27.8 C
Paraná
viernes, enero 17, 2020
  • Política
  • Economía
  • Sociedad
Más

    La pobreza trepó al 32% y hay casi 2,7 millones de nuevos pobres

    Según los datos dados a conocer por el Indec, la pobreza en el país dio un salto significativo en 2018 y alcanzó a un 32% de los argentinos.

    Hubo una suba de más de seis puntos porcentuales con relación a un año atrás y en el período se sumaron casi 2,7 millones de pobres más. La ministra Carolina Stanley brindó este jueves una conferencia de prensa junto a su par Dante Sica y dijo que “es un día triste”.

    eph_pobreza_02_18

    El Indec publicó los números del segundo semestre del año pasado, en base a los relevamientos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), e informó que la cantidad de argentinos pobres el año pasado ascendió a 12.960.000, si se proyecta el cálculo que realizó el organismo estadístico en 31 aglomerados a todo el territorio nacional urbano. Ello significa que en 12 meses 2.680.000 personas se sumaron a la pobreza.

    La cantidad de personas bajo la línea de indigencia son 2.713.533 (un 6,7%), si se proyectan a nivel país. Esto quiere decir que 793.533 personas más tienen problemas severos para alimentarse. En un dato preocupante, la cantidad de chicos pobres de entre 0 y 14 años aumentó de 39,7% en el segundo semestre de 2017 a 46,5% a fines del año pasado.

    Justamente, el gobierno nacional anunció a comienzo de este mes un aumento de la Asignación Universal por Hijo (AUH) de 46% con la venia del Fondo Monetario Internacional (FMI), que en el marco de su acuerdo con la Argentina habilita un gasto de 0,2% del PBI para temas sociales mientras impulsa un fuerte ajuste fiscal y monetario para estabilizar el dólar y la inflación en el marco del Stand-By Agreement por el cual el país recibirá en total US$57.000 millones.

    En el segundo semestre de 2017, la pobreza era de 25,7%, mientras que la indigencia llegaba al 4,8%, siempre para personas no para hogares. En tanto, el dato publicado hoy por el Indec muestra también un avance de la pobreza y la indigencia con relación al primer semestre de 2018. Entonces, la pobreza era de 27,3% y la indigencia, 4,9%. Sin embargo, teniendo en cuenta que el organismo mide la pobreza por ingresos y el mercado laboral tiene una alta estacionalidad, la mejor comparación -que evita distorsiones- siempre es la interanual.

    «Los datos de pobreza muestran un incremento del 39,7% al 47% para el grupo de niñas y niños entre 0 y 14 años, cuando comparamos los segundos semestres de 2017 y 2018. Esto implica que extrapolado al total de la población, hay 5,1 millones de niñas y niños de 0 a 14 viviendo en la pobreza, y aproximadamente 796.000 más que en 2017», afirmó a La Nación Sebastián Waisgras, especialista en monitoreo y evaluación de programas de Unicef.

    «El año pasado fue el peor desde 2002. Son varias las razones de ello: la devaluación del peso fue la más intensa desde ese año, por lo que la inflación se disparó. Ello determinó que la caída del poder adquisitivo fuera la más profunda desde 2002″, afirmó a este medio Daniel Schteingart, investigador del CITRA-UMET. La consecuencia de esto es que la suba de la pobreza por ingresos también fuera la más alta desde 2002, superando a 2014 y 2016, cuando trepó en ambos casos en alrededor de cuatro puntos porcentuales», completó.

    En relación a lo que se puede esperar para los próximos meses, indicó: «El primer trimestre fue muy malo en materia inflacionaria, lo cual limita la recuperación de los ingresos de las familias, que es fundamental para que la pobreza vuelva a ubicarse debajo del 30%. Además, la inflación depende mucho del precio del dólar, de modo que si la divisa continúa su sendero alcista, va a ser muy difícil que la inflación desacelere y que la pobreza vuelva a bajar», cerró.

    Según el índice de pobreza multidimensional que el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) publicó el lunes pasado, casi 1,9 millones de personas se habían sumado a la pobreza en 2018. La metodología de la universidad es diferente a la del índice publicado hoy por el Indec. Para la casa de estudios, es pobre no sólo quien está bajo la línea de los ingresos requeridos para comprar la canasta básico sino aquellos que tienen al menos una carencia de derechos en base a seis dimensiones relevadas.

     

    «Hoy es un día triste», dijo la ministra Stanley

    La ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, afirmó ayer que «hoy es un día triste», tras conocerse que la pobreza dio un salto significativo en 2018 y alcanzó a un 32% de los argentinos. En una conferencia de prensa que brindó junto al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, Stanley sin embargo recalcó la decisión del Gobierno de «decir la verdad, hablar del tema y trabajar todos los días para poder reducir la pobreza y mejorar la calidad de vida de todos los argentinos».

    «El Gobierno nacional trabaja el tema de la pobreza desde cada ministerio y considera la pobreza en todas sus dimensiones», respondió ante la consulta sobre la promesa del gobierno de reducir la pobreza y agregó: «Pobreza cero, más allá de haberlo mencionado en la campaña, tiene que ver con un objetivo, un horizonte, una forma de trabajar».

    Por su parte, Sica aseguró que el Gobierno nacional «confirma y mantiene el rumbo económico» tras conocerse el índice del 32% de pobreza, al asegurar que las medidas adoptadas «van a permitir una recuperación sostenida y un crecimiento mucho más estable».

    «Las acciones y el rumbo que tomamos, correcciones que llevamos adelante y los temas que abordamos para reducir la incertidumbre a través del programa financiero, cambiario y fiscal nos van a sacar definitivamente hacia un sendero de recuperación, aunque sea más moderada pero más estable».

    Ante la consulta de si hubo un reconocimiento por parte del gobierno de fallas en la estrategia para bajar la pobreza, Stanley admitió que lo hecho hasta el momento por el gobierno nacional «no alcanza», pero aseguró que en el Gabinete hay «no solo autocrítica sino revisión de la situación para mejorarla».

    La titular de la cartera social explicó que el índice de pobreza del Indec «se mide por los ingresos del último semestre y toda la crisis vivida el año pasado impactó en ese sentido», en referencia a la pérdida del poder adquisitivo del salario, el impacto de la inflación y cómo la crisis alcanzó a cada una de las regiones.

    Lo más leído