11.8 C
Paraná
jueves, julio 9, 2020
  • Cultura
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    «Green book» logró alzarse con el Oscar a la Mejor película en un gala caracterizada por discursos sobre integración e inmigración

    El film dirigido por Peter Farrelly y protagonizado por Viggo Mortensen y Mahershala Ali se impuso a “Roma”, la otra gran favorita, dirigida por el mexicano Alfonso Cuarón. Rami Malek, obtuvo el Oscar como mejor actor por por su interpretación de Freddie Mercury.

    «Green Book: una amistad sin fronteras», de Peter Farrelly, hizo oídos sordos a las apuestas y los críticos, y se llevó el premio a Mejor Película en la 91ra. entrega de Oscar de la Academia de las Ciencias Cinematográficas de Hollywood.

    Sin embargo, «Roma» y su director, el mexicano Alfonso Cuarón, no se fueron con las manos vacías de la gala: consiguieron la mención como Mejor Película Extranjera, Mejor Director y Mejor Fotografía.

    El premio para “Green Book: una amistad sin fronteras” como Mejor Película supuso también un golpe para Netflix, aunque como casa productora y distribuidora de “Roma” logró consolidar su posición en el mercado cinematográfico “de calidad”.

    Los premios de las categorías más relevantes recayeron en varias películas: “La favorita” y “El vicepresidente: Más allá del poder” llegaron con 10 y 8 nominaciones respectivamente, y sólo se llevaron a casa una estatuilla cada una.

    “Roma”, que también tenía 10 candidaturas, consiguió tres premios: mejor director, mejor fotografía y mejor película en idioma extranjero, todos para Alfonso Cuarón.

    “Nace una estrella”, la remake del clásico de 1937 dirigida por Bradley Cooper, también tenía 8 nominaciones y sólo consiguió el premio a la mejor canción, para la poderosa voz de Lady Gaga en “Shallow”.

    Mensajes significativos

    Pese a que la favorita era la cinta producida por Netflix, «Green Book…» cumplió con el presagio: de los anteriores diez Oscar, ocho los habían ganado los filmes elegidos por el Sindicato de Productores de Hollywood, asociación que se había inclinado por la historia de Farrelly en esta temporada.

    Sin un anfitrión tras 30 años, la Academia le dio más tiempo a los ganadores y a los presentadores, entre quienes se incluyó por primera vez a personajes ajenos a la industria como la deportista Serena Williams y el guitarrista de Rage Against The Machine, Tom Morello.

    En una gala signada por discursos a favor de la inmigración y la integración, Cuarón agradeció a la Academia por «reconocer a una película que gira en torno a una mujer indígena y empleada doméstica, que como miles en el mundo no tiene derechos». «Como artista nosotros tenemos que ver donde otros no miran», concluyó el director que ya había ganado un Oscar en 2013 por «Gravedad».

    Spike Lee, ganador del Oscar a Mejor Guión Adaptado por «Infiltrado del KKKlan», sentenció: «Hace 400 años fuimos robados de África y nos trajeron como esclavos para trabajar la tierra. No veían la mañana ni la noche», dijo. Vestido de púrpura, en homenaje a Prince, pidió tomar decisiones «morales» en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2020 y cerró con una mención a su película más renombrada: «¡Hagamos lo correcto!».

    Rami Malek, al recibir el premio como Mejor Actor, resaltó su condición de hijo de inmigrantes egipcios y recordó a su padre fallecido.

    En ese sentido, un elemento común entre varias de las producciones premiadas es el tratamiento de la problemática negra en Estados Unidos.

    Sorpresas

    En cuanto a los premios en sí, la primera sorpresa de la noche fue en la categoría Mejor Película de Animación: «Spider-Man: Un nuevo universo», producida por Sony Pictures, rompió con la hegemonía de los últimos siete años de Disney y Pixar, empresas asociadas que dominaron la escena hasta hoy.

    Por el contrario, como marcaban las apuestas, la estatuilla para Mejor Actor de Reparto fue para Mahershala Alí por su papel en «Green Book…», quien repitió lo obtenido en 2017 por «Luz de luna» y pronunció un discurso en el que convocó a «esforzarse para salir adelante».

    Las comediantes Amy Poehler, Tina Fey y Maya Rudolph, en la entrega de la estatuilla a Regina King por su papel en «Si la calle Beale hablase», realizaron chistes sobre la construcción del muro en la frontera México y Estados Unidos.

    Lo mismo hizo el actor español Javier Bardem, al presentar la Mejor Película Extranjera, aunque en un tono más solemne: «No hay fronteras ni muros que frenen el talento».

