Entre Ríos, Galería, Home, La Provincia, Sociedad

La UNER potencia su oferta desde plataformas digitales

La Universidad Nacional de Entre Ríos tiene un cuarto de siglo de experiencia en educación a distancia, pero ahora –mientras busca potenciar ese recurso en las más de 60 carreras de su oferta permanente– se encuentra explorando en las posibilidades que ofrecen la plataformas digitales para la comunicación entre Rectorado y las facultades en asuntos propios de la gestión.

 

Redacción El Diario | coordinacion@eldiario.com.ar

 

“La UNER tiene más de 25 años de experiencia en el tema de educación a distancia”, subraya la secretaria académica de la UNER, Roxana Puig, antes de repasar que “a partir de 2004 ya disponíamos de una plataforma tecnológica como recurso educativo; y en 2007 se comenzó a utilizar el Moodle”.

Puig indica que “comprendimos que los dispositivos tecnológicos se vuelven aliados para que la información, los contenidos estratégicos y la comunicación circulen para potenciar los procesos de enseñanza y aprendizaje, poniendo al estudiante en el centro de las propuestas”, que “las tecnologías permiten de manera flexible y conveniente que todo aquel que desee hacerlo pueda acceder a formación de nivel superior” y que, además, constituyen “una herramienta para la democratización del conocimiento”.

Por cierto, la UNER ofrece el Campus Virtual como espacio académico donde confluyen cursos y carreras de todos los niveles para favorecer esos procesos de estudio.

–¿Cómo fue ese proceso?

–En el caso de UNER, las primeras experiencias surgen del pregrado con tecnicaturas que rápidamente fueron muy bien recibidas por estudiantes de todo el país. En los últimos años el posgrado se hizo eco de estas posibilidades que los nuevos entornos virtuales ofrecen proponiendo instancias de cursado semi presenciales o bimodales, atendiendo a esa flexibilidad anteriormente marcada tan necesaria para quienes trabajan y estudian al mismo tiempo. Creemos que aún debemos avanzar con la virtualización de más propuestas de posgrado ya que esta modalidad potencia y amplía las oportunidades de formación.

Co-construir conocimiento, una de las potencialidades que Roxana Puig reconoce en las nuevas tecnologías.

MOMENTOS

–¿Comparte que lo que en un momento era un gesto casi de vanguardia de parte de profesores y profesoras de mente abierta se ha convertido en una necesidad de interacción con las nuevas generaciones?

–Totalmente, en una sociedad conectada y altamente mediatizada las tecnologías no forman parte de una “moda” sino que funcionan más bien como una infraestructura clave para el desarrollo de la misma. Hoy se habla de sociedades de la información o sociedades del conocimiento, de procesos de convergencia de conocimientos y tecnológicas que suponen nuevas competencias para acceder y participar en ellas, desafíos que deben interpelar a la universidad en su conjunto para interactuar con las nuevas generaciones.

–¿Cuál es la oferta de la UNER en esta materia, vista en perspectiva?

–En estos 25 años hemos trabajado sin pausa en la formación de docentes para el desarrollo de la modalidad, de forma de ofrecer propuestas que aseguren la calidad de la formación. La primera carrera a distancia inició a mediados de los 90´, fue la Tecnicatura en Control Bromatológico, de la Facultad de Bromatología; unos años después la Facultad de Ciencias de la Salud implementa los Ciclos de Complementación Curricular para las Licenciaturas en Enfermería e Instrumentación Quirúrgica, totalmente virtuales. Hoy tenemos carreras bimodales en todos los niveles.

En este sentido, recientemente aprobamos el Sistema Institucional de Educación a Distancia, un espacio integrado para el desarrollo y consolidación de la modalidad entre las unidades académicas. Porque en todas se está trabajando para ofrecer carreras con estas características.

Es especialmente importante señalar que tenemos una Especialización en producción de contenidos y ambientes digitales educativos, en la Facultad de Ciencias de la Educación, que está orientada a la formación de docentes para la modalidad.

 

LUGARES COMUNES

–Un prejuicio puede llevar a pensar que las carreras vinculadas a ciencias sociales y humanas están más abierta a la incorporación de TICs, ¿qué pasa en realidad?

