Galería, Home, Judiciales, Paraná, Sociedad

Caso Nahiara: el lunes fiscalía dará a conocer la recalificación del delito

El lunes a las 9 y a las 10, Fiscalía les dará a conocer a Miguel Ángel Cristo y Yanina Soledad Lescano, respectivamente, la recalificación del delito que se les imputa en relación a la violenta muerte de Nahiara Luján Cristo, que tenía dos años de vida. La nueva imputación es Homicidio triplemente agravado por el vínculo, alevosía y ensañamiento.

 

Redacción El Diario | coordinacion@eldiario.com.ar

 

El Ministerio Público Fiscal (MPF) avanza con paso firme en la investigación del crimen de Nahiara Luján Cristo, la niña de dos años que falleció el 7 de febrero como consecuencia del gravísimo cuadro de salud con el que ingresó aquel día al hospital San Roque. Tenía severas lesiones producidas por golpes y quemaduras y un extremo cuadro de desnutrición. Por su muerte están imputados su padre biológico, Miguel Ángel Cristo, y quien era la pareja de éste al momento del hecho, Yanina Lescano. En el inicio de la investigación los fiscales Juan Malvasio y Santiago Brugo les imputaron el delito de Homicidio agravado por el vínculo, que sólo comprende la pena de prisión perpetua. El lunes, tras la postergación de la audiencia que se realizaría este viernes, ambos imputados escucharán la nueva calificación del hecho que les atribuye Fiscalía, que dispuso modificar la apertura de la causa y recalificó el hecho de Homicidio agravado por el vínculo a Homicidio triplemente agravado por el vínculo, alevosía y ensañamiento.

 

COMPLEJO

El proceso presentó varias complejidades desde su inicio. A las versiones contradictorias en sí mismas y entre los relatos que cada uno brindó del contexto en el que se desarrolló el hecho, se sumó la impugnación que realizó la defensa de la mujer respecto de la audiencia en la que prestó declaración indagatoria y a las condiciones en que se encuentra cumpliendo la prisión preventiva que se le impuso. En relación a la primera, Cristo y Lescano realizaron relatos que dejaron muchas dudas, incluso fueron contradictorios respecto de lo que había sostenido instantes antes. Respecto a la segunda, se acusaron mutuamente desplazando la responsabilidad y autoría del hecho, ubicándose en el lugar de víctimas de una manipulación que habría ejercido cada uno sobre el otro.

 

A LA ESPERA

Si bien el proceso que se lleva adelante contra Cristo se ha desarrollado por carriles que no han presentado obstáculos inesperados, el que comprende a la mujer, sí. En este sentido, el derrotero de audiencias que demandó resolver la situación de Lescano respecto de su estado de salud físico y mental el día que prestó declaración de imputada en una audiencia pública es una muestra de ello. A esto se adicionó el recurso de Casación que presentaron los defensores, Patricio Cozzi y Ricardo Bordato, cuestionado la decisión que envió a su defendida a la Unidad Penal Nº6 de mujeres, con prisión preventiva. Los letrados sostienen que, a partir de un informe psicológico psiquiátrico del Equipo técnico del Cuerpo Médico Forense de Tribunales, no podría transitar la medida de coerción en un ámbito de encierro. Los defensores cuestionaron la decisión del vocal Nº 9 del Tribunal de Juicio y Apelaciones, José María Chemes, que hizo lugar a otro informe del Cuerpo Médico Forense que respondió: “Atento a lo descripto, desde el punto de vista del examen físico no existe inconveniente en continuar con el actual régimen en la Unidad Carcelaria”. Aquella presentación aún espera su resolución.

Cristo y Lescano conocerá el lunes la recalificación del delito del que están imputados. Foto archivo El Diario

TRATOS INHUMANOS

A Cristo se le atribuye que “le dio muerte a su hija aprovechándose de la nula capacidad de defensa”, deceso que “se concretó el día 7 de febrero de 2019 a las 22.30 aproximadamente, por una falla generalizada de órganos”. La muerte de la niña se produjo, según la acusación, como consecuencia de que desde el mes de agosto de 2018, “Cristo agredió continuamente a su hija”, a quien “le produjo sufrimientos innecesarios a través de agresiones físicas y tratos inhumanos consistentes en golpes con elementos duros y romos, quemaduras con líquidos de altas temperaturas y cigarrillos, todo ello en la totalidad de su cuerpo; además de no alimentarla directamente, motivo por el cual se encontraba en una estado de desnutrición generalizado”. A Lescano se le endilgó que “entre agosto 2018 y el 7 de febrero de 2019, no realizó comportamiento alguno tendiente a evitar el deceso de la niña teniendo la posibilidad y el deber institucional de hacerlo en virtud de la posición de garante en la que se encontraba producto de la convivencia y del rol de madre sustituta de la niña”.

Caso Nahiara: Cristo está imputado por homicidio triplemente calificado