Policiales

Hernandarias: lo iban a condenar por abusar de una niña, pero desapareció

El dueño de una radio de la localidad de Hernandarias, desapareció este viernes y es intensamente buscado por familiares, personal policial y de la Prefectura, según confirmó la policía a los medios. Allegados de Adolfo “Gatito” Vilches, pedían en las redes sociales ayuda para dar con su paradero.

 

El hombre de 39 años de edad se ausentó de su domicilio este viernes 22 de marzo a las 6 de la mañana, según confirmaron, desde la Comisaría de Hernandarias. Además, explicaron que Vilches, “andaba con problemas legales y sus conocidos dijeron que estaba bastante deprimido”, indicaron desde la dependencia.

Entre los datos que cuenta la policía, mientras el hombre es buscado intensamente, es que a alrededor de las 9 de este viernes, el locutor actualizó su estado de Whatsapp y en el mismo, comunicó sus intenciones de terminar con su vida, confirmaron desde la Comisaría.

Posteriormente, los familiares afirmaron que comenzaron a llamarlo a su celular, pero ya no contestó.

Mientras continúa la búsqueda, se confirmó que el celular de Vilches fue encontrado, alrededor de las 9.30, en la zona del camino costero del puerto de Hernandarias, luego de haberse conocido, la actualización del estado de Whatsapp.

Por tal motivo, familiares, amigos, bomberos, personal policial y de la Prefectura Naval, realizaban intensos rastrillajes en la zona ribereña.

En referencia a los supuestos problemas legales mencionados por fuentes policiales, Elonce confirmó que el hombre desaparecido debía afrontar este viernes un juicio abreviado, tras ser acusado de abusar de una menor.

 

DELITO

Según el servicio de información de la Justicia entrerriana, la audiencia estaba prevista para ayer, a las 14, ante el Juez de Garantías Nº 5, Elbio Garzón. Dicha audiencia de “Remisión a juicio”, era por la causa de “Abuso sexual gravemente ultrajante agravado” por encontrarse a cargo de la guarda de la víctima, una nena de 6 años que padece hipoacusia.

El hombre había sido acusado de abusar sexualmente de la niña entre seis y ocho veces. La acusación destacó que el condenado aprovechó que la madre de la víctima atravesaba un difícil momento en lo personal, circunstancia que era utilizada por el hombre.

 

Con información de Elonce