Internacionales, Mundo, Política

Venezuela: Guaidó convoca a movilizaciones populares

El jefe del Parlamento venezolano y proclamado presidente interino, Juan Guaidó, reconocido como presidente de Venezuela por medio centenar de Gobiernos, llamó este domingo a manifestarse hoy en todo el país ante su inminente regreso luego de una gira que lo llevó a cinco países de Latinoamérica.

“Convoco al pueblo venezolano a concentrarse, en todo el país, mañana a las 11 de Caracas (las 12 de la Argentina). Atentos a las redes oficiales, estaremos informando puntos de concentración”, indicó el líder opositor en su cuenta de Twitter.


El sábado Guaidó se reunió con el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, en la Base Naval de Salinas, en la provincia sureña de Santa Elena, quien le trasladó el respaldo de su Gobierno para que regrese la libertad y la democracia a Venezuela.

“Estamos dispuestos a convertirnos en quienes ayudemos a que por fin en Venezuela vuelva la libertad y la democracia”, dijo el mandatario ecuatoriano tras su audiencia privada con el venezolano.

Guaidó tenía previsto ayer abandonar Ecuador y regresar a su país después de concluir una gira por Argentina, Paraguay, Colombia y Brasil en busca de apoyo político.


El pasado 23 de enero Guaidó se adjudicó las competencias del Ejecutivo venezolano como presidente encargado al considerar que Maduro usurpa el cargo y cosechó el reconocimiento de medio centenar de países, entre ellos Ecuador, Argentina, Brasil, Colombia y Chile.

Guaidó abandonó Venezuela el pasado día 22 burlando una prohibición de salida del país que le dictó la Justicia por estar incurso en una investigación relacionada con su proclamación como presidente encargado, algo que el Supremo no avala pues reconoce solo a Nicolás Maduro como jefe del Estado.

En su discurso del sábado Guaidó urgió a los funcionarios venezolanos a tomar parte en las protestas convocadas e informó sobre una amnistía a los uniformados que dejen de cooperar con el chavismo y a los que les aseguró que no les pide que se “subleven”.

La Unión Europea (UE) avisó que cualquier acción que pudiese poner en peligro “la libertad, seguridad o integridad personal” del líder de la Asamblea Nacional de Venezuela, incrementaría la tensión y merecería ser condenada.

Estados Unidos utilizó un lenguaje más duro aún, ya que dijo que habrá “serias consecuencias” si apresan a Guaidó. La secretaria de Estado adjunta, Kimberly Breier, advirtió que su gobierno no tolerará una eventual prisión del dirigente, con quien se reunió en Brasilia. “Sería terrible para el régimen si lo detiene; si lo hace tal vez sea el último error que cometa el régimen porque habría una pronta reacción de la comunidad internacional”, destacó.

El regreso de Guaidó supone un reto para el régimen de Nicolás Maduro, quien deberá decidir si arrestarlo y provocar una fuerte reacción internacional o dejarlo entrar tranquilo, socavando la autoridad del poder judicial.

“Viene con más apoyo internacional, respaldado por Estados Unidos y su amenaza de actuar más fuertemente si lo tocan. Pero corre el riesgo de una detención o ataques a su integridad física”, comentó el politólogo Luis Salamanca.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y la Fiscalía General, aliadas del gobierno, abrieron investigaciones contra Guaidó, acusándolo de “usurpación” de funciones y dictaron, además del impedimento de salida, el congelamiento de sus bienes. No obstante, hasta ahora no ha sido acusado formalmente.

El opositor había reiterado que regresaría a Venezuela “a pesar de las amenazas”. Estados Unidos y los países del Grupo de Lima (Canadá y 13 países latinoamericanos) han expresado su preocupación por la seguridad de Guaidó a su regreso al país.

Guaidó, de 35 años, se autojuramentó el 23 de enero luego de que el Congreso declarara a Maduro “usurpador” por asumir el 10 de enero un segundo mandato que -como gran parte de la comunidad internacional- considera ilegítimo y originado en una reelección “fraudulenta”.