    En el mismo sentido, el actor Diego Luna afirmó: «Ya se puede hablar español en los Oscar», y su compañero de presentación, el chef español José Andrés pidió tener «compasión a las personas que parecen invisibles, como los inmigrantes, que mueven a la humanidad hacia adelante».

    El momento cómico de la noche fue cuando Mike Myers y Dana Carvey, actores de la icónica «El mundo de Wayne», presentaron el trailer de «Bohemian Rapsody…» asegurando que el filme que protagonizaron en 1992 los asociaba al clásico de Queen, que, justamente, hizo famosa a su película.

    El premio a Mejor Documental fue para «Free Solo», de Jimi Chin y Elizabeth Chai Vasarhelyi, quien agradeció a National Geographic por contratar a mujeres y negros, en otra referencia a la «integración».

    Al comienzo de la gala, Queen, con Bryan May y Roger Taylor, junto a Adam Lambert en la voz, fueron los encargados de un popurrí que incluyó clásicos como «We Will Rock You» y «We Are The Champions», con una proyección de Mercury en la pantalla de fondo y aplausos de pie.

    La biografía de Mercury ganó cuatro de las cinco categorías que le tocó competir: Mezcla de Sonido y Edición de Sonido, Montaje -gracias a la secuencia final del show en el Live Aid- y Mejor Actor, convirtiéndose en la película más premiada de la noche.

    Presencia mexicana

    Alfonso Cuarón ganó por segunda vez el Oscar como mejor director. Al obtener el galardón, el realizador prolonga la hegemomía mexicana en esa categoría, donde los realizadores aztecas ganaron en cinco de las últimas seis entregas.

    Este es el segundo Oscar como director para Cuarón, que previamente lo había ganado en 2014 con «Gravedad», inaugurando una «serie mexicana» en la que se anotaron Alejandro González Iñarritu («Birdman» y «El renacido» en 2015 y 2016) y Guillermo del Toro («La forma del agua», en 2018).

    Alfonso Cuarón, nacido en 1961 en Ciudad de México, es uno de los cineastas mexicanos más respetados y laureados de la actualidad, quien debutó en 1991 con «Sólo con tu pareja», que le sirvió como carta de presentación para cuatro años más tarde dirigir «La princesita» y luego, «Grandes esperanzas» -ambas en Estados Unidos-, antes de volver a su tierra y consagrarse con «Y tu mamá también», en 2001. El éxito fue inmediato y catapultó nuevamente a Cuarón para volver al cine industrial y dirigir en 2004 «Harry Potter y el prisionero de Azkabán». Luego, tras siete años de ausencia como director reapareció con «Gravedad», esta vez en el espacio lejano.

    En «Roma», Cuarón prefirió regresar por sus fueros y muy particularmente a su propia historia de vida, en aquellos años previos a su carrera cinematográfica, una mirada que resulta superadora porque escruta a la sociedad mexicana.

    Mejores actuaciones

    La británica Olivia Colman conquistó el Oscar a mejor actriz Protagónica por su papel como la caprichosa e infantil reina Ana de Estuardo en «La Favorita», del director griego Yorgos Lanthimos.

    Nacida en Norwich en 1974, Colman llegó a la gala realizada en el Teatro Dolby de Los Ángeles con 19 años de actividad delante la cámara a cuestas, además de una importante trayectoria en series de televisión.

    En el filme de Lanthimos, la actriz que interpretará a Isabel II en la próxima temporada de «The Crown» no sólo genera risas, sino que además puede transmitir desesperación y desesperanza al momento de relatar las penurias de perder a su esposo, sus embarazos o bebés recién nacidos.

    Por su parte Rami Malek, el protagonista de la serie “Señor robot” y que llegó a la nomiación del premio por su interpretación de Freddie Mercury, ganó el Oscar como mejor actor. El actor estadounidense por encarnar al cantante y lider de Queen en «Bohemian Rhapsody: La historia de Freddie Mercury» y coronó así una carrera ya consagrada por su protagónico en la serie «Mr. Robot».

    Sorpresa

    La entrega del premio, como Mejor película de Animación, a «Spider-man: un nuevo universo» fue una de las sorpresas de la jornada, ya que la distinción permitió romper la hegemonía de Disney Animation y Pixar en la categoría.

    Con este reconocimiento, la cinta producida por Sony Pictures confirmó su amplio favoritismo, ya que en el último mes y medio recolectó todos los galardones importantes de la temporada de premios, entre ellos el Globo de Oro, el Critics’ Choice, el del Sindicato de Productores y el BAFTA.

    Así como en 2011, con el Oscar para «Rango», las dos compañías que funcionan bajo el paraguas de la Walt Disney Company se quedaron con las manos vacías.

    Lo más leído