28.5 C
Paraná
lunes, enero 27, 2020
  • Paraná
  • Sociedad
Más

    La Economía del Conocimiento en Entre Ríos es una gran incógnita

    Este lunes 25 a las 17, en la facultad regional Paraná de la Universidad Tecnológica Nacional será presentado en sociedad un proyecto de Ley de la Economía del Conocimiento que ingresará para ser tratado este año en el Congreso. La norma tiene especial significación para las empresas de base tecnológica.

     

    Redacción El Diario | coordinación@eldiario.com.ar

     

    La iniciativa en cuestión, que ya fue enviada al Congreso de la Nación, es presentada como “el fruto del trabajo conjunto” en el que confluyeron el Gobierno Nacional con la Cámara Argentina de la Industria del Software y la Red de Polos y Cústers de todo el país. El propósito es de darle proyección al marco legal de la actual ley de promoción del software.

    La encargada de exponer será, justamente, la directora nacional de Servicios Basados en el Conocimiento del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, la paranaense Pía Giudice. Naturalmente, la actividad es gratuita y abierta para los interesados.

    Al ser presentada, el presidente Mauricio Macri aseguró que lo que se procura es “crear 215.000 puestos de trabajo de calidad y alcanzar los 15.000 millones de dólares de exportación en el año 2030”.

    También afirmó que la intención es potenciar el crecimiento de la Economía del Conocimiento, lo que involucra una serie de actividades productivas que se caracterizan por el uso intensivo de tecnología y que requieren un tipo de capital humano de alta calificación.

    La llamada Economía del Conocimiento abarca la biotecnología y la industria del software, los centros de exportación de servicios profesionales, de investigación y de desarrollo, la nanotecnología y nanociencia y la fabricación de bienes 4.0, pero también la inteligencia artificial, la robótica, la denominada internet de las cosas; y asimismo la realidad aumentada y virtual, las industrias aeroespacial y satelital, la industria audiovisual, los servicios geológicos y de prospección y aquellos relacionados con la electrónica y las comunicaciones.

    La economía del conocimiento involucra a emprendedores particularmente activos.

    DISTANCIAS

    Los especialistas del interior valoran la iniciativa. De hecho consideran que será un paso adelante. El tema para el caso de Entre Ríos es que hay ecosistemas consolidados y nuestra provincia no está entre ellos, por lo que el riesgo a que la distancia se profundice es real. Se suele poner el ejemplo de la ciudad de Río Cuarto, Córdoba, que con unos 160.000 habitantes (la mitad de los que tiene Paraná) cuenta con 200 empresas tecnológicas.

    El Polo Tecnológico de la capital entrerriana tiene cerca de 20 socios que ahora se preguntan qué hacer con las ventajas que generaría esta ley que, al parecer, tiene consenso entre oficialismo y oposición.

    La norma incluiría un adelanto del Mínimo no Imponible que la reforma tributaria prevé para el 2022; un bono de crédito fiscal; disminución en el impuesto a las Ganancias, alivio fiscal para exportaciones; fomento a las nuevas empresas y estabilidad fiscal.

    Este es un universo donde el emprendedorismo tiene un alto valor. Todos buscan inversores para sus proyectos y aprovechan las plataformas a disposición. Pero está claro que un oxígeno como el propuesto puede ayudar a consolidar a las medianas y grandes y, desde esa espalda financiera mayor, a los micro y pequeños innovadores se les puede hacer más sencillo que su producto sea adquirido. Hoy, por cierto, sobran las historias de modestos desarrolladores que trabajan en sus domicilios, en busca del golpe de sus vidas.

    Pero la idea es consolidar el sector y para eso iniciativas como la que se presentará hoy son necesarias.

     

     

    Lo más leído