Paraná, Policiales, Sociedad

Caso Nahiara: Cristo y Lescano seguirán con preventiva

Miguel Ángel Cristo y Yanina Soledad Lescano, imputados por la violenta muerte de Nahiara Luján Cristo, la niña de dos años que falleció el 7 de febrero como consecuencia del gravísimo cuadro de salud con el que ingresó aquel día al hospital San Roque, continuarán con prisión preventiva por 60 días más.

 

La novedad consistió en que a Lescano, que era la pareja de Cristo al momento del hecho pero no la madre biológica de la niña, se le concedió el arresto domiciliario con tobillera electrónica. En tanto que a Cristo, padre biológico de la víctima, se le prorrogó el encierro en la Unidad Penal N°1.

La investigación comenzó a sustanciarse bajo la calificación legal de Homicidio agravado, pero a instancias de Fiscalía trocó a Homicidio agravado por el vínculo, alevosía y ensañamiento.

 

Caso Nahiara: Cristo y Lescano escucharon la nueva imputación y no declararon

El caso cobró estado público cuando la niña llegó al hospital San Roque con graves lesiones producidas por golpes y quemaduras, además de un extremo cuadro de desnutrición.

Por la muerte están imputados Cristo, su padre biológico, y Lescano, que era la pareja de aquel al momento del hecho.En ambos casos la pena que corresponde, de ser hallados culpables, es la prisión perpetua.

Según se conoció este martes, la prórroga en el caso de Cristo fue acordada entre Fiscalía y Defensa, mientras que en el de Lescano, la acusación se mostró disconforme con el fallo de la jueza de Garantías y adelantó que apelará la resolución.

Cristo está acusado de dar “muerte a su hija aprovechándose de la nula capacidad de defensa”, hecho que “se concretó el 7 de febrero de 2019 a las 22.30 aproximadamente, por una falla generalizada de órganos”.

Según la acusación, el deceso se produjo como consecuencia de los malos tratos que la niña sufrió desde agosto de 2018, cuando Cristo la “agredió continuamente”, ocasionándole “sufrimientos innecesarios a través de agresiones físicas y tratos inhumanos consistentes en golpes con elementos duros y romos, quemaduras con líquidos de altas temperaturas y cigarrillos, todo ello en la totalidad de su cuerpo; además de no alimentarla directamente, motivo por el cual se encontraba en una estado de desnutrición generalizado”.

Lescano está acusada de no realizar “comportamiento alguno tendiente a evitar el deceso de la niña teniendo la posibilidad y el deber institucional de hacerlo en virtud de la posición de garante en la que se encontraba producto de la convivencia y del rol de madre sustituta de la niña”.