–En UNER ese proceso de incorporación de TIC se ha dado indistintamente, carreras de diversos campos del conocimiento han desarrollado propuestas mediatizadas con tecnologías. Hay experiencias tanto de docentes que trabajan en carreras virtuales como en carreras presenciales que utilizan la virtualidad como estrategia complementaria, que participan en proyectos de innovación o desarrollan experiencias para sostener las trayectorias de los estudiantes o apoyo a la presencialidad. En las ingenierías, por ejemplo, que han realizado experiencias interesantes en el uso de las aulas virtuales y en las redes para compartir materiales y en el uso de tecnologías más específicas para promover el aprendizaje de calidad. Por ejemplo, tanto en Ciencias de la Salud como en Ingeniería, se está trabajando sobre la base de simulaciones, experiencias de realidad aumentada, entre otras herramientas útiles para mediar tecnológicamente el contenido de esas áreas.

–Hablando de prejuicios, hay quienes piensan que las tecnologías frizan el vínculo interpersonal con los estudiantes. ¿Qué piensa usted?

–Creo que las tecnologías hoy están disponibles de manera masiva, la cuestión es cómo se utilizan y con qué fin. Qué motivación hay para usarlas es el punto crucial, ¿simplemente servirán para “bajar” materiales o se propone utilizarlas para desarrollar allí un debate, compartir miradas respecto a algo, socializar experiencias puntuales o co-construir conocimiento? Una tendencia es generar comunidades virtuales entre los estudiantes y docentes para aprender y generar conocimiento de manera colaborativa. Desde esta óptica más que frizar estarían posibilitando, en función de un proyecto común, que nos entendamos y también coordinemos planes de acción articulados. Además, consideramos que la tecnología es una oportunidad para llegar a estudiantes que de otra forma no hubieran accedido a la formación; en ese sentido, nos permite cuidar el vínculo con ellos.

Hay diversas formas de apropiación de las TICs: lo importante es para qué las necesita el diseño pedagógico de cada docente.

 

ENTORNOS

–¿Qué condiciones deben darse para que el recurso sea utilizado en su máximo potencial, tanto del lado del docente, del mensaje a compartir (la clase) y de los estudiantes?

–Las condiciones óptimas exigen una buena planificación y coordinación de las actividades con metas claras y objetivos precisos para que se entienda el sentido del aprendizaje; una vez que esto esté definido, allí aparece una tecnología determinada que apoyará de manera pertinente ese proceso. Aquí es clave entonces una propuesta pedagógica que tenga al estudiante como centro de su organización, la figura del docente en el diseño de la propuesta para su espacio curricular o materia y toda una institución que reconoce la importancia de pensar la formación en la modalidad. El SIED avanza en ese sentido.

–¿Deben capacitarse los docentes en TICs?

–La formación es un engranaje central en tanto es el docente quien debe ser capaz de diseñar el contenido y tomar las decisiones pedagógicas y didácticas para su enseñanza. Hace tiempo apostamos a proponer prácticas innovadoras generando nuevas propuestas, que piensen la enseñanza en nuevos ambientes; para ello es necesario formarse. Hoy asistimos a clases virtuales, clases invertidas, realidad virtual y aumentada, simulación y contextos inmersivos, lenguajes multimediales, narrativas transmedia, dispositivos que apuntan a potenciar el aprendizaje si se sabe cómo utilizarlos. Esto supone entonces nuevas competencias por parte del docente pero también implica el trabajo articulado con los equipos técnicos que asesoren y colaboren en la puesta en línea de las propuestas.

Los docentes de la UNER pueden acceder a formación en TIC de manera gratuita mediante propuestas de distinto tipo: los cursos transversales son ofrecidos por un Programa de Formación Docente en Educación y TIC que se coordina de manera centralizada desde el Rectorado, además las propias Unidades Académicas ofrecen propuestas en el contexto de cada carrera o actividades promovidas localmente.

En todos los casos la meta es asesorar, orientar y guiar al docente en el proceso de virtualización y desarrollo de estrategias educativas y de comunicación. Además, para aquellos docentes que buscan consolidar una formación de posgrado en la temática, se creó recientemente la carrera de Especialización en producción de contenidos y ambientes digitales educativos y que pronto iniciará una nueva cohorte.

