7 C
Paraná
miércoles, julio 8, 2020
  • Política
  • Nosotros
Más

    Kunath insistió con iniciativas sobre armas de fuego y violencia de género

    En una mesa de trabajo legislativo sobre Violencias de género y armas de fuego realizada en el Senado de la Nación, organizada por el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales, la senadora por Entre Ríos, Sigrid Kunath, sostuvo que “debemos contribuir para tener una sociedad más igualitaria y sin violencias”.

     

    La investigación del Inecip hizo foco en los efectos de la tenencia y portación de armas de fuego sobre los femicidios, los suicidios de mujeres, los homicidios y las amenazas. Entre otras cuestiones, revela que el 99 % de los usuarios registrados de armas de fuego son hombres, mientras que 1 de cada 4 femicidios se produce con un arma de fuego. Sidonie Porterie -miembro de la Junta Directiva del Instituto- expresó: “Hay una incidencia que es directa y es real, y es que 1 de cada 4 femicidios se produce con un arma de fuego, sobre lo cual el Estado podría y debería intervenir”.

    La legisladora entrerriana que además de exponer, participó en la organización de la actividad, destacó “el rol de las organizaciones e instituciones especialmente cuando nos traen sus aportes y nos marcan estas cuestiones en nuestras agendas y nos ayudan a sostenerlas, a reafirmarlas, ya que además de los proyectos presentados en el tema, hemos tenido que representar aquellas iniciativas que han perdido estado parlamentario” manifestó.

    Detalló la senadora tres de las iniciativas relativas a la tenencia de armas de fuego y la violencia de género: Explicó que “hemos vuelto a presentar el proyecto de ley que propone la quita del arma reglamentaria para agentes de fuerzas de seguridad, de fuerzas armadas o policiales que hayan sido denunciados por violencia de género o violencia contra las mujeres o violencia familiar”. Recordó que “es un proyecto cuya mirada pretende prevenir el femicidio o las lesiones que un arma de fuego pudiera ocasionar y lo que pretendemos –acotó- es la modificación de las leyes 26.485 y 24.417, estableciendo que frente a la denuncia de violencia de género o familiar de un agente de estas fuerzas, la quita del arma no sea facultativa para la autoridad judicial sino que sea obligatoria, que sea el mismo Estado quien tenga a su cargo quitarles el arma porque fue el propio Estado quien se las otorgó”, argumentó.

    Además puntualizó que en el proyecto se establece que “se debe informar a la superioridad de esta circunstancia y también, que se disponga de inmediato el retiro del arma de dotación y la suspensión temporaria para la tenencia, portación y transporte de armas de fuego y municiones”.

    “Creemos que es necesario legislar con perspectiva de género y obviamente estamos hablando de la existencia de una denuncia y de una situación de mayor peligrosidad que implica la tenencia de un arma de fuego otorgada al presunto agresor por el Estado”, fundamentó Kunath sobre la iniciativa que ya obtuvo media sanción del Senado y perdió estado parlamentario por no ser tratada en Cámara de Diputados, por lo que “la volvimos a presentar este año”, informó.

    “En otro proyecto de ley recientemente presentado planteamos modificar las mismas leyes (26.485 y 24.417) y proponemos que toda vez que el juez o jueza interviniente en denuncias por violencia de género y ante el dictado de medidas cautelares debe requerir a la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac), en forma urgente y dentro del plazo de 24 horas, que informe si el presunto agresor cuenta con Credencial de Legítimo Usuario vigente, autorización para tenencia y o portación de arma de fuego o solicitud en trámite. En todos los casos deberá ordenar el secuestro de las armas de fuego que estuvieren en su posesión, la suspensión temporaria de aquellas autorizaciones otorgadas por la Agencia Nacional y la prohibición temporaria de otorgamiento de nuevas licencias o autorizaciones”, precisó Kunath.

     

    DESARME

    Con respecto al Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego y Municiones, la senadora – presidenta de la Comisión de Seguridad y Narcotráfico de la Cámara alta- informó que es autora de las últimas dos leyes de prórroga y actualmente ha presentado un proyecto para una nueva. “Más allá de que estamos legislativamente cubiertos con el programa de desarme, lo que sucedió en algún momento, es que no hubo ley prorrogando este plan y eso generó que desde el Poder Ejecutivo se dijera que no estaba operativo el plan de desarme por carencia de un marco jurídico que lo indicara. No queremos que esto vuelva a pasar y por eso, presentamos este proyecto con suficiente anticipación”. Este programa vigente desde el año 2007 viene dando “resultados altamente positivos en el desarme de la sociedad civil. Es una herramienta indispensable a la que deben sumarse planes de concientización”.

    En el informe presentado por INECIP se detalla, entre otras cosas, qué pasa con la tenencia de armas de fuego y cuáles son los porcentajes de tenencia entre varones y mujeres, y claramente son los varones los que tienen mayor porcentaje de tenencia. “Estamos hablando de la mirada desde la perspectiva de género y la implicancia que un arma de fuego genera ante este tipo de situaciones. Es un tema que me resulta muy interesante para profundizar y otra cuestión que merece todas nuestras luces de alerta es la temática del suicidio y ver qué es lo que está pasando con la tenencia de armas en la sociedad civil”, destacó la senadora.

    Reflexionó: «Siento que muchas veces frente a esta problemática, si bien existen políticas sostenidas o la incorporación de estos temas dentro de las agendas legislativas o estados provinciales, es urgente e indispensable recrear nuevas estrategias”. Y agregó: “En lo que respecta a la violencia de género y las armas de fuego se trata de intensificar lo que venimos haciendo pero a la vez ser creativos en la mirada y en pensar qué otras cosas podemos ir incorporando y la contribución que podemos hacer desde nuestros lugares para vivir en una sociedad más igualitaria y sin violencias”.

    Mujeres y legislación

    Sidonie Porterie destacó que “siempre han sido las legisladoras mujeres quienes han tomado las demandas de la red y han reproducido esas demandas en la presentación de proyectos de ley importantes y por eso propusimos organizar esta mesa de trabajo”. Desde el Inecip agradeció por poner una vez más en la agenda esta problemática y empujar al Estado a asumir el problema en todas sus dimensiones, pero especialmente teniendo en cuenta el impacto en la violencia de género. “Las invito a redefinir y pensar qué podemos hacer desde acá para traccionar al Estado en adoptar políticas que tengan algún efecto directo en el impacto de las armas de fuego sobre la violencia de género”, remarcó la dirigente del Instituto Nacional.
    Julian Alfie, coordinador del proyecto, explicó que «en esta iniciativa pudimos avanzar con mayor profundidad respecto de qué está haciendo el Estado argentino en la materia y cuáles son las implicancias de las políticas públicas llevadas a cabo por el Estado». De la mesa de trabajo también participaron la diputada nacional Gabriela Burgos y la exlegisladora Margarita Stolbizer, Fernanda Gil Lozano (parlamentaria del Mercosur y exdiputada nacional) y Ana Copes (coordinadora del Comité contra la trata y explotación de personas, secretaria General de la Junta Nacional del PDP y exdiputada nacional), quienes intercambiaron ideas sobre la problemática del ejercicio de la violencia de género con armas de fuego, con el objetivo de alcanzar un consenso sobre posibles ejes de reformas legislativas en la materia.

    Lo más leído