30.6 C
Paraná
viernes, enero 27, 2023
  • Deportes
  • Muy
Más

    “Entrenando seriamente, se puede llegar a un gran nivel”

    La escuela municipal de atletismo es un punto de encuentro para los ciudadanos que quieran formarse y trabajar en las disciplinas que esta brinda. El variado grupo contiene a destacadas figuras que entrenan para competir oficialmente. En diálogo con El Diario, Pablo Carussi, unos de los entrenadores a cargo, detalló los puntos más importantes que hacen a la esencia de este espacio.

     

    GARCIA GABRIELA / [email protected]

     

    Este ámbito abierto a todo el público de la ciudad de Paraná, hace más de 20 años que se mantiene en constante desarrollo y busca acoger a todos los interesados en adentrarse en el mundo del atletismo, ya sea con fines básicos de promover su salud o bien, para la formación como futuros atletas que compiten en distintas carreras que se dan a lo largo del año y en diferentes puntos del país.

    Los profesionales que llevan a cabo los entrenamientos, son los profesores  Alejandro Agusti y Pablo Carussi, quienes hace poco tiempo han fusionado la escuela de ciclismo con la de atletismo, para formar el duatlón. Ambos grupos han formado una poderosa cooperadora que busca crecer y brindarle las mejores herramientas a niños y adultos, con un rango de edad que actualmente va desde los cinco a los sesenta y siete años.

    Con varios aspectos que aportan beneficios a la sociedad, también luchan contra dificultades que atentan contra el crecimiento de este ámbito. Uno de ellos, y el principal, es la falta de un lugar físico. Lo que en principio empezó funcionando en el Parque Berduc, hace aproximadamente seis años que se tuvieron que trasladarse hasta el Balneario Thompson para poder llevar a cabo las prácticas.

    El encargado y vocero, Pablo Carussi, mantuvo comunicación con El Diario para poder dar a conocer a un más este espacio, su importancia para la salud de la comunidad, los atletas que se destacan el las disciplinas, que competencias hay como objetivos para este año y la lucha que mantienen para conseguir un lugar propio.

     

    ¿Cómo ejecutan el proceso de trabajar a partir de los objetivos individuales de cada atleta?

    -Los chicos van participando en pruebas que se van poniendo como objetivos a lo largo del año. Hay gente que es muy ordenada y que se pone objetivos a largo plazo o mediano, mientras que otros van viendo el día a día, sobre todo los que recién se inician. La gran mayoría y los que tienen más años en la escuela, es a principio de año cuando se proponen un objetivo y en base a eso los vamos preparando.

    ¿Qué balance dejó el 2022 con respecto al desarrollo del trabajo?

    -El año pasado ha sido bastante productivo. Hay gente en la escuela que está muy comprometida con el deporte y ha hecho un trabajo excelente. Un ejemplo es el de Yamila Alarcón, que ha tenido un crecimiento tremendo y compite en al Triatlón de La Paz. Otro caso es el de Mauricio Escobar, qué ganó varias pruebas generales a lo largo del año y ahora se está preparando para ir al Grand Prix Sudamericano, cómo también otros tantos que se están tomando cada día más en serio los entrenamientos. Aparte hay una gran motivación en estos últimos meses en el grupo, como recién empieza el año y analizando lo que pasó en el anterior, los chicos se han dado cuenta que entrenando seriamente, se puede llegar a un gran nivel.

     

    ¿Cuáles son las competencias más importantes en las que van a participar a lo largo del año?

    -En el 2023 hay varios objetivos. Primero, el de este fin de semana porque Yamila hoy participa por primera vez en la categoría élite del Triatlón de la Paz. Próximamente el grupo de máster va a participar del Gran Prix y los veo más preparados que nunca. Seguido de eso, se hace el Campeonato Nacional de Pista Master en Misiones. Ese será el objetivo principal de los master. Después hay pruebas importantes, como una maratón del Día de la Bandera en Rosario en la que participan cuatro chicos de nuestra escuela. También están los que se van a preparar para el Maratón Ciudad de Buenos Aires, y después todas las pruebas que vayan surgiendo a lo largo del año, que no son pocas. Cada vez el calendario es más complejo.

     

    ¿Qué atletas se destacan o tienen condiciones para explotar a futuro?

    -De los atletas con condiciones hay chicos que por ahí no son tan jóvenes como lo establece la mayoría de los deportes al nivel juvenil. Vemos que en deportes individuales están faltando atletas juveniles. Nosotros no somos la excepción, tenemos tres o cuatro chicos que en categoría juveniles están entrenando bien pero no dejan de ser pocos. A la vez tenemos gente con experiencia de mediana edad, que aunque estén limitadas entrenan a un nivel muy interesante, lo que a corto plazo va a dar sus frutos. Así que también nos abocamos de lleno a que esos chicos, a que se posicionen en las carreras principales de la zona y en los primeros puestos. Eso nos mantiene muy motivados para trabajar con mucha seriedad.

     

    Aportan un gran grano de arena a la promoción de la vida saludable en la comunidad. ¿Qué perspectivas tienen acerca de ello?

    -Sí, la verdad que nosotros dentro de las posibilidades que tenemos, tratamos de hacer lo más serio posible el trabajo. El hecho de haber integrado la escuela de ciclismo con la de atletismo, sumó mucho. A Alejandro Agusti le gusta trabajar muy profesionalmente y eso ha motivado mucho al grupo. Siempre hay falencias, nosotros estamos reclamando hace tiempo un espacio propio, lo cual nos daría la posibilidad de dar un gran salto en cuanto a calidad de entrenamiento y por ende los resultados.

     

    ¿Cuáles son los principales problemas que sufren a partir de la falta de un lugar específico para entrenar?

    -Es una gran falencia que tenemos porque hay que luchar constantemente contra los problemas de la vía pública. Por ejemplo, en las madrugadas de los fines de semana, cuando uno pretende hacer un test o alguna prueba preparatoria, te topas el caos de las salidas de los boliches, que resultan incontrolables. Cada vez estamos más limitados. Lo sufren las tres disciplinas, porque no se puede salir a correr a ningún lugar de manera tranquila y segura. Ahora con pruebas combinadas, el reclamo ha sido más intenso en los últimos tiempos. Hay que sumarle que estamos viviendo el deterioro del complejo ciclístico, que no se renueva y no se mejora. Eso nos desilusiona un poco porque no hay ni siquiera una promesa de que en un futuro no tan lejano, se mejoren esos lugares.

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave