañar, momento en que se hace presente la funcionaria, que al ingresar a la celda recibió dos golpes de puño en el rostro, agregando que “cuando salga la iba a matar”. Se le imputó el delito de Daño a los bienes del Estado, Lesiones y Amenazas.