 

Herramientas de gestión

–¿Las TICs pueden mejorar la comunicación entre Rectorado y las facultades?

–Las TIC son intrínsecas a todo proceso de gestión que se presuma articulada. Desde los teléfonos institucionales hasta el uso de las salas de videoconferencias presentes en cada una de las unidades académicas, los dispositivos están instalados con un claro propósito: agilizar los procesos de comunicación en la universidad.

El sistema de videoconferencias -como otras herramientas- que hoy nos ofrecen los sistemas de gestión son bienvenidas. Recientemente se realizó la primera reunión de Consejo Superior con el uso de videoconferencia; es un gran avance ya que disminuye los tiempos de traslado, favorece la participación, disminuye el costo de reunión, entre muchas otras ventajas.

Aún estamos en etapa de prueba pero hemos dado un paso importantísimo. No obstante, en los sistemas de gestión que disponemos en la UNER, si bien cuentan con bases de datos centralizadas, la administración se encuentra distribuida.

Nos falta mucho, es verdad, pero estamos avanzando en distintas opciones para incorporar el expediente electrónico, lo que permitirá avanzar también en la transparencia y una mejor comunicación con la sociedad.

Vuelvo sobre un aspecto clave. Si mencionamos el uso del sistema de videoconferencia para establecer reuniones temáticas puntuales, las ventajas de la comunicación digital son claras: flexibilidad, dinamismo, instantaneidad y cero costo de movilidad, entre otras cualidades. Y así con cualquier TIC que mencionemos porque sus ventajas son sumamente recomendables si se las usa eficazmente.

 

Recurso administrativo

–¿Es adecuado el nivel de digitalización de los protocolos y circuitos administrativos?

–Desde hace algunos años la Universidad ha comenzado a trabajar en la digitalización de algunos procesos administrativos testigos. Los mismos incorporan, de forma total o combinado con el formato papel, elementos digitales que tienden a agilizar las tramitaciones y despapelizar el ámbito administrativo. Este camino conduce a la implementación, en un lapso corto de tiempo, del sistema de expediente electrónico, como ya dijimos.

En este mismo sentido también se ha construido una plataforma digital accesible -http://digesto.uner.edu.ar/ en donde se encuentra publicada el cuerpo normativo de la Universidad –Ordenanzas, Providencias– como la mayoría de los instrumentos administrativos, tales como resoluciones, actas y demás.

–¿Qué estrategias se han dado en este sentido?

–Como dijimos, la UNER no cuenta aún con una plataforma integral de gestión administrativa del tipo expediente electrónico. Sin embargo, los equipos correspondientes a la Dirección de TICs, en conjunto con el consorcio SIU, están trabajando en el desarrollo de dicha herramienta, la cual debe articular las funcionalidades de los diferentes sistemas de gestión existentes -Pilaga, Guarani, Mapuche, etc.-. La misma se encuentra en un estado avanzado de desarrollo, incluso en fase de prueba para algunos procesos.

 

En red

–¿Se está en condiciones de poner en línea las bibliotecas de las facultades?

–El acceso a fuentes de información de calidad es indiscutible por lo que se la considera estratégica. UNER está trabajando en esta línea desde hace un tiempo. En principio se comenzó con la digitalización completa de todos sus catálogos para favorecer la consulta virtual de usuarios remotos. Dentro de los servicios de biblioteca a distancia, se ofrece asistencia para acceder a revistas electrónicas y otros recursos de la biblioteca. UNER es nodo de acceso a la Biblioteca Electrónica de Ciencia y Tecnología, correspondiente al Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, que es el portal del conocimiento científico que brinda a los investigadores argentinos acceso a bases de datos referenciales de gran valor para la comunidad científica.

A su vez, habilita los préstamos Interbibliotecarios y ofrece el servicio especializado de referencia Electrónica y la diseminación Selectiva de la Información (DSI) que tiene en cuenta los intereses comunes que presentan los usuarios de información manteniéndolos actualizados sobre las temáticas de interés, entre otras líneas.

Actualmente estamos trabajando para que en el marco de las políticas de acceso a la información pública, se traten las políticas del Repositorio Institucional que recogerá y dará visibilidad a la producción académica de nuestra institución.