Entre Ríos, Galería, Home, La Provincia, Paraná, Sociedad

Nación explicó por qué dio de baja al San Roque del programa de cardiopatías

En un comunicado, la Secretaría de Salud de la Nación explicó que dio de baja al Hospital Materno Infantil San Roque, de Paraná, como centro tratante de cardiopatías congénitas porque el programa nacional requiere que se realicen 50 cirugías por año, cuando es un centro de baja complejidad, y durante el 2018 en el nosocomio entrerriano se reportaron siete intervenciones de ese tipo.

En ese sentido, se aclaró que para ser considerado de alta complejidad un centro debe llegar a las 200 cirugías anuales y entre 100 y 200 para mediana complejidad.

 

La Nación dejará de enviar fondos al San Roque para operar cardiopatías

 

“La cantidad de intervenciones reportadas en los últimos 5 años fueron significativamente menores a los estándares requeridos, razón por la cual desde el Programa Nacional de Cardiopatías Congénitas se le dio temporariamente de baja para realizar este tipo de prestaciones”, explicaron los funcionarios nacionales. ”Cabe aclarar que el San Roque mantiene su acreditación como centro referente provincial y percibirá las transferencias financieras del Plan Sumar por el diagnóstico, la atención clínica y el seguimiento de sus pacientes. Desde las áreas técnicas de la Secretaría de Gobierno de Salud se trabaja continuamente con las autoridades de las jurisdicciones para garantizar la atención de los niños que padecen este tipo de patologías y promover que los hospitales vuelvan a recuperar sus estándares que aseguren la calidad de atención que se merecen los niños de nuestro país”, se señaló.

Las cardiopatías congénitas son anomalías en la formación del corazón y sus vasos que se producen en el período de gestación en el útero materno. Es una de las principales causas de mortalidad en bebés, pero si se detectan a tiempo —con una ecocardiografía fetal— los partos se asisten en una maternidad preparada y en los casos de baja y mediana complejidad, las cirugías para tratar estas malformaciones tienen una buena probabilidad de ser exitosas.