31.7 C
Paraná
miércoles, febrero 1, 2023
  • Nacionales
  • Muy
Más

    Riesgo país; ¿De qué estamos hablando…. ?

    El tema es complejo, aunque se intenta aportar algunos conceptos para comprender por qué es importante y para qué nos sirve entender este fenómeno. Juan Kamlofsky, docente de la Especialización en Mercados de Capitales de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNER, ayuda en este artículo a echar luz sobre el tema.

     

    Se trata de saber ¿qué es el Riesgo país? A propósito de este concepto, lo primero que debemos comprender es el concepto mismo de riesgo: se dice que analizando el riesgo se aspira a conocer el futuro y predecirlo, apoyados en el pasado. El futuro es incierto, pero a través del análisis de riesgo y del cálculo de probabilidades, podría parecer que lo podemos conocer, predecir y controlar.

    En este marco, el Riesgo país hace referencia a la incertidumbre (futuro incierto) asociada al resultado de una inversión, cuando hago contratos o negocios con empresas o instituciones de un Estado determinado. Se trata de las probables consecuencias negativas referentes al valor de los activos en los que invertí, como consecuencia de alteraciones de estructuras políticas, económicas y sociales.

     

    En el mes de noviembre de 2022, el Riesgo país en Argentina fue de 2589 puntos. No existe unanimidad entre los políticos, los directivos de las empresas multinacionales y los economistas sobre lo que es ni sobre cómo medirlo. Pero algunos de los factores que lo componen son el riesgo político -la posibilidad de quebrantos patrimoniales debidos a la actuación gubernamental o a las fuerzas políticas y sociales del país anfitrión- el riesgo económico financiero -referido al grado de incertidumbre sobre los resultados operativos del proyecto de inversión, como a la incertidumbre asociada a la dificultad de pagar dividendos o deuda contraída para llevar acabo dicho proyecto debido a las características del país-, o el riesgo país estricto, referido a la probabilidad de que, respecto de dicho Estado, el cobro de los dividendos, intereses y/o principal de la deuda se retrase o no sea posible. Es la probabilidad de impago.

     

    En noviembre, el Riesgo país en Argentina fue de 2589 puntos.

    La metodología de medición del Riesgo País, es un instrumento de las finanzas que empezó a utilizarse a principios de los ’90. El indicador de Riesgo país que conocemos a través de los medios de comunicación es elaborado por JP Morgan Chase. El nombre técnico del índice de este banco de inversión es Embi+ (Emerging Bond Index Plus), es decir, Indicador de Bonos de Mercados Emergentes. Sobre cómo calcularlo, se mide por la diferencia de tasa de interés que pagan los bonos denominados en dólares, emitidos por países emergentes y la tasa de interés que pagan los Bonos del Tesoro de Estados Unidos. Esta última se conoce como ´tasa libre de riesgo´, ya que el mercado considera que no hay posibilidad – probabilidad de Impago por parte del Tesoro de los Estado Unidos. Este indicador Embi+ sería comprensivo de los factores antes mencionados.

    En conclusión, este diferencial (también denominado spread) se expresa en puntos básicos (pb). Una medida de 100 pb significa que el gobierno del país emergente estaría pagando al mercado un punto porcentual (1%) por encima del rendimiento de los bonos libres de riesgo, los ´Treasury Bills´.

    Con respecto al mes de noviembre, Riesgo País de Argentina 2429 (puntos básicos) nos indica que a los Bonos en U$S del Estado Argentino el mercado les exige un 24,29% anual, más de rendimiento, sobre los Bonos del Tesoro de EEUU.

    En un contexto de incertidumbre y volatilidad a nivel global, la comprensión del comportamiento de las finanzas y de los instrumentos para medirla, resultan de gran utilidad para toda la ciudadanía, en búsqueda de mayor previsión y previsibilidad de las economías.

     

    *Juan R. Kamlofsky, Contador Público, Especialista en Administración Financiera. Facultad de Ciencias Económicas, Universidad Nacional de Entre Ríos.

     

     

     

     

    BREVES

    Liquidación de los
    agroexportadores

    La liquidación de divisas producto de las exportaciones de cereales y oleaginosas alcanzó los US$ 36.731,5 millones entre enero y noviembre de este año, lo que significó un aumento de 22% en comparación con el mismo período de 2021, y el máximo nivel histórico alcanzado por el sector.

    Así lo precisaron la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan el 48% de las exportaciones argentinas, y que destacaron que, en noviembre, las empresas del sector liquidaron US$ 1.697 millones, que fue un 17% menos que el mismo mes del año anterior pero un 14% superior a octubre último.

    “El ingreso de divisas del mes de noviembre es el reflejo de un mercado de granos afectado por la fuerte sequía y la falta de oferta estable debido a condiciones macroeconómicas”, indicaron Ciara y CEC.

    Además, puntualizaron que “el monto liquidado desde el 2 de enero de 2022 asciende a US$ 36.731.531.339, siendo el mejor año desde que se llevan registros”.

    El complejo oleaginoso-cerealero, incluyendo al biodiésel y sus derivados, aportó el año pasado el 48% del total de las exportaciones de la Argentina, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

    El principal producto de exportación del país es la harina de soja (14,2% del total), que es un subproducto industrializado generado por el complejo agroindustrial de cereales y oleaginosas, que tiene actualmente una capacidad ociosa cercana al 50%.

    El segundo producto más exportado el año pasado, de acuerdo con el Indec, fue el maíz (11%) y el tercero fue el aceite de soja (6,9%).

    Acuerdo salarial con
    los gremios docentes

     

    El Gobierno y los cinco gremios docentes con representación nacional en la paritaria federal acordaron en el contexto de la reactualización convencional anual un aumento salarial del 114%, que permitirá un haber mínimo garantizado de $90.338 en febrero próximo, se informó oficialmente.

    Además, se estableció una mejora del Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid) y por conectividad que alcanzará 12.100 pesos ese mes.

    La Casa Rosada explicó que «el incremento salarial se hará efectivo en tres tramos de $ 81.325 en diciembre, $ 84.500 en enero y $ 90.338 en febrero de 2023».

    En la reunión paritaria también se acordó un nuevo encuentro para febrero y un aumento del Fonid de $ 11.000 en diciembre y de $ 12.100 en enero y febrero del año próximo.

    El acuerdo fue firmado en un acto en el Salón Mujeres Argentinas de la Casa Rosada, con Ctera, UDA, Sadop, Amet y la CEA.

    El presidente Alberto Fernández afirmó que «es una vergüenza que durante cuatro años la paritaria nacional se suspendió, y es imperioso sostenerla para jerarquizar el rol del docente».

    Destacó que está «contento» por «haber restituido» ese mecanismo y advirtió que «debemos hacer que a nadie más se le ocurra que es posible que desaparezca».

     

     

     

    RESUMEN DEPORTIVO

    Lo más leído

    Agroclave