21.9 C
Paraná
viernes, enero 27, 2023
  • Policiales
  • Muy
Más

    Reconoció que estafaba con servicios de lunch que no cumplía

    El imputado suscribía contratos bajo la firma del emprendimiento de servicio de lunch «Sabores», comprometiéndose a cumplimentar con un servicio integral para eventos a realizarse en una fecha a futuro, programada al momento del contrato. Tras recibir las sumas de dinero acordadas, bloqueaba el celular y no cumplía con las obligaciones por las que se había comprometido.

     

    Redacción EL DIARIO / [email protected]

     

    La jueza de Garantía de Paraná, Elisa Zilli, dictó un cuarto intermedio para analizar el acuerdo de juicio abreviado que le presentaron el fiscal, Juan Francisco Malvasio, y el defensor, Carlos Daniel Antico, que defiende a Sergio Gustavo Aguilar, alias Curucho, de 57 años, oriundo de Bovril, que fue imputado del delito de Defraudación mediante abuso de confianza, en relación a 19 hechos concursando en concurso real, en calidad de autor. Entre los damnificados, se encuentran alumnos de sexto año de una escuela de San Benito, que lo habían contratado en diciembre de 2018 para la fiesta de egresados.

    Zilli deberá resolver si decide homologar el acuerdo, consistente en la pena de tres años de prisión de cumplimiento condicional y accesorias legales por igual tiempo de la condena; más el pago de 1.500.000 de pesos en favor de los damnificados en autos. En este sentido se acordó que 170.424 pesos que fueron secuestrados al imputado en el allanamiento del lugar en donde se hallaba y se produjo su detención, serán imputado al pago de la reparación mencionada.

    Así, la suma que Aguilar deberá desembolsar será de 1.329.576 de pesos. Las partes acordaron autorizar a que el imputado abone aquella suma en cuotas de mínimo 60.000 pesos por mes, que comenzará a cumplir a partir de enero de 2023, entre el 1 y el 10 de cada mes. Las partes destacaron que aquel importe deberá ser trasladado a cada perjudicado mensualmente de manera proporcional a su perjuicio. Asimismo, acordaron también que “el incumplimiento de un solo pago es condición suficiente para revocar la condicionalidad de la pena impuesta”.

    Como la pena acordada, de ser homologado el acuerdo, será de cumplimiento condicional, el imputado deberá cumplir con pautas de conductas por un plazo de tres años, entre las que se encuentra realizar trabajos no remunerados en favor del Estado o de instituciones de bien público, fuera de sus horarios habituales de trabajo, por el término de 96 horas anuales; obligación de concurrir una vez por semana a la comisaría de la jurisdicción de su domicilio a fines de dar cuenta de la continuidad del mismo, hasta el pago íntegro de la suma de dinero acordada como reparación económica; cumplimentar en tiempo y forma el pago de la reparación, conforme surge acordado del presente, siendo el incumplimiento de un solo pago condición suficiente para revocar la condicionalidad de la pena impuesta.

    Aguilar cometía los hechos siguiendo una misma modalidad: ofrecía el servicio de catering, según la acusación, “a sabiendas en todo momento de que no cumpliría con lo pactado”; y “una vez abonada por el co-contratante la totalidad del dinero”, bloqueaba su número de teléfono y no respondía a ningún nuevo intento de contacto y dejaba “sin cumplir con ninguna de las obligaciones por él asumidas previamente, causando de esa manera un perjuicio patrimonial al denunciante”. Entre los servicios que ofrecía se mencionó “el alquiler de salón, servicio de comida, mesa dulce, DJ y todas las autorizaciones necesarias a tal fin”.

    Cronología

    Según la acusación, los hechos fueron cometidos en octubre de 2017; diciembre, dos hechos, junio, julio y agosto de 2018; y en enero, dos hechos, febrero, dos hechos, abril, agosto, septiembre, dos hechos, noviembre y diciembre de 2019.

    Padres denunciaron que fueron estafados en una fiesta de egresados

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave