Home, Judiciales, Paraná, Sociedad

El dueño del carribar apelará para que no lo desalojen

Hugo Núñez, encargado de “Al Paso”, aseguró que su abogado presentará la apelación a la sentencia de primera instancia que dictó la Justicia. Por lo que el plazo de 10 días para abandonar la costanera podría posponerse.

 

Redacción El Diario | coordinacion@eldiario.com.ar

 

“Mi abogado hará una apelación sobre la sentencia de primera instancia y veremos qué pasa con el desalojo”, aseguró este viernes Hugo Núñez, dueño del carribar “Al Paso”, en diálogo con EL DIARIO.

La apelación será para evitar que la sentencia, dictada el miércoles desde el Juzgado Civil y Comercial Nº 7, no quede firme.

 

Ordenaron desalojar el último carribar de la costanera

“Nos desalojan y listo, no nos dan la opción de ir a otro lugar. A los carribares que quedaron en la calle les iban a dar un lugar pero no se lo dieron”, indicó Núñez, ya que en su fallo el juez Martín Furman ordenó que en el plazo de 10 días se debe desalojar el local de comidas ubicado frente al balneario Municipal, tiempo que pospondrá al ser apelada la sentencia.

El juicio de desalojo comenzó en noviembre de 2017, luego de que el gobierno local decidió clausurar y remover a los carribares que estaban instalados en el espacio público.

“Serían siete personas las que quedarían sin trabajo”, resaltó Núñez, dueño del carribar. Foto: Ricardo Holle.

 

SIN TRABAJO

“Tengo una empleada y una hija viviendo en el carribar porque no tienen donde vivir. Y después serían siete personas que quedarían sin trabajo, es gente grande”, comentó el dueño del comedor y recordó cómo llegaron a instalarse en el sector de la costanera: “Durante la gestión de Blanca Osuna nos dejó instalar 10 carribares de los cuales funcionaban tres y la decisión de Varisco fue sacarlos. Nosotros no molestamos a nadie, aparte ese lugar se usaba como playa de estacionamiento”.

 

CONEXIÓN ELÉCTRICA

Al ser consultado sobre la conexión al medidor municipal de energía eléctrica, el comerciante sostuvo: “Cuando Osuna nos trajo nos dio la luz, el agua y a cambio había que pagar un canon, pero en los cuatro años que estuvo nunca nos cobró nada”, y argumentó que “hace 11 años que pago impuestos de la DGI, de eso se encarga mi contador”.