30.6 C
Paraná
viernes, enero 27, 2023
  • Cultura
  • Muy
Más

    Maru Figueroa: presencia de música  entrerriana para celebrar el chamamé 

    La guitarrista participó especialmente invitada en la 32° Fiesta Nacional del Chamamé 18° del Mercosur y 2° Celebración Mundial. La artista paranaense se presentó el domingo 15 de enero, en la jornada de cierre del encuentro, con un repertorio de composiciones de autores entrerrianos.

     

    REDACCIÓN / [email protected]

    Un artículo publicado en EL DIARIO, en 2002 daba cuenta de su primer recital. Aún estudiaba en el Nivel Medio de la Escuela de Música, Danza y Teatro. Tenía 15 años y hacía siete se dedicaba al estudio del instrumento.

    Dos décadas transcurrieron de aquel momento y María Eugenia Figueroa continúa creciendo humana y profesionalmente en la senda que le marcaron maestras como Beatríz Sánchez y Silvina López.

    Recién llegada de Corrientes la 32ª Fiesta Nacional del Chamamé, 18° del Mercosur y 2° Celebración Mundial que se realizó con el lema Chamamé para un mundo nuevo, la guitarrista se muestra exultante. El domingo 15 de enero participó especialmente invitada, de la grilla del Festival.

    Su sonrisa ilumina la mañana y da cuenta de su estado de ánimo cuando cuenta que llegó a presentarse al escenario de ese encuentro por segundo año consecutivo.

    “Estoy muy contenta”, acepta en la entrevista con EL DIARIO. “Empecé el año muy bien y con un desafío importante para todo artista subir, como lo es presentarse en el escenario Osvaldo Sosa Cordero, ante 15 mil personas”.

    “La verdad es que en esta ocasión la pasé muy bien y me divertí mucho”, dirá en un momento sobre la experiencia. Y destacará la calidad del público “muy atento y receptivo”.

    “Me correspondió actuar luego de Teresa Parodi, en medio de un clima muy lindo. Pude disfrutar de las cosas que más me gustan”, señala.

    La artista, sobre el escenario de la 32a Fiesta Nacional del Chamamé, el domingo 15 de enero, donde interpretó un repertorio con composiciones de autores entrerrianos. Fotos: Juliana Faggi. EL DIARIO

    “Me propuse compartir un repertorio de música instrumental, así que empecé con dos piezas solistas. Y después me di el gusto de hacer una segunda parte grupal, que es algo que me atrae mucho”, añade.

    Para esta segunda parte invitó especialmente a la flautista Chela Martínez y luego agregó un tema más en el cual sumó a Belén Arriola, violinista correntina con quien trabaja desde hace un tiempo.

    Sobre el repertorio, Eugenia eligió combinar nombres célebres con otros menos conocidos. “Mi propuesta es compartir siempre música entrerriana, en este caso con composiciones de Jorge Méndez, Abelardo Dimota y luego del repertorio contemporáneo, de personas de mi generación que son Diego Espíndola y Pajarito Silvestri”. La actuación concluyó con un tema escrito por la guitarrista, un rasguido doble que tituló “Rasguido viajero”.

    DIVERSIDAD E INCLUSIÓN

    “Respeto mucho a la fiesta, que tiene una escala internacional, que se proyecta al mundo a partir de la declaración del Chamamé como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO”, reflexiona Maru.

    Y acota: “Es cierto que el repertorio es muy abarcativo e incluye artistas de muy diversa procedencia y trayectoria. Creo que si la propuesta no fuese así de amplia la propuesta, sería difícil para mí haber hallado un lugar en la grilla”.

     

    Por otra parte, destaca que se trata de una fiesta que desde que se sancionó, cumplió con la Ley de cupo, establecida por el Instituto Nacional de Música (INAMU).

    “Eso permite que alguien como mi caso, mujer y solista, que interpreta música instrumental y no cantada, sea incluida en un espacio en el cual antes no tendría cabida”.

    “Celebro formar parte de esta fiesta”, agrega la docente e integrante del Movimiento De Costa a Costa, “es una oportunidad para que decenas de miles de personas se acerquen a la propuesta de artistas de muchos lugares, conocidos o no como es mi caso, y nos presten oídos”.

    En ese aspecto resalta: “Siempre hay alguien que tiene ganas de escuchar lo que uno lleva”.

    Con madurez y temperancia, María Eugenia acepta que “transitar estos escenarios no es una consagración”, sino sólo “una puerta para transitar otras experiencias”.

    “Hay tanta gente haciendo chamamé en el mundo que tener esa oportunidad es algo muy valorable”, asegura. Y resalta que “esta fiesta ofrece un gran escenario, un marco de público multitudinario y la posibilidad de múltiples canales de difusión, lo cual es muy importante y lo valoro”.

    ANTE UNA NUEVA ETAPA

    Para la guitarrista, 2023 será “un año intenso de conciertos” y marcará el inicio de una nueva etapa en su camino humano y profesional que, por ahora, parece estar lejos de haber alcanzado su techo. 

    En la primera parte espera concretar una gira con presentaciones por provincias del Litoral (Corrientes, Chaco, Formosa), que realizará con apoyo del INAMU.

    El propósito del periplo es “tratar de establecer una red integrada por colectivos y asociaciones que estén trabajando como parte de una cultura que tenga que ver con lo comunitario, con lo popular, y lo autogestivo y con dar circulación a la producción de compositores que no son masivos”.

    A partir de concretar una serie de actuaciones y contactos en distintos puntos, espera generar un corredor de intercambio y circulación artística en el Litoral.

    “Con mucha gente amiga y colegas estamos muy unidos por la música y por un modo de gestión que nos vincula”. A partir de esas pautas, “se trata de establecer puntos en común” y concluye con optimismo: “creo que culturalmente se trata de ir más para el norte de nuestro país y mirar menos para el sur, hacia la gran ciudad puerto”.

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave