21.4 C
Paraná
viernes, febrero 3, 2023
  • Cultura
  • Muy
Más

    Renovado, Baúles andariegos ofrece un tesoro a las infancias

    La lectura es mucho más que acceder a un universo de información. Es también disfrutar y crecer con el contenido de cada página recorrida. A ese camino, que es a la vez personal y colectivo, hacen su aporte los Baúles Andariegos, iniciativa que esta semana fue relanzada y cobra impulso tras la firma de un nuevo convenio entre el HCD, la Editorial Municipal Paraná y la Universidad Nacional de Entre Ríos.

     

    CARLOS MARIN

    [email protected]

    Promover la lectura y poner en valor el libro como dispositivo transmisor de cultura, educación, y también de la historia y la diversidad de los pueblos. Ese es el núcleo de una iniciativa que, desde hace dos décadas, realiza su aporte a la formación de nuevas generaciones de lectores.

    Se trata de los Baúles Andariegos, proyecto que pasó a formar parte de las políticas culturales de la ciudad a través de la Ordenanza Nº 10.053, de Promoción y Difusión de la lectura en Paraná.

    La norma, sancionada el 19 de septiembre pasado y promulgada por decreto No 2.496 el 11 de octubre, cobró visibilidad esta semana con la firma de un convenio entre los actores institucionales implicados.

    “Nuestro objetivo es que las niñas y niños puedan ver y vivir esa magia de escuchar un cuento narrado y ver cómo estimula la imaginación y la creatividad. Recuperar estos hábitos nos parece fundamental”, afirmó la viceintendente, Andrea Zoff, tras firmar el convenio de colaboración.

    Para directivos y responsables de organismos y áreas involucradas en este paso adelante, “relanzamiento” es la palabra en la que coinciden para caracterizar el momento.

    Es que, a diferencia de lo estipulado anteriormente con ordenanzas que fueron derogadas, a partir de ahora, este dispositivo de promoción de lectura propone convertirse en un programa permanente que materializa políticas municipales de promoción a través de bibliotecas ambulantes a lo que suma dos instancias anuales como puntos nodales para convocar público infantil de todas las edades: la semana de la lectura y la feria del libro Paraná Lee.

    Se trata de la apuesta más relevante para que esta iniciativa concrete un salto cualitativo desde que, en 2002 se firmó el primer acuerdo entre la Universidad Nacional de Entre Ríos y el Concejo Deliberante de Paraná.

    Un objetivo es promover la lectura y poner en valor el libro como transmisor de cultura, educación, y también de la historia y la diversidad de los pueblos.

    CRECIMIENTO

    De acuerdo al documento firmado el lunes por Andrea Zoff como  presidenta del Concejo Deliberante, el rector de la Universidad Nacional de Entre Ríos, Andrés Sabella, y el director de la Editorial Municipal Paraná, Julián Stoppello, el HCD impulsará también un crecimiento en la cantidad de títulos y bibliotecas, ya que comprometió al cuerpo legislativo a concretar la donación de dos nuevos baúles andariegos repletos de libros que serán construidos artesanalmente por trabajadores de la Dirección de Servicios Generales. Ese patrimonio se sumaró a los tres cofres ya existentes y en circulación.

    Además, se adquirirán elementos y materiales que servirán para la actividad lúdica que se lleve adelante, tanto en el espacio de promoción de la lectura “Rosa y Dorada” -sede de la Editorial Municipal- como en el abordaje itinerante en los distintos barrios de la ciudad; y también, la contratación de tres personas que ya fueron elegidas oportunamente por la Editorial de la Universidad de Entre Ríos y que serán las encargadas del desempeño del Programa.

    Tanto Stoppello como Gustavo Martínez -director de la Editorial de la UNER- refuerzan la idea: “relanzamiento”, es la palabra que expresa este avance.

    Desde que nació, poco después del año 2000, el programa Baúles andariegos han recorrido la ciudad con actividades que llevan los textos al encuentro de la gente.

    Este programa, que desde hace 20 años desarrolla la universidad, junto al HCD, es una de las iniciativas que ha perdurado a través de las sucesivas gestiones comunales y que puede señalarse sin duda como exitosa en el campo de las políticas culturales en Paraná.

    Tras la firma del convenio, los representantes de las instituciones participantes coincidieron en resaltar que “no es un tema menor que este trabajo se institucionalice y trascienda las eventuales gestiones, tanto del Municipio como de la Universidad”.

    En ese sentido, el acuerdo es la formalización de un trabajo que “se viene llevando hace muchos años, entre la Municipalidad y la Editorial de la Universidad Nacional de Entre Ríos”, tal como lo señaló Andrés Sabella. Para el Rector de la UNER, se trata de avanzar en la articulación de propuestas que desde la universidad contribuyan a la formación de ciudadanía entre la niñez y adolescencia.

    “Si bien la firma del convenio refleja un momento muy importante, cabe señalar que hace un tiempo venimos realizando actividades en este sentido, sobre todo en el espacio Rosa y Dorada, que es el edificio de la Editorial de la Municipalidad de Paraná, ubicado en la Costanera”, indicó por su parte Stoppello.

    Más baúles, más libros y nuevos elementos para acompañar la propuesta son aspectos visibles de una iniciativa que tiene dos décadas y que aspira a crecer y consolidarse.

    EQUIPO CALIFICADO

    Los baúles son objetos en torno a los cuales giran diversas actividades que confluyen en la promoción y difusión de la lectura. Actualmente estas singulares bibliotecas cuentan con un patrimonio de más de un millar de libros. Para las actividades, se cuenta con dos baules en la sede de la EDUNER y un baul en Rosa y Dorada que es con el cual realizan su tarea semanalmente las integrantes del equipo de promotoras: Adelina Quartino, Noralí Moreyra y Andrea Rut.

    En ese sentido, “un momento muy importante fue una tarea que se encaró al comenzar el programa, no sólo de formar lectores sino también de encontrar esas otras posibilidades que brinda esta propuesta como la formación de promotoras y promotores de lectura”, recordó Martínez a EL DIARIO.

    Estas bibliotecas ambulantes contienen libros muchos de los cuales manifiestan en sus ajadas cubiertas las marcas visibles de un deterioro fruto de “un buen uso intensivo” que los lectores han dado a los volúmenes, aclara Martínez, para quien 2022 fue el año de concretar acciones necesarias para marcar un rumbo cierto y poner en marcha el programa con renovada energía en 2023.

    “Los baúles alojan no solo títulos individuales, sino colecciones completas lanzadas por distintos sellos, siempre destinados al público infantil”, agregó el titular de la EDUNER.

    El público lector en el que pensamos es el de la infancia que está en edad de escuela primaria, indicó Martínez a EL DIARIO. Y destacó que los baúles contienen colecciones completas porque “la idea es que las infancias que se conecten con los baúles tengan la experiencia, para muchos por primera vez en su vida, de acercarse, conocer y emplear una biblioteca”.

    Para el director de la EDUNER, “los espacios que podamos crear para la promoción del libro, la lectura y la animación de la lectura en los más pequeños nos ayuda para construir ciudadanía y además ayuda a formar personas críticas que entiendan mejor sobre sí mismas y su entorno”.

    Por ello, resaltó la atención puesta por el personal involucrado en el programa para seleccionar los títulos y las propuestas de lectura acordes a las distintas edades.

    El programa de promoción y difusión de la Lectura es una de las iniciativas que han perdurado y que cabe destacar dentro de las políticas culturales del Municipio.

    PUNTO DE REFERENCIA

    Por su parte, Stoppello, director de la Editorial Municipal, vinculó la propuesta de Baúles Andariegos con el foco de la tarea que desarrolla el Centro de Promoción de Lectura, Rosa y Dorada, que se inauguró recientemente en la Costanera.  Para el funcionario, el remozado edificio que contiene la sede de la editorial, es “el lugar” para alojar el programa.

    “Lo que percibimos al inaugurar Rosa y Dorada era que se trataba del lugar ideal para trabajar con Baúles”, subrayó el entrevistado, que sabe del programa “desde su inicio”, a través de su conexión con el primer grupo de promotores que trabajaron en el programa entre los que se encontraban Larisa Chausovsky y Alejo Prudkin,

    Para Stoppello, las actividades están ligadas directamente a la función del Centro de promoción y difusión de la lectura, y “colaboran plenamente en la tarea de dotar de sentido al espacio”.

    A la vez, recuerda que Baúles se pensó desde su inicio como un dispositivo para llegar a lugares donde las infancias no tienen acceso al libro.

    “Desde que reimpulsamos este trabajo, ya visitamos varias escuelas y ellas nos visitaron a nosotros en Rosa y Dorada”, y adelantó que se prevé – en forma conjunta con la Editorial de la Universidad de Entre Ríos- la realización, en el mes de abril, de la semana de la lectura, “para que sea una fiesta de la lectura”.

    Entre los establecimientos educativos que ya realizaron actividades con Baúles están las escuelas Pueyrredón y Del Centenario.

    Se trata de instituciones cercanas, “pero la intención es paulatinamente trabajar con escuelas de toda el área urbana que lo soliciten”.

    Para ello, los equipos de conducción escolar interesados deben comunicarse con la editorial previamente para solicitar turno. Las actividades se llevan a cabo en el espacio Rosa y Dorada, por ahora todos los jueves, entre las 13.30 y las 15.30, pero la intención es poder ampliar la frecuencia y la llegada a otros espacios.

    Plazas, centros de salud, vecinales, son, entre otros, algunos de los lugares en donde los directivos de las editoriales se entusiasman en poder llegar.

    Otra línea, plantea llevar adelante un trabajo articulado con bibliotecas populares, en el sentido de un encuentro que ya se concretó con la Biblioteca Popular del Paraná en la inauguración del centro Rosa y Dorada.

    Contacto

    Para solicitar la visita de los Baúles Andariegos o concurrir al espacio “Rosa y Dorada” se debe escribir al correo electrónico [email protected]

    Arquitectura institucional

    “Nos interesa que los baúles sean espacios recreativos; lúdicos y de intercambio. Pero también de construcción de conocimientos”, resaltó Gustavo Martínez. “Lo que encuentro ahora es que hay un impulso decidido a partir de este marco que creo que hace que los baúles van a circular con mucha intensidad a partir de 2023”, dijo el director de la EDUNER. Y consideró que con la firma del convenio se concluyó la “arquitectura institucional” con un diseño que ahora nos permite trabajar enfocándonos en la ejecución.

    El marco de la ordenanza contempla tres dispositivos de promoción de la lectura. La semana de la lectura, que está establecida por Ordenanza y debe realizarse en abril, en coincidencia con el Día Internacional del Libro; la Feria del Libro Paraná Lee y las actividades realizadas con los baúles propiamente dichos en distintos espacios de la ciudad y en el Espacio de Promoción y Difusión Rosa y Dorada.

    Un tesoro

    Las bibliotecas ambulantes, patrimonio de la ciudad, transportan en su interior un contenido integrado por volúmenes con cuentos, novelas, biografías, adivinanzas, letras de rock y de tango. También se hallan publicaciones sobre graffiti pintados en las paredes de Paraná, sobre historia argentina. No faltan los clásicos, y pueden hallarse también diccionarios de imágenes junto a los de la Real Academia, y libros en Braille; todos en cuidadas ediciones.